Archivos para el mes de: abril, 2013

Unknown

Los deseos deben obedecer a la razón
(Cicerón)

La introducción del Euro en 1999 perseguia “dinamizar la economia de los países que lo adoptaran, la profundización del mercado financiero de la Eurozona, la convergencia de tasas de crecimiento y competitividad de los países del Euro“. En definitiva, se perseguía crear prosperidad facilitando el libre flujo de comercio y capitales en Europa.

Ahora la pregunta es: ¿se ha cumplido el objetivo? Y mi respuesta es: claramente NO!!! En la actualidad el comercio y las inversiones entre los países de la zona Euro ha disminuido considerablemente lo cual se puede considerar como un indicador de la pérdida de razón de ser de la propia zona Euro. Durante los últimos años Alemania ha sido el gran motor comercial. En 2007 el volumen sus exportaciones hacia Italia, España, Grecia, Irlanda y Portugal fue un 27% superior a sus exportaciones a China. Mientras que en 2012 el volumen de exportaciones alemanas hacia esos cinco países fue un 35% inferior a sus exportaciones a China. Una lectura clara es que, fundamentalmente, durante mucho tiempo los países del sur de Europa han sido los consumidores natos de los excedentes de producción de las grandes economías como la alemana y la francesa. Eso si, un consumo incentivado por los préstamos provenientes de la banca europea. Pero con la crisis financiera, y con la bajada de la marea dineraria, se ha descubierto que algunos nadaban desnudos y el consumo ha hechado el freno de mano.

Aún en los años de bonanza, el comercio entre los países de la zona Euro no era del todo eficiente en el sentido de que aquella gran economía en lugar de incrementar sus importaciones desde sus países socios, utilizaba las ganancias de sus exportaciones a esos países para comprarles deuda o concederles prestamos con jugosos rendimientos. Pero con la crisis financiera esa gran economía ha perdido el interés por esas inversiones dada la caída de poder adquisitivo y de consumo de los ciudadanos de esos países.

¿Y ahora qué? Pues que, por una parte, la gran locomotora europea ha girado su atención hacia nuevos mercados y economías emergentes como Rusia o China, que disponen de millones de consumidores potenciales y a su vez de grandes cantidades de materias primas y recursos naturales. Y por la otra que aquellos países receptores de dinero tratan ahora de encontrar financiación en sus mercados domésticos mediante la venta de deuda pública a sus propios ciudadanos y bancos. Y esto es particularmente perverso si pensamos en el incremento de la dependencia de los bancos internos en relación a la deuda pública de sus gobiernos. De hecho ésta puede ser una de las causas de que el crédito no fluya hacia la economía real.

La crisis financiera ha mutado hacia una crisis de deuda soberana y una crisis del sistema bancario. Y es este sistema el que será necesario reflotar para que el dinero vuelva a los mercados y las empresas.

Pero no seamos pesimistas. En cualquier caso, de ésta y de cualquier otra crisis vamos a salir con nuestro esfuerzo. Así pues políticos abstenerse o bien facilitarnos la tarea !!

Unknown

No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo.
(Alexandre Dumas)
El proyecto EFEP (European Financial Education Partnership) se desarrolló entre octubre de 2010 y octubre de 2012, con financiación de la Comisión Europea.  Su objetivo era implantar en varios países de nuestro entorno (Alemania, España, Grecia, Italia, y Reino Unido) un exitoso modelo que se lleva aplicando en Escocia desde el año 2002. Ahora, con la implicación directa de la Generalitat de Catalunya y de tres entidades financieras (BBVA, Banc Sabadell y “la Caixa”) se ha formalizado un convenio de colaboración para la puesta en marcha de un partenariado público-privado que permita ejecutar el nuevo plan de Educación Financiera en las Escuelas de Catalunya (EFEC) lo que significará un proyecto pionero en el estado español. El objetivo de dicho proyecto es el de ayudar a los estudiantes a tomar consciencia del uso y administración del dinero y al mismo tiempo comprender la operativa financiera básica.

El proyecto está orientado a los alumnos de 4º curso de la ESO y se distribuye en varios “talleres” con un planteamiento teórico y también práctico, abordando distintas temáticas que van desde la administración personal del dinero y la gestión de la situación financiera cotidiana, hasta el endeudamiento, los productos financieros de crédito, el ahorro y la inversión, la planificación financiera personal y el ahorro alargo plazo.

Es, sin ninguna duda, una gran iniciativa que deberá ayudar a los jóvenes a comprender la necesidad de cuidar y administrar sus economías domésticas y al mismo tiempo ser conscientes de sus necesidades financieras a lo largo del tiempo y discernir el/los producto/s financieros que más se puedan adecuar a sus necesidades y capacidades. De tal forma que en el futuro se eviten, o cuando menos se minimicen, los errores cometidos por nuestra sociedad tal y como se ha puesto de manifiesto recientemente.

Con todo, mi sugerencia personal seria de que ese proyecto no se quede sólo en una experiencia aislada sino que llegue a formar parte del contenido curricular de los estudios. Y también que pueda llegar a ampliarse con temas como la enseñanza de la composición y funcionamiento del sistema financiero en sí mismo, dada la importancia de su existencia para la cadena de valor social.