Unknown-1

La economía como esencia de la vida es una enfermedad mortal, porque un crecimiento infinito no armoniza con un mundo finito.

Erich Fromm (1900-1980) Psicólogo social estadounidense.

En el año 2001 se empezó a hablar de los BRICs, aquellos países (Brasil, Rusia, India y China) que se ivan a convertir en las nuevas potencias económicas mundiales. Hoy, la misma persona que acuñó aquél término -el economista Jim O’Neill- ha identificado a los MINT (México, Indonesia, Nigeria, Turquia) como las nuevas economías emergentes. Sea o no así, reflexionemos acerca de ello.

El desarrollo sostenido de una país no es una tarea simple, no es una carrera de velocidad. A Europa, en su conjunto, le ha llevado más de sesenta años llegar a ser una economía potente que no tan sólo mire por su crecimiento sino que cuide del bienestar de sus ciudadanos. Ésta ha sido una tarea muy compleja, de trabajo duro, llena de sacrificios y de obstáculos. Tarea que en parte se debe a una cultura y a unos principios democráticos de siglos. En definitiva, una tarea para corredores de fondo. Aunque para España haya sido más complicado debido a la estúpida dictadura de Francisco Franco. Y a pesar del esfuerzo de sus Ministros del Opus Dei y sus Planes de Desarrollo. Ahora Europa debe luchar para mantener su competitividad en el escenario global y también para mantener ese estado de bienestar de sus ciudadanos. Para garantizar educación, sanidad, trabajo y vivienda para ellos. Aunque con claras diferencias de velocidad que constatan que unos países, los del norte, se erigen como claros vencedores -económicamente hablando- sobre los del sur.

Ante los BRIC y los MINT la pregunta es ¿crecen/crecerán esas economías con la misma filosofía que lo ha hecho Europa? ¿O se trata/tratará de un crecimiento rápido, posiblemente desordenado, generando burbujas e incrementando las diferencias sociales entre sus ciudadanos, haciendo a los ricos más ricos y a los pobres más pobres? De hecho hoy no faltan ejemplos de esos desequilibrios en los BRICs. Realmente han experimentado un crecimiento sustancial pero no exento de riesgos (desequilibrios sociales,  riesgos sociales internos, riesgos geopolíticos, deslocalización de capitales, entre otros). Por lo tanto, he ahí una duda. ¿El desarrollo y el progreso de las economías debe ir parejo al desarrollo y progreso de sus ciudadanos?

Por otra parte, y acercándonos más a nuestro microentorno, España ha tenido también un crecimiento apreciable en las últimas décadas como lo demuestra que en el año 2012 España ocupaba el puesto número 13 en el ranking mundial de países por PIB, con Estados Unidos y la China en los dos primeros lugares (siendo el PIB de los USA el doble que el de la China). La previsión para el año 2050 es que los dos primeros lugares serán para la China y los USA (siendo el PIB de la China un 50% mayor que el de los USA). Pero lo que nos interesa a nosotros es que, según esa previsión, en el 2050 España habrá desaparecido de entre los veinte países con mayor PIB del mundo. Y ahora el toque de atención: Que cada uno saque su propia conclusión al respecto del porque de esas previsiones !!!

Fuente: http://www.bbc.co.uk/news/magazine-25548060

Anuncios