images.jpeg

Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella.
(Joan Baez)

Lo decía en Mayo del 2016: España se ha convertido en tierra abonada de corrupción. Y esa lacra, ese cáncer social, está llegando a lo más profundo de la sociedad.

España ha mantenido una puntuación de 58 sobre 100 en el Índice de Percepción de la Corrupción del 2016 elaborado por la ONG Transparency International. A pesar de esto, se sitúa en el puesto 41 de 176 del ránking y baja cinco posiciones respecto al año 2015. (España está seis puestos por debajo de Botswana !!) Según los datos, España tiene una situación de “corrupción comparativamente alta” en relación a los demás países del euro. Una comparación que, a juicio de Transparency International, es “preocupante” y “manifiestamente mejorable”.

Y es que en España, ya en el Siglo de Oro (periodo entre los siglos XVI y XVII), el Duque de Lerma ejerció el gobierno en nombre de Felipe III destacando como un notorio corrupto. En tiempos más cercanos, en el siglo XIX, la reina regente María Cristina de Borbón (tal vez ahí empieza la saga) se hizo célebre por su participación en negocios turbios que favorecieron el rechazo entre el pueblo y los políticos. Y luego sigue un sinfín de casos que van desde la República y la Dictadura franquista a la posdictadura, en ocasiones llamada periodo democrático, y llegan hasta nuestros días.

Transparency International ha alertado de que la situación de España en cuanto a percepción de corrupción “produce tristeza” porque, a pesar de las inversiones que se hacen en materia de lucha contra la corrupción, “no se consigue que se reduzca seriamente y hasta en ocasiones empeora”.

A mi juicio esa percepción produce mucho más que tristeza, produce auténtica indignación y vergüenza de ser titular de un pasaporte de un lugar que es tierra abonada de corrupción.

Si no peleamos para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabaremos formando parte de ella !!

Docs de consulta:

 

unknown

“Un hombre es pobre no ya cuando carece de todo, sino cuando no trabaja.”

(Charles Louis de Secondat “Montesquieu”, jurista, historiador, filósofo, político)

Cuatro de cada diez personas de entre 20 y 24 años que quieren trabajar no pueden hacerlo por falta de oportunidades. Además, existe una preocupante cifra de más de 400.000 jóvenes de entre 16 y 29 años en total inactividad (es decir, ni estudian, ni trabajan, ni buscan empleo de forma activa). Y centrándose en los datos de desempleo, en esa franja de edad la tasa de paro se sitúa en el 34%.

Una de las causas de esta elevada cifra de desempleo es la falta de formación. Un44% de los jóvenes de entre 16 y 29 años abandona los estudios sin completar la educación secundaria y muchos de ellos ni si quiera consideran retomarlo más adelante. La falta de oportunidades laborales también se da en recién titulados, diplomados y licenciados, principalmente por falta de experiencia laboral y porque la formación que han recibido no se adapta a los requerimientos que demanda el mercado.

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio “El camino hacia el empleo juvenil. ¿Qué puede hacer la empresa?”, presentado por el Observatorio Empresarial contra la Pobreza.

Reducir el desempleo, es una cuestión económica y social. El estudio advierte de que el sector empresarial debe incluir cuanto antes programas que mejoren la empleabilidad de los jóvenes, bien desde su estrategia de negocio, bien desde su acción social, bien desde su posición como lobby. Esto es esencial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) basados en el empleo digno, pero también para que las compañías puedan mejorar en competitividad en el medio y largo plazo.

Los autores denuncian la dureza con que la crisis ha tratado a los jóvenes en lo relativo al empleo, la infrautilización de las becas y los contratos de prácticas, así como el uso inapropiado de determinados modos de contratación, ligados a la contratación temporal. Más de la mitad de los jóvenes ocupados están empleados bajo modalidades contractuales de este tipo; sin embargo, sólo un 7% lo hace con un convenio relacionado con la formación y las prácticas.

La ausencia de empleo tiene consecuencias muy importantes sobre los niveles de vulnerabilidad social de los jóvenes. Así el 58% de los jóvenes desempleados en España se encuentran en riesgo de exclusión social.

Prevenir, reincorporar y reciclar. El informe propone un conjunto de medidas en las que los distintos agentes coordinados –empresa, tercer sector y administración– pueden trabajar para mejorar este escenario:

Prevención del abandono escolar temprano. Según las estadísticas, el abandono escolar suele estar vinculado al desconocimiento y/o impacto que puede ocasionar en el joven a largo plazo el hecho de no finalizar sus estudios.

Reincorporación al sistema educativo. Una buena iniciativa sería la de crear entornos formativos muy distintos a los actuales, más flexibles, de menor duración, orientados y cercanos a la práctica y al desempeño profesional. El informe también recomienda a las empresas con trabajadores sin formación reglada que les ayuden a completarla con políticas de formación.

Transición de la formación al empleo. Se recomienda poner en marcha programas de asesoramiento, de creación de becas y contratos de prácticas, o de fomento del emprendimiento juvenil, entre otros ejemplos. También alcanzar acuerdos con centros educativos, crear titulaciones o centros de formación propios que sirvan también para cubrir las propias necesidades de cada empresa.

Empleabilidad y gestión de jóvenes en especial riesgo de exclusión social. Trabajando de forma conjunta empresa y entidades del Tercer Sector.

Políticos, Administraciones, Empresas, Ciudadanos, ¿qué estamos haciendo para construir un futuro digno para las generaciones que nos van a suceder?

Fuente: “El camino hacia el empleo juvenil. Qué puede hacer la empresa” (Observatorio Empresarial contra la Pobreza – Enero 2017)

Unknown.jpeg

“Las élites se están dando cuenta de que la desigualdad está convirtiéndose en un hecho políticamente peligroso”

(Guy Standing, University of London (SOAS) & Basic Income Earth Network -BIEN-)

¿Qué está pasando? Pues, por una parte, que la globalización y la robotización amenazan con destruir miles de puestos de trabajo ya sean muy cualificados o poco cualificados. Y, por otra, que la forma desigual en la que se reparten los beneficios de la globalización y de los cambios tecnológicos está angustiando a la sociedad.

Las mismas élites se dan cuenta de que las desigualdades no pueden continuar creciendo. Ya empieza a haber reacciones, no siempre bien encaminadas (los populismos). El sistema actual de protección social genera mucha burocracia y hace que algunas personas en lugar de dedicar su tiempo a actividades generadoras de riqueza lo dediquen a buscar cuantas más ventajas mejor de la red de protección.

Que los cambios tecnológicos afectan al mercado de trabajo es un hecho que ha ocurrido otras veces y, al final, a pesar de las personas que han sufrido durante la transición, el cambio ha sido, en general, positivo. Las máquinas nos han liberado de los trabajos más tediosos y que exigían más esfuerzo físico, la productividad ha aumentado y con ella lo ha hecho el nivel de vida. Ahora, sin embargo, hay expertos que opinan que con el grado de automatización que aporta la inteligencia artificial, el escenario puede ser diferente y se pueden perder muchos puestos de trabajo de forma permanente.

Para intentar paliar esa situación, algunos países están planteando la creación de una renta básica universal, y Finlandia es hoy pionera en ello. Ese país va a hacer una prueba piloto, con horizonte temporal de dos años, con 2000 personas escogidas estadísticamente entre los 25 y los 58 años de edad que ya reciben ayudas públicas no contributivas por su situación de desempleados. Cada una de ellas recibirá una renta básica de 560 €/mes sin condiciones. Es decir no deberán demostrar que buscan un empleo, y podrán trabajar a tiempo parcial como temporeros o como autónomos. Tampoco tendrán la obligación de asistir a cursos de formación o mantener reuniones de control y seguimiento por parte de las oficinas de empleo. Paradójicamente  el primer objetivo de la renta básica a la finlandesa es el de fomentar la ocupación. Lo que ocurre en Finlandia es que los parados tienen una gran protección, pero la pierden si cogen trabajos aunque sea a tiempo parcial. Ahora, por ejemplo, en la ciudad de Oulu, tienen muchos parados profesionalmente muy competentes debido a la crisis de Nokia. Al mismo tiempo, hay empresas start-ups que les podrían dar trabajo, a veces a tiempo parcial, pero las cuentas no salen si el parado puede perder la protección social. Con esta situación salen perdiendo la start-up, el desempleado, el estado finés y la sociedad en general.

Esta nueva situación, en la que las sociedades occidentales se van a ver envueltas, genera muchas dudas y preguntas:

  • Si repartimos una renta básica, ¿habrá más personas que trabajarán o crearán empresas o más personas que dejarán de trabajar y malgastaran el dinero en alcohol o drogas? ¿Habrá gente que dejará trabajos poco interesantes y lo aprovechará para obtener una mejor formación y así poder optar a una mejora profesional?
  • Esa renta básica ¿aumentará la creación de pequeños negocios y se convertirá en un colchón amortiguador que permitirá probar suerte con menos riesgo?
  • Esa renta básica ¿frenará la situación actual en la que los beneficiarios de subsidios esquivan al sistema manteniendo los ingresos justo por debajo del nivel que les permite recibir importantes subsidios (por ejemplo la cobertura del 60% del alquiler de la vivienda en el caso finlandés)?
  • La linea entre la responsabilidad individual y la social ¿se hará más imperceptible? ¿Será más fácil “moverse” dentro del sistema en beneficio propio?
  • ¿Provocará esa renta básica un “efecto llamada”?
  • Esa renta básica ¿es sostenible desde el punto de vista financiero a nivel país? (Unos primeros cálculos estiman que a Finlandia le puede costar el 17% de su PIB. Que extrapolado a España obligaría a elevar la presión fiscal del actual 44% hasta el 65%).
  • Y ¿qué hay de las posibles externalidades? ¿Provocará esa renta básica que una parte de los beneficiarios, al tener unos ingresos garantizados, descarte cualquier forma de ocupación laboral? ¿Fomentará esa renta básica el crecimiento de la economía sumergida?
  • ¿Se perderá la consciencia del trabajo como acto enriquecedor para uno mismo y como un servicio, una colaboración, una contribución, para con la sociedad?

No sólo Finlandia está experimentando con la renta básica universal. Suiza ya se ha manifestado recientemente al respecto mediante un referéndum. El senado francés ha aprobado otro experimento y también los tendrán pronto en Canadá y en Holanda.

En cualquier caso el experimento finlandés merecerá ser tenido en cuenta y estudiados sus resultados. Aunque no debemos olvidar la distancia abismal que, hoy por hoy, existe entre el importantísimo sentido de la responsabilidad colectiva que se tiene en  los países nórdicos y el de los países mediterráneos al norte de África.

Más información en:

 

 

unknown

Una pauta para que enseñanza y escuela puedan responder a las realidades de la sociedad poscapitalista es que tienen que imbuir a los alumnos de todos los niveles y todas las edades la motivación para aprender y la disciplina de una instrucción continuada.

(Peter F. Drucker)

Un buen amigo me remite unos comentarios sobre el impacto en nuestra sociedad de la cuarta revolución industrial. Comentarios que comparto y reproduzco con su permiso:

“Ahora hablamos de industria 4.0 o de la cuarta revolución industrial. Hagamos un pequeño repaso: la primera revolución industrial fue la máquina de vapor; la segunda la de la producción en cadena, simbolizada por la producción del automóvil Ford T; la tercera fue la  de los ordenadores y los robots; y la cuarta es la de la combinación de ciertos artilugios físicos (hardware) con software inteligente y que tiene como algunos de sus componentes la fabricación aditiva, el Cloud, el Big Data, el IoT (Internet of Things), los wereables, la ciberseguridad, la realidad aumentada, la Internet industrial o los robots autónomos.

Según Markus Lorenz (Partner & Managing Director of BGC in Munich) en Alemania se perderán 600.000 puestos de trabajo durante los próximos diez años debido precisamente a la cuarta revolución industrial. Pero ésta, por su parte, generará un millón de nuevos puestos de trabajo. La pregunta que se desprende es ¿si no tenemos las habilidades suficientes para subirnos al carro de esa revolución, tendremos alguna  oportunidad? Y aquí Lorenz es relativamente optimista. De la misma forma que los avances en el software han hecho que hasta un niño pueda manejar un iPad, él cree que las tecnologías harán posible que trabajos muy sofisticados puedan ser llevados a cabo por personal que no disponga de una gran formación. Y pone como ejemplo el poder reparar un helicóptero a kilómetros de distancia gracias a que, con un casco de realidad virtual, un sistema experto (humano o artificial) puede guiar al operario en los pasos precisos a dar.”

Con todo, mi amigo y yo, continuamos pensando que la educación, y su adecuación a estos cambios en la sociedad, será clave si queremos evitar los desequilibrios que esa cuarta revolución industrial va a acarrear. Y, a la vista de los intereses de los responsables de la estrategia educativa en España, no parece que los politicuchos de turno estén por la labor.

Fuente: “Industry 4.0: how intelligent machines will transform everything we know”, Markus Lorenz ( https://www.youtube.com/watch?v=uBZmJOHIN8E&feature=youtu.be ).

images

“Más tecnología no es igual a mejores resultados porque el tema es qué tipo de pedagogía estamos utilizando. Si utilizas la herramienta mal, puedes causar más daño que beneficio”

(Francesc Pedró, 2015)

“En un tuit no puede decirse mucho. Esto conduce necesariamente a una mayor superficialidad”

(Noam Chomsky, 2013)

Una entrevista al Dr. Manfred Spitzer publicada en el diario “La Vanguardia”, en su edición del 22 de Octubre de 2016, ha levantado ampollas en la epidermis de una buena parte del mundillo de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación y más de uno se ha rasgado las vestiduras ante las tesis expuestas.

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20161022/411206688578/moviles-y-ordenadores-en-las-aulas-dificultan-el-aprendizaje.html

¡Craso error cometen los fundamentalistas que maldicen al supuesto apóstata! El Dr. Spitzer es un científico (médico, psicólogo y filósofo) que dirige la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm (Alemania) y también el Centro de Transferencia de Conocimientos para las Neurociencias y el Aprendizaje. Sus trabajos y publicaciones avalan un largo camino de estudio sobre la influencia de las nuevas tecnologías, incluida Internet y las redes sociales, en el proceso de aprendizaje. Y lo hace bajo la perspectiva científico-médica del estudio del cerebro humano y de su comportamiento a lo largo de la vida, es decir, a lo largo del proceso de aprendizaje del ser humano. Sus tesis se alinean con otros estudios científicos de diversos grupos de investigación de prestigiosas universidades de toda la geografía (ver Digitale Demenz).

¿Quiere ello decir que de las ideas del Dr. Spitzer se desprende que hay que abandonar el uso de las nuevas tecnologías en el aula? En absoluto. Eso sería tan arriesgado como afirmar que los libros impresos deben desaparecer de las aulas. Aunque halla alguien que así lo postula. La propuesta central de sus ideas se basa, me atrevo a resumir, en la prudencia y en el cuidado escrupuloso con la metodología pedagógica en la docencia.

De hecho el estudio de la OECD de Septiembre de 2015, realizado con los datos de PISA-2012, corroboran las tesis del Dr. Spitzer. Este estudio constata que en los últimos diez años no se ha producido, por término medio, una mejora substancial en los alumnos en cuanto a comprensión lectora, matemáticas o ciencias, en aquellos países que han invertido más en la introducción de las nuevas tecnologías en las escuelas. Las nuevas tecnologías pueden facilitar el aprendizaje pero no garantizarlo. Según el estudio de la OECD aquellos estudiantes que hacen un uso moderado de los ordenadores en la escuela tienden a obtener mejores resultados que quienes hacen un uso intensivo. Los sistemas educativos necesitan encontrar formas más efectivas de integrar la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje para proveer a los educadores de los entornos de aprendizaje que complementen las teorías pedagógicas del siglo XXI y proveer a los niños de las habilidades del siglo XXI que necesitan para triunfar en el mundo del mañana. Si bien es cierto que la tecnología es la única manera de expandir dramáticamente el acceso al conocimiento, para cumplir con los horizontes que prometen las tecnologías los países deben invertir de forma efectiva y asegurarse que los docentes se encuentren a la cabeza del diseño y la implementación del cambio. Y, por supuesto, hacer seguimiento y obtener información empírica para comprobar la bondad, o no, de la decisiones estratégicas tomadas.

¡Estén tranquilos los talibanes! No se deben abandonar las nuevas  tecnologías. Simplemente se debe disponer de la metodología de enseñanza adecuada y ser prudente en el uso de aquellas.

Más información en:

  • “Digitale Demenz” (Manfred Spitzer, May/2013)
  • “Students, Computers and Learning: Making the Connection” (OECD, Sep 2015)

 

unknown

“Carecer de libros propios es el colmo de la miseria.”

(Benjamin Franklin)

Leo con sorpresa y asombro un artículo publicado en diario “el Periódico“,

http://www.elperiodico.com/es/noticias/educacion/escuela-innovadora-obliga-cambiar-libro-texto-vuelta-cole-curso-2016-2017-5364556

en el que aparece el siguiente texto:  “…los libros de texto no dejan de ser un refrito de la realidad y advierten de que, en un momento tan mutante como el actual, en que los estudiantes tienen un acceso permanente a nuevas informaciones, los manuales escolares se quedan en lo elemental, no animan a ir más allá. No personalizan el aprendizaje y, al contrario, encorsetan la manera de dar clases. El libro de texto es visto como un producto del pasado.”

Continuando con la lectura me encuentro con la siguiente afirmación: “La tendencia internacional, apunta a un futuro en que los materiales de trabajo en el aula se encontrarán en plataformas digitales, que conectarán a los estudiantes con las fuentes originales, que les guiarán en el aprendizaje pero sin dictarles cómo tienen que hacerlo.”

No seré yo el que ponga en duda el fundamento empírico y científico que sustenta tales declaraciones. Aunque reconozco que, de haberlo, me gustaría conocer ese fundamento. Y esas lecturas me mueven a otras reflexiones. Se debe reconocer la penetración de las nuevas tecnologías en, vamos a llamarle, “el proceso educativo”. Esas tecnologías aportan nuevos y valiosos medios y herramientas que pueden permitir optimizar la eficacia y la eficiencia del proceso. Es cierto que el libro de texto como tal no ha tenido cambios significativos en los últimos decenios. Pero de ahí a afirmar que son un refrito, un producto del pasado creo que es sumamente injusto. Y todo ello con mi más sincero reconocimiento y respeto para con los autores y editores, sin cuyos productos y aportaciones muchos de nosotros no habríamos llegado al nivel educativo y cultural que tenemos.

No menos cierto es que aquél “proceso educativo” se está viendo inmerso en variados intentos de reinvención, en parte por el impacto tecnológico. Intentos que, a mi juicio, en muchas ocasiones se asemejan más a un “prueba y error” que a la adopción de una metodología probada y con evidencia empírica de la obtención de resultados satisfactorios.

Con todo las cuestiones más importantes que se me plantean son: ¿Sabemos realmente enseñar a aprender? ¿Sabemos motivar, incentivar y potenciar la inquietud, el deseo de aprender en los alumnos? ¿Sabemos hacer sentir en el alumno la satisfacción de aprender? ¿Sabemos fomentar en los alumnos la capacidad de análisis y el espíritu crítico necesario que les permita discernir de forma adecuada una vez inmersos en el océano digital?

En cualquier caso lo cierto es que ese océano digital no es ni mucho menos incompatible con el libro. Y que éste, tenga el formato que tenga, continuará acompañando a todo aquel que sienta el deseo de saber, de conocer, de aprender.

La sabiduría está en los libros. Sin libros no hay cultura. Sin cultura no hay libertad. Sin libertad no hay progreso. Sin progreso no hay sociedad avanzada.

https://www.youtube.com/watch?v=BJSFIIO8y-g

Otras contribuciones relacionadas:

https://valoradicional.wordpress.com/2015/11/27/tenemos-la-estrategia-educativa-adecuada-i/

https://valoradicional.wordpress.com/2015/12/05/tenemos-la-estrategia-educativa-adecuada-ii/

https://valoradicional.wordpress.com/2016/04/30/es-necesario-ensenar-a-aprender-tenemos-la-estrategia-educativa-adecuada-iii/

 

 

unknown

“Sólo hay una manera de matar al capitalismo: con impuestos, impuestos y más impuestos.”

(Karl Marx)

En Noviembre del 2015 publiqué un post bajo el título: ¿Son las finanzas de Apple un milagro?

https://valoradicional.wordpress.com/2015/11/02/son-las-finanzas-de-apple-un-milagro/

En él intenté humildemente demostrar que no era un milagro. Simplemente la salud financiera de Apple se debía, y se debe, a una buena gestión empresarial. Hoy, en Septiembre de 2016, la Comisión Europea a través de su Comisaria de Competencia (Margarethe Vestager) ha iniciado lo que puede ser la mayor batalla tributaria de la historia al obligar a Apple a abonar a Irlanda hasta 13.000 millones de euros, más intereses, en impuestos supuestamente impagados desde el año 2003. De sobras es sabido que cada estado miembro de la UE tiene sus propias normas tributarias. De hecho cada estado tiene el derecho soberano de definir sus propias leyes impositivas.

A mi juicio la iniciativa de la Comisaria Vestager responde más a una voluntad política y funcionarial, a una pataleta, que a una iniciativa estratégica y de futuro para la UE. Es una iniciativa muy peligrosa que puede generar incertidumbre entre las grandes compañías inversoras y que puede acabar dañando a la economía europea. Por no decir el impacto negativo que puede llegar a tener en la credibilidad de los sistemas tributarios de la UE y en la imagen y la reputación de aquellas compañías.

Atraer empresas de alta tecnologia, innovadoras, marcadoras de tendencias, generadoras de empleo, es muy difícil y no es gratis. Pero engañar a los clientes, ocultar información sobre los productos que se venden, tergiversar los informes oficiales es fácil i económico. ¿No es así, VW?

En definitiva, esos altos -altísimos- funcionarios se deberían preocupar más por crear unas reglas de juego comunes de cara al futuro de la UE y tener menos pataletas si se dan cuenta de que les han colado un gol mientras se hacían una selfie con sus caras bonitas.

Más información en:

https://www.bloomberg.com/view/articles/2016-08-30/the-eu-s-apple-ruling-creates-tax-confusion

http://www.lavanguardia.com/vida/20160901/4147400904/economia–la-excomisaria-kroes-cuestiona-los-fundamentos-de-bruselas-para-multar-a-apple.html

 

Unknown-1images

“Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantiene a la población en vilo.”
(Ezra Pound)

Ser alcalde de una gran ciudad es una tarea difícil y compleja. Y si esa ciudad es Barcelona,  la complejidad y la dificultad aumentan. Se debe tener una visión estratégica que sitúe a la ciudad en la senda del progreso y que beneficie a TODOS los ciudadanos. Quien ejerce esa responsabilidad no se puede dejar llevar por instintos partidistas, nihilistas e involventes.

Y ello nos lleva al proyecto del actual consistorio de Barcelona de unir dos circuitos de tranvía a través de la Avda. Diagonal recientemente renovada. No importa que sea un proyecto innecesario para la ciudad. Se trata de un proyecto que destrozará las obras que en esa emblemática avenida se hicieron para recuperarla de su estado de decadencia y convertirla en un gran bulevar en el que coexisten zonas de paseo peatonal y de circulación y en la que los ciudadanos pueden encontrar la más variada oferta comercial. Un bulevar que junto con el Paseo de Gracia configuran  una de las zonas más atractivas de Barcelona tanto para propios como para visitantes.

La actual alcaldía está decidida a destrozar ese bulevar recuperado por y para los ciudadanos. Y desea hacerlo pura y simplemente para destrozar algo que realizó su predecesor. Lo hace para “dejar su huella”, para “marcar territorio” igual que lo hace gran variedad de fauna en los bosques o en las esquinas de las ciudades.

Hasta la fecha no se ha publicado ningún estudio de viabilidad coste-beneficio que indique la idoneidad del proyecto (el lector puede comprobar en el link adjunto los datos de un proyecto similar en la ciudad de Madrid). De momento el único anuncio ha sido el de destinar TRES MILLONES DE EUROS en la redacción del proyecto. Montante que bien podría dedicarse a generar puestos de trabajo, mejorar la calidad de la enseñanza en las escuelas municipales, dar cobijo a los sin techo, paliar la creciente proliferación de alojamientos turísticos al margen de la legalidad, o a frenar el que centenares de personas indocumentadas vendan de forma ilegal en la vía pública productos falsificados. Por poner unos simples ejemplos.

Lo dicho, no hay estudio que muestre la viabilidad y el beneficio del proyecto. Claro que el argumento podría ser ecológico, al usar energía eléctrica en lugar de combustibles fósiles en un transporte público. Pero aquí también falla pues los autobuses que podrían llevar a cabo aquella conexión gozan de motores eléctricos o de combustión de gas natural.

De hecho en una reciente edición de Tribuna RACC (Reial Automóvil Club de Catalunya) se manifestó la “poca oportunidad” de tal proyecto. Al que sólo defendieron aquellos que “están implicados” en él de una u otra forma.

Con todo, si desde la alcaldía persiste el deseo de “dejar huella” tal vez merezca la pena sugerir que la conexión se realice mediante unas lanzaderas a base de “carretas estilo amish” tiradas por caballos, y aprovechar las equino-boñigas (o si lo prefiere el lector: las equino-heces) que dejen a su paso para que las brigadas de parques y jardines adoben algún que otro parterre de la Casa Consistorial.

Ciertamente, como dijimos una vez, la estupidez humana no tiene límites.

Mas información:

http://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2016-05-07/metro-ligero-madrid-ingresos-gastos-concesionarias_1195956/

Unknown

“La democracia es el proceso que garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos.”
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

No cabe la menor duda de que es bueno que un estado disponga de la estabilidad política necesaria que le permita planificar y llevar a cabo las acciones que desemboquen en el crecimiento y desarrollo futuro de la sociedad así como en el bienestar de sus ciudadanos.

Ahora bien, en el caso del estado español y ante el resultado de las últimas elecciones celebradas el 26 de Junio de 2016, se produce una situación especial. Los dos partidos políticos más corruptos de la historia reciente de España (PP y PSOE) han logrado los dos primeros puestos de los resultados electorales, aunque cada uno de ellos sin la mayoría necesaria para gobernar. Sorprendente ¿no? Y sorprendente también el hecho de que en ninguno de sus mitines ni en sus programas electorales se ha hecho la más mínima referencia a los casos de corrupción que les afectan. Y mucho menos a cualquier intención de atajarlos.

¿Nos debería alarmar esa situación? ¿Han valorado los electores el impacto que ese sin fin de casos de corrupción tiene en la sociedad tanto desde el punto de vista ético como del económico? ¿Indican esos resultados electorales que la sociedad española se siente cómoda con la corrupción? ¿Forma parte la corrupción del ADN de la sociedad española?

Como ciudadano  me asusta pensar en algunas de las posibles respuestas a esas preguntas. La aceptación implícita de la corrupción como un hecho con el que hay que convivir no es bueno para nadie. Una sociedad que se precie y aspire a construir un futuro mejor para sus componentes no puede caer en la trampa de amparar y consentir la lacra de la corrupción. A esa lacra cancerígena hay que administrarle la quimioterapia más agresiva a fin de erradicarla por completo. En otro caso la sociedad entera enfermará y acabará muriendo.

Información adicional en: https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupción_en_España

images

“Europe has its own problems, caused mainly by the fact that the countries joined to create a monetary union without taking appropriate political and institutional measures to allow this union to work, and they will have to pay a high price for that failure. “

Joseph E. Stiglitz (Nobel Prize in Economics 2001)

Brussels, you certainly have a problem. Very little have served your threats and apocalyptic arguments to intimidate a nation.

When a member of a family decides to leave very little use to say “you’re wrong, out there is hell !!” When a member of a family decides to leave it is that he has thought deeply, is because he has its own arguments, because he has made his ratings that have allowed him to freely make a decision.

Now it’s up to the family understand and comprehend these arguments and, above all, to reflect deeply on their long-held attitudes. To reflect on the mistakes made in the governance and management of family togetherness.

This is no time to rend their garments or issue more threats. Now is the moment of truth. It’s time to check if that family has the necessary maturity, if it is able to analyze, assimilate and to correct mistakes. For it is clear that that family has done something very bad for one of its members to leave.

That family need now to act with humility and not under the resentment. Because if she does, because if she insist on threats and contempt for the freedom of others, there is no doubt that the situation can quickly return against she.

That kind of family will be prosperous only, and only if, the are prosperous all its members. That family will stay together only and only if all members are treated equally. If all members are rewarded for their efforts without having to be bowed to the impositions of other members.