images

Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.
(Albert Camus)

El pasado dia 13 de Abril de este año 2014 publicaba un post bajo el título “¿Políticamente incorrecto? Tal vez ¿Vergonzoso? Sin duda”. En el que transcribía las impresiones de un amigo. Hablábamos de la Caja Blue (Caja Madrid o Bankia, por si el lector no lo pudo asociar) y de la Caja Red (CatalunyaCaixa). Bien, ahora en el mes de Diciembre de 2014, un informe pericial del Banco de España -ver Nota 1- le da la razón a mi amigo.

La operación Bankia fue un engaño para los ciudadanos y para los inversores. Una auténtica chapuza para intentar “salvar” a una entidad -Caja Madrid- que estaba tocada de muerte debido a la desastrosa gestión de sus directivos y sus políticos afines. Por supuesto que CatalunyaCaixa no estaba en mejores condiciones y por idénticas razones. Pero mientras a la primera se le ofrecía la oportunidad de crear un conglomerado -Bankia- de entidades ruinosas y se le inyectaban 22.424 millones de euros de ayudas públicas -ver Nota 2- por la ambición de los Populares de crear la mayor caja de ahorros de España y con sede en Madrid, por supuesto. Pues mientras esto era así, a CatalunyaCaixa se la empujaba al ostracismo para desesperación de sus clientes y empleados hasta su venta, en Julio de 2014, al BBVA por la irrisoria cifra de 1.187 millones de euros -ver Nota 3-. Cabe recordar que CatalunyaCaixa recibió 12.024 millones de euros de ayudas públicas, es decir, de nuestros bolsillos.

Y a qué, o mejor dicho, a quien se debe tal chapuza. Pues en primer lugar a Rodriguez Zapatero por su ignorancia económico-financiera, entre otras, y por su increíble frase de que el sistema financiero español era el más sólido del mundo. A su ministra Elena “Brotes Verdes” Salgado y su habilidad para ocultar la realidad. Al entonces jefe de la oposición, Rajoy, con su idea de la supercaja de ahorros madrileña. Al entonces gobernador del Banco de España, Fernández Ordóñez, cuya posición ante la crisis que se avecinaba era duramente cuestionada por los mercados. Y, por supuesto, a Rodrigo Rato del que ahora vamos conociendo aspectos sonrojantes.

Ante este panorama la operación Bankia tomó forma, a pesar de la evidencia de que estaba prácticamente en banca rota. Y lo hizo por los intereses del partido gobernante (PSOE) y los de la oposición (PP). Y por la presión de las grandes empresas que temían la repercusión internacional ante una posible marcha atrás en tal operación. A estas presiones sucumbieron también  el regulador (CNMV) y el auditor (Deloitte). Bankia salió finalmente a bolsa. Operación que ha generado unas pérdidas latentes, del 99% de los ahorros invertidos, a decenas de miles de ciudadanos pequeños ahorradores que se dejaron embaucar por los argumentos “oficiales”.

Sin embargo hoy sabemos, por el informe pericial del Banco de España entre otras fuentes, que la contabilidad de Bankia en su salida a bolsa (Rodrigo Rato) fue “manipulada y adulterada”. Y que a la llegada del nuevo equipo gestor (Goirigolzarri) lo volvió a ser. Por no mentar otras decisiones, que no por lamentables son menos graves, acerca de la calificación de clientes morosos, la valoración de activos de sociedades inmobiliarias, los créditos a promotores, entre otras.

En definitiva, las inquietudes de mi amigo estaban más que justificadas. Queda puesto de manifiesto, de forma alta y clara, lo vergonzoso de la situación. Estas actitudes engañosas y manipuladoras por parte de gobernantes, partidos políticos y organismos reguladores no benefician en nada a ningún país, a ninguna sociedad, ni a sus ciudadanos ni a sus empresas. Pues propagan una imagen paupérrima que mina la visión que otros puedan tener y dificultan la confianza en aquellas empresas que somos honestas y que no nos movemos por esas sucias arducias.

Nota 1.http://file02.lavanguardia.com/2014/12/04/54421086805-url.pdf

Nota 2.- http://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/Briefing_notes/es/notabe120614.pdf

 Nota 3.– “Informe sobre el procedimiento de venta de CatalunyaCaixa”. Nota informative 21-07-2014.

 

Anuncios