Archivos para el mes de: junio, 2015

Unknown

“El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.”

(La Fontaine)

De nuevo un establecimiento icono de mi querida ciudad, Barcelona, va a echar el cerrojo después de setenta y nueve años de actividad comercial ininterrumpida. Se trata de Casa Palau, en el número 34 de la calle Pelai. Aquella tienda entrañable en la que los Reyes Magos de Oriente seguro que fue donde encontraron mi primer tren eléctrico y en la que ellos mismos seguro que también encontraron el primer circuito de Scalextric de mis hijos. Casa Palau es lugar de obligada visita para todos los amantes del maquetismo ferroviario, naval o del aeromodelismo. Y también los es para los amantes de Scalextric o de los fantásticos coches Payá de hojalata. Por no hablar del radio control, de Lego o de Playmobil. Pero en esta ocasión, y a diferencia de otros casos lamentables (Vinçon y la familia Amat), veremos cerrar el local y cambiar de orientación pero, afortunadamente, no veremos desaparecer el negocio, la empresa.

Su actividad continuará en los otros locales de que dispone donde podremos continuar gozando de la oportunidad de encontrar el producto deseado o de ser aconsejados por unos empleados con gran experiencia, acumulada durante años, en ese tipo de productos.

Gracias familia Palau por anticiparse a los hechos y por su su voluntad de continuar ofreciéndonos sus magníficos productos y servicios.

 

Anuncios

Diapositiva1

Nunca digas “nunca jamás”.

(Dicho popular)

C: Escuche podría …..?

E: NO

C: Pero es que …

E: Que NO!

C: Me gustaría opinar sobre ….

E: Ni Hablar !

C: Tal vez participar en la decisión  de …..

E: NO! NUNCA!

C: Pero ……

E: NO, NO y que NO !

C: (Estúpido, tu morirás pero la voluntad colectiva siempre te sobrevivirá!)

Unknown

No niego los derechos de la democracia; pero no me hago ilusiones respecto al uso que se hará de esos derechos mientras escasee la sabiduría y abunde el orgullo.
(Henry F. Amiel (1821-1881) Escritor suizo.)

 

Me encuentro en la calle a un buen amigo, natural de otro país, y me dice: oye Xavier he estado haciendo unos cálculos y alguna cosa no me acaba de encajar. En tu ciudad sois cerca de un millón ciento sesenta mil ciudadanos con derecho a voto. En las últimas elecciones municipales se abstuvieron unos cuatro cientos cincuenta y siete mil, y ahora vais a ser gobernados por una persona a la que votaron sólo ciento setenta y seis mil ciudadanos.

Y mi amigo añade: Además he estado indagando el curriculum de dicha persona. No acabó los estudios de Filosofía e inició la carrera de activista en la década de los noventa y hasta la fecha. Contra la Guerra del Golfo, con el movimiento Okupa, con movilizaciones contra el G-8, con el movimiento antiglobalización, con el movimiento Aturem la Guerra contra la segunda guerra de Irak, con el movimiento por una vivienda digna, con la Plataforma anti Hipotecas. Es decir, y bajo mi punto de vista, más de veinte años con un curriculum que nada tiene que ver con una formación académica sólida, con una experiencia en gestión de grandes proyectos o en la negociación con interlocutores dispares. Nada que ver con la experiencia previa en la definición de estrategias de crecimiento o en la creación de riqueza y prosperidad para la comunidad.

Y mi amigo acaba: me puedes decir algo al respecto ?

Querido lector, tiene usted alguna sugerencia o comentario que me ayude a satisfacer la demanda de mi amigo ?

 

 

thumb_IMG_0105_1024

Me he dado cuenta de que la mayoría de la gente está demasiado preocupada con su propia vida para dedicar a los demás el menor pensamiento.
Douglas Coupland (Escritor de ficción canadiense)

 

La tienda VINÇON se prepara para su cierre. Es el fin de uno de los establecimientos de más estilo y diseño del Passeig de Gràcia de mi estimada Barcelona. Se va a perder uno de los iconos de la ciudad, tanto desde el punto de vista comercial como cultural. Un lugar de visita obligada que figura en la agenda de muchos visitantes de Barcelona.

La verdadera razón del cierre no se ha hecho pública. Sólo unas notas de prensa atribuyendo a la propiedad declaraciones en el sentido de que desde el año 2008 el negocio estaba en pérdidas. Atendiendo a estas declaraciones, muy poco dicen en favor de la familia empresaria del negocio. Es más que probable que VINÇON, como muchos otros negocios y empresas, haya sufrido las consecuencias de la crisis iniciada a finales del 2007. Pero muchos de esos negocios y empresas han sobrevivido porque sus impulsores se han adaptado a las nuevas circunstancias, en cierta manera se han reinventado. Ofreciendo nuevos productos y servicios acordes a las nuevas necesidades, los nuevos perfiles  y los nuevos patrones de comportamiento de los clientes. Muchos pequeños negocios y empresas han luchado por su supervivencia y por el compromiso que tienen con la sociedad, con sus empleados, con sus proveedores, con sus clientes. Eso que hoy llamamos los stakeholders.

Parece que no es este el caso de VINÇON. Más bien al contrario. Y por ello siempre nos quedará la duda de si la razón del cierre se ha debido en realidad a la desidia, a la apatía del empresario que prefiere dejar caer su empresa, dejarla morir lentamente de inanición durante los últimos años antes que buscar una solución de continuidad, olvidando por completo aquellos compromisos. Soluciones de continuidad que de haberlas las hay, por supuesto.

Y total ¿para qué? Para que el espacio lo ocupe una marca de ropa de las que hay decenas, de las que no marcan diferencia, de las que nadie recuerda y a las que a nadie invita a pasear. Total para que el nuevo inquilino gris aporte cero valor añadido a una gran ciudad y a un Passeig de Gràcia que es eje de la ciudad y lugar de encuentro de auténticas joyas del Modernismo.