UnknownLa cultura de la corrupción.

En un artículo reciente (“Lo que sobran son payasos”, La Vanguardia 17-02-2013) el profesor Xavier Sala i Martin (Columbia University y Universitat Pompeu Fabra) comenta el fenómeno de la corrupción en el caso español. En él se citan dos posibles explicaciones de cuales son las causas de la corrupción.

“La primera de ellas apunta a que en aquellos países en los que la probabilidad de ser “cazado” y de que el castigo sea pequeño, la corrupción tiende a ser elevada. Desde esta perspectiva, la solución pasaría por cambiar y endurecer las leyes, imponer más vigilancia policial, agilizar los procesos judiciales e imponer mayores castigos a los culpables.

La segunda explicación apunta a que la propensión a mantener prácticas corruptas está íntimamente relacionada con la cultura del país. Si esto es cierto, entonces cambiar las leyes e incrementar los castigos sin cambiar la cultura tendrá efectos menores sobre la corrupción total.”

Sea cual sea la explicación, lo cierto es que en España hoy está más que claro que se debe actuar de inmediato. Sea con unas medidas drásticas (cambio legislativo, mayor vigilancia, mayor presión judicial, mayores castigos, mayores escarnios, mayores escarmientos) y/o con unas medidas de mayor calado como lo es el cambio de cultura (que no se magnifique la picaresca ni se glorifique a los espabilados que se aprovechan de la situación).

Y es que hay que actuar pronto y de forma contundente si no queremos que ese Estado español se encutrezca hasta niveles insospechados, avergonzándonos a muchos ciudadanos, profesionales  y empresarios que aportamos nuestro grano de arena al crecimiento de la sociedad mediante nuestra lucha diaria en los mercados.

Y vuelvo a preguntar: ¿Es que alguien es tan iluso que piensa que la gravedad de la situación en la que nuestra sociedad está hoy inmersa es por generación espontánea o es sólo culpa de los actuales gobernantes?

Anuncios