Archivos para el mes de: marzo, 2014

UnknownLas cifras no mienten, pero los mentirosos también usan cifras.

(Anónimo)

De forma habitual las empresas, ya sean grandes corporaciones, PYMEs o Microempresas, están acostumbradas a dar importancia a los datos de facturación o de mejora en su cuota de mercado para visualizar su evolución a lo largo del tiempo. Sin embargo esa visión es sesgada ya que una gran cifra de ventas puede ocultar escasos beneficios o tal vez pérdidas.

¿Donde está pues la clave? La respuesta es simple: la clave esta en el margen. Es decir, en la diferencia entre el precio de venta y los costes a ella asociados. El margen es uno de los indicadores fundamentales para ver la marcha de la empresa. No olvidemos que la empresa no vive de las ventas, vive del beneficio. Y un seguimiento correcto del margen es la mejor forma de mejorar la rentabilidad.

En las épocas de crisis, y en especial en la actual, lo que muchas empresas “revientan” es precisamente el margen. Consecuencia de ello son los inmediatos problemas de tesorería que se generan. Baja el consumo y consecuentemente bajan las ventas y para intentar atajarlo bajamos los precios, vendemos más barato. Pero los costes no siguen el mismo camino, no se reducen a la misma velocidad. Los gastos financieros se disparan y la empresa pierde la capacidad de poder pagar la estructura.

¿Qué hacer para enderezar la situación? nos preguntaremos. Existe un amplio consenso en que el primer paso es el de adecuar la información contable y centrarla en el margen. Es importante disponer de una buena información del margen bruto de cada uno de nuestros productos/servicios y de cada uno de nuestros clientes. (En más de una ocasión nos encontraremos con sorpresas!!). El siguiente paso reside en disponer de una fotografía detallada de los costes (fabricación, materias primas, proveedores, etc.). Debemos recordar que el precio de venta lo acaba marcando el mercado y por lo tanto hay que revisar todos los costes a fin de poder optimizarlos. Y un siguiente paso es el de trasladar toda esa información sobre el margen bruto a nuestra fuerza comercial a fin de que tomen consciencia de cual es el margen que nos deja cada producto/servicio y cada cliente. O dicho de otra forma, intentar rentabilizar la actividad comercial en función de los productos y servicios que ofrezcan el margen previsto.

No perdamos de vista que la empresa sobrevivirá si gana dinero y para ello se debe salir a vender sin sacrificar el margen en ningún momento. El margen bruto es el mejor sistema de información para el manager.

Anuncios

images

El ministerio de economía debería llamarse ministerio de la miseria, ya que al ministerio de la guerra no se le llama nunca ministerio de la paz.

(Jacques Prévert)

Muchos pagamos mucho sencillamente porque otros no lo hacen, otros no pagan nada.

La incomprensible tolerancia hacia la economía sumergida, que se estima se sitúa entre el 15 y el 20% del PIB de la llamada España, es una de las principales lacras del sistema tributario español. Lo que provoca que muchos ciudadanos paguemos muchos impuestos, contribuyamos mucho, mientras otros pagan muy pocos, o ninguno, y a su vez a menudo se jactan de su actitud ilegal.

¿Porqué los distintos políticos, de uno u otro color, que periódicamente nos mendigan nuestro voto no actúan de una vez por todas para reducir, no me atrevo a decir eliminar, ese inmenso agujero negro de nuestra economía? ¿Se imagina el amable lector si aquellos porcentajes bajaran hasta estar entre el 7 y el 10% del PIB como cambiaría la situación?

Prefiero no pensar en que exista connivencia entre la política y el black hole result of the underground economy. (Pero …. ¿Piensa mal y acertarás?)

cajero-bitcoin

Nunca inviertas en un negocio que no puedas entender por completo.

(Edward Warren Buffet)

En un gran centro comercial la ciudad de Barcelona una “misteriosa” entidad (Bbank) ha instalado el primer cajero automático de compra/venta de bitcoins. La califico de misteriosa dado que si el lector accede a su web (www.bbank.es) comprobará que no hay ninguna información acerca de su identidad corporativa, ni tan solo las clásicas informaciones de “Términos y condiciones” o de “Política de privacidad”.

Pero ¿que es el bitcoin? La definición más común lo trata como la moneda digital descentralizada basada en un sistema peer to peer sin intermediarios y gestionada en la red por una multitud de ordenadores que controlan las transacciones.  Y se añade que al no tener intermediarios se abaratan los costes y, por otra parte, que su sistema criptografico hace imposible su falsificación. Ambas aserciones suenan a falsas dado que, según la página antes mencionada, la diferencia entre el precio de compra y el de venta en el día 2 de Marzo de 2014 era de 40 euros, es decir algo más del 10% del valor de cotización del bitcoin por lo que alguien se queda con esa diferencia no despreciable. Y respecto a la seguridad, sólo hay que dar un vistazo a lo ocurrido con Mt Gox una de las principales plataformas de intermediación y rastreo de la mágica moneda.

Así pues hay que ser precavido. Las currencies normales (dólar, euro, yuan, etc.) se mueven en mercados públicos regulados lo que sin duda les proporciona un cierto aire de confianza a ojos de los actores que operan en dichos mercados. El bitcoin por su parte es el producto de un sofisticado algoritmo creado en el año 2008 por una shadowy figure que se hace llamar  Satoshi Nakamoto que nadie conoce ni sabe quien es con exactitud. El hecho de que el precio/valor de un bitcoin fuese de unos 100$ en el mes de Junio de 2013 y de más de 1000$ en el mes de Diciembre del mismo año, junto con el creciente interés de un gran número de miners dispuestos a gastarse gran cantidad de dinero en equipos informáticos que intermedien las transacciones a cambio de una comisión, y considerando también los misterios que rodean a esa moneda todo ello hace pensar que may be something smells bad in that business.