Unknownimages-1

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad. Un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.

Winston Ghurchill

Un estudio llevado a cabo por la Duke University desvela que las personas optimistas trabajan más, reciben mejores salarios, son más valoradas y destacan en los deportes de forma regular. El optimismo influye en las decisiones empresariales. Por su parte, un estudio de la University of California en Irvine acerca del comportamiento de los CEOs con sus stock options demuestra que aquellos que las retuvieron, en lugar de ejercer la opción de venta, son directivos que deciden invertir más en innovación, en I+D y sus empresas generan más patentes y  son referencia en sus  respectivos sectores.

Según un estudio de la Universidad de Siena, no es de extrañar que en el corto plazo el crecimiento económico haga que la población sea más optimista. Pero en el largo plazo, esto es en un periodo de quince años, la felicidad y el optimismo son las fuerzas que empujan el progreso económico, incentivando las posiciones de riesgo, la experimentación y el mayor esfuerzo. De hecho la mayoría de los participantes en dicho estudio afirman que el sentimiento de felicidad y la actitud optimista se puede asociar al rápido crecimiento económico en Europa en el periodo 2004-2008.

Los optimistas infravaloran cuan difícil y costoso es el alcanzar el éxito. Pero es justamente esa infravaloración la que los empuja a asumir mayores riesgos y a invertir en un futuro mejor, mientras que los pesimistas se enrocan en sus propios errores.

Así pues si todos esos estudios son ciertos, que lo son, hagámosles un gran favor a nuestros hijos. En este año que ahora comienza inyectemos grandes dosis de ánimo !! No condenemos a las nuevas generaciones a la penuria con unas actitudes pesimistas a través de la tiranía de unas perspectivas miserables. Mantengamos una actitud optimista !!

Fuente: “The economic power of positive thinking” (Bloomberg Business Week)