Archivos para el mes de: noviembre, 2012

Los puñales y las lanzas no son tan afilados como las lenguas.

(Proverbio malayo)

Si mis únicos argumentos son la crítica infundada, el desprestigio, el descrédito y el menosprecio hacia mis competidores, entonces estoy mostrando a mis clientes, ya sean reales o potenciales, mi profunda debilidad en encontrar soluciones para mi supervivencia en el mercado.

Anuncios

La primera vez que me engañes la culpa será tuya; la segunda vez, la culpa será mía.

(Dicho popular)

La baraja es un conjunto, mazo, de naipes o cartas que se emplean en numerosos juegos de los incluidos en los llamados juegos de mesa. La leyenda ubica el nacimiento del juego con cartas en la China antigua como elemento de distracción entre personas. Esos juegos se rigen por unas reglas que todos los jugadores deben conocer y a su vez respetar.

Hoy, ya entrado el siglo XXI, la Ciencia trata la Teoría de Juegos cuyo objetivo son los comportamientos estratégicos de los jugadores. En el mundo real, tanto en las relaciones económicas como en las políticas o sociales, son muy frecuentes las situaciones en las que, al igual que en los juegos, su resultado depende de la conjunción de decisiones de diferentes agentes o jugadores. Se supone que en un juego todos los jugadores son racionales, inteligentes y están bien informados.

El juego es cualquier situación en la que compiten dos o más jugadores. La extensión con que un jugador alcanza sus objetivos depende del azar, de sus recursos físicos y mentales y de los de sus rivales. También depende de las reglas del juego y de los cursos de acciones que siguen los jugadores de forma individual, es decir, de sus estrategias.

Fíjense que vuelven a aparecer las reglas del juego, el marco que delimita lo que está permitido y lo que no. Cuando un jugador infringe estas reglas con trampas groseras,  y no una sino decenas de veces es entonces cuando los otros jugadores pueden, y deben, romper la baraja. A partir de la segunda vez ya estaban haciendo el imbécil.