UnknownUnknown-1

CHICO: Este contrato no sirve para nada. No tiene escapatoria. 

GROUCHO: Usted lo firma y ya le pondremos luego las escapatorias.

(Una noche en la ópera (1935) – Marx Brothers)

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) es el sistema de supervisión bancaria en Europa. Está integrado por el Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades supervisoras competentes de los países de la Unión Europea (UE) participantes. Sus objetivos principales son: (i) velar por la seguridad y la solidez del sistema bancario europeo; (ii) potenciar la integración y la estabilidad financieras en Europa, y (iii) asegurar la coherencia de la supervisión

La reciente crisis financiera ha mostrado la rapidez e intensidad con que pueden propagarse los problemas del sector financiero, especialmente en una unión monetaria, y cómo esos problemas pueden afectar directamente a los ciudadanos del conjunto de la zona del euro. En cuanto institución independiente de la UE, el BCE se encarga de la supervisión bancaria desde una perspectiva europea, para ello: establece un enfoque común para la supervisión diaria, adopta medidas de supervisión armonizadas así como medidas correctoras y asegura la aplicación coherente de los reglamentos y normativas en materia de supervisión. Con ello contribuye a restablecer la confianza en el sector bancario europeo.

Pero, ¿En qué consiste la supervisión bancaria? El BCE, en colaboración con los supervisores nacionales, es responsable del funcionamiento eficaz y coherente del MUS. Es competente para: (i) realizar revisiones supervisoras, inspecciones in situ e investigaciones; (ii) conceder o revocar licencias bancarias; (iii) evaluar adquisiciones bancarias y ventas de participaciones cualificadas; (iv) asegurar el cumplimiento de las normas prudenciales de la UE, y (v) aumentar los requerimientos de capital para prevenir riesgos financieros.

Y ¿quien debe someterse a esa supervisión? Pues los bancos cuyos activos superen los 30.000 millones de euros. Y he aquí el gran gazapo. Con esa cifra mágica de activos Alemania dejó fuera de supervisión a 425 de las 426 Cajas de Ahorros alemanas. El problema, o la curiosidad si lo prefiere el lector, radica por un lado en que el volumen de activos de esas 425 entidades que no están sometidas a supervisión alcanza el billón de euros, que viene ser la suma de Santander+BBVA+CaixaBank. Y por otro lado que esas 425 Cajas de Ahorros representan el 20% de los activos locales de la banca alemana. Luego el riesgo intrínseco en esas entidades en elevado. Demasiado elevado, a mi juicio, como para mirar hacia otro lado y hacer la vista gorda.

Así pues, en el contrato de acuerdo para la supervisión bancaria en Europa que en su día se suscribió es claro que en algún momento se fijaron las escapatorias (listón en los 30.000 millones de euros). Y la señora Angela Merkel todavía hoy está riendo.

Anuncios