Archivos para el mes de: febrero, 2013

UnknownLa cultura de la corrupción.

En un artículo reciente (“Lo que sobran son payasos”, La Vanguardia 17-02-2013) el profesor Xavier Sala i Martin (Columbia University y Universitat Pompeu Fabra) comenta el fenómeno de la corrupción en el caso español. En él se citan dos posibles explicaciones de cuales son las causas de la corrupción.

“La primera de ellas apunta a que en aquellos países en los que la probabilidad de ser “cazado” y de que el castigo sea pequeño, la corrupción tiende a ser elevada. Desde esta perspectiva, la solución pasaría por cambiar y endurecer las leyes, imponer más vigilancia policial, agilizar los procesos judiciales e imponer mayores castigos a los culpables.

La segunda explicación apunta a que la propensión a mantener prácticas corruptas está íntimamente relacionada con la cultura del país. Si esto es cierto, entonces cambiar las leyes e incrementar los castigos sin cambiar la cultura tendrá efectos menores sobre la corrupción total.”

Sea cual sea la explicación, lo cierto es que en España hoy está más que claro que se debe actuar de inmediato. Sea con unas medidas drásticas (cambio legislativo, mayor vigilancia, mayor presión judicial, mayores castigos, mayores escarnios, mayores escarmientos) y/o con unas medidas de mayor calado como lo es el cambio de cultura (que no se magnifique la picaresca ni se glorifique a los espabilados que se aprovechan de la situación).

Y es que hay que actuar pronto y de forma contundente si no queremos que ese Estado español se encutrezca hasta niveles insospechados, avergonzándonos a muchos ciudadanos, profesionales  y empresarios que aportamos nuestro grano de arena al crecimiento de la sociedad mediante nuestra lucha diaria en los mercados.

Y vuelvo a preguntar: ¿Es que alguien es tan iluso que piensa que la gravedad de la situación en la que nuestra sociedad está hoy inmersa es por generación espontánea o es sólo culpa de los actuales gobernantes?

Anuncios

images-1

Planificación estratégica es el proceso de desarrollo e implementación de planes para alcanzar propósitos u objetivos.

A la vista de la coyuntura en la que vivimos, y que lamentablemente certifican los datos de que disponemos, podemos inferir que desde 1978 no ha habido en España ningún dirigente , ningún político que halla actuado con pensamiento estratégico de Estado. Que halla actuado con una amplitud de miras más allá del corto plazo y de las siguientes elecciones, más allá de sus intereses personales y de partido. Es decir, ningún dirigente se ha planteado qué tipo de Sociedad, de Estado, de País se quería construir en los siguientes treinta años. En definitiva, qué fortalezas potenciar, qué debilidades minimizar, qué oportunidades aprovechar y qué amenazas afrontar. Reflexiones básicas para cualquier organización, ya sea un Estado, un País, una Empresa o hasta una Familia ¿no?

Y esa falta de miras ha sido, y está siendo, un lastre para el desarrollo y progreso de nuestra sociedad y, también, un verdadero handicap para nuestras empresas que además de luchar por su día a día y por su futuro deben, demasiado a menudo, afrontar esa ausencia de estrategia de Estado.

O es que alguien es tan iluso que piensa que la gravedad de la situación en la que nuestra sociedad está hoy inmersa es por generación espontánea o sólo culpa de los actuales gobernantes.

Unknown

Libertad es la oportunidad de elegir.

Si esto es así en todas las facetas de nuestras vidas: como personas, como ciudadanos, como consumidores, como clientes, como proveedores, como empleados, como empleadores, etc.

Entonces ¿porqué algunos le tienen tanta fobia, la temen, la censuran y hasta la niegan?