Archivos para el mes de: febrero, 2016

images

“Donde hay educación no hay distinción de clases.”
Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

Una investigación de los profesores Alessandra Bonfiglio y Gino Gancia, de la Universitat Pompeu Fabra, ha demostrado que la incertidumbre (volatilidad financiera, conflictos políticos, desastres naturales, terrorismo, ..) no siempre es perjudicial para la economía. Ya que en ocasiones puede facilitar la adopción de reformas que aportarán beneficios a corto plazo.

En su investigación destacan que los gobiernos pueden adoptar reformas estructurales en periodos de elevada incertidumbre. Reformas que pueden ser beneficiosas a medio y largo plazo, pero que tienen un alto coste político a corto plazo. Y por ello los políticos son reticentes a adoptar ese tipo de reformas a pesar de que saben sobradamente que deberían hacerlo. Los políticos suelen actuar de manera miope, fijándose sólo en el resultado de las próximas elecciones, en el cortoplacismo.

Por otra parte, es evidente que existe una cierta asimetría informativa entre los ciudadanos que votan y los políticos que toman las decisiones. Los ciudadanos disponen, por regla general, de menos información que los políticos. De forma que éstos pueden aprovecharse de esa asimetría para justificar su manera de actuar, en especial en situaciones de volatilidad.

En su análisis de datos correspondientes a 56 países, con diferentes sistemas políticos y distintos niveles de desarrollo económico, ambos investigadores han hallado que se adoptan más reformas en las democracias que en las autocracias. En especial en aquellas democracias en las que los que los ciudadanos están bien informados. Para estudiar la influencia que tiene una sociedad bien informada, han analizado el nivel de lectura de periódicos en los distintos países. Concluyendo que allí donde los ciudadanos están más y mejor informados la economía va mejor.

El trabajo de estos profesores da validez a algo que muchos ya intuíamos. Esto es: la formación de calidad de las personas está íntimamente ligada a la prosperidad y el progreso de las sociedades a las que pertenecen.

Así pues he ahí la razón por la que todas las reformas educativas llevadas a cabo en España, por los PP y PSOE, sólo buscan perpetuar la ignorancia de la ciudadanía.

Fuente: “La economía va mejor con ciudadanos bien informados”. Alessandra Bonfiglioli, Gino Gancia. Universitat Pompeu Fabra. (La Vanguardia, 02/20/2016)

Anuncios

Unknown

“Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede inducirlos a hacer justicia.”
Bertolt Brecht (1898-1956) Dramaturgo y poeta alemán.

El banco ICBC, un gigante de la banca mundial, está siendo investigado en España por blanqueo de capitales y evasión de impuestos. Y esto sucede a los escasos cinco años de la apertura de su oficina en Madrid y de la de Barcelona. Cabe mencionar que esas oficinas del ICBC son sucursales que no tienen personalidad jurídica de filial y, por lo tanto, la supervisión correspondería a Luxemburgo que es el lugar donde radica la matriz de la que dependen las sucursales en Europa. Es pues fácil ver que esa circunstancia puede ser relevante en la “operativa” de dicha entidad.

Este es uno más de los casos de “malas prácticas empresariales” a los que nos tiene acostumbrados España (Sofico, Fidecaya, Promoción de Viviendas Sociales -PSV, Rumasa, Banesto, Fórum Filatélico, Afinsa, Kio, Gal, Gürtel, Púnica, Pretoria, Nóos, Gowex, Vitaldent y un largo etcétera). Y ante ello uno puede preguntarse el porqué van aflorando constantemente tantos casos de corrupción en sus más distintas formas y facetas.

¿No será que el problema no está tan solo en las malas prácticas de ese tipo de organizaciones, empresas y bancos, sino que tal vez el problema está en la laxitud de control y supervisión en España? En otras palabras, ¿no será que España tiene unos sistemas judicial, regulador, supervisor, lentos e ineficientes que actúan como polo de atracción e incentivo para muchas organizaciones que se aprovechan precisamente de esas fisuras en el sistema?

Comprobado una vez más que no es oro todo lo que reluce, algo deberemos hacer para enmendar la situación, ¿no les parece?

images

“La desigualdad es la causa y la consecuencia del fracaso del sistema político, y contribuye a la inestabilidad de nuestro sistema económico, lo que a su vez contribuye a aumentar la desigualdad.”

(Joseph E. Stiglitz – Premio Nobel de Economia 2001)

Como a muchos de ustedes me preocupa el tema de la desigualdad y hace días que indago en diversas fuentes cuales pueden ser las vías para intentar minimizar su impacto. Y hoy me he encontrado una excelente contribución (ver fuente al final) que no tan solo comparto sino que creo que apunta a las ideas centrales que nos deben hacer reflexionar seriamente sobre el tema. Contribución de la que me permito ofrecer un extracto:

“Se habla de la desigualdad como la enfermedad del siglo XXI, pero viendo la dimensión que está cogiendo en nuestra sociedad, ya podríamos calificarla de epidemia.  El problema del siglo XXI es que el sistema político, económico y financiero no dispone de oportunidades para aquellos que han nacido en la desigualdad. La clase media que antes “empujaba el carro”, hoy se ha visto mermada y se ha descompuesto en múltiples fragmentos. Nuestros gobiernos han perdido poder ante los poderes económicos globales y ello ha acentuado todavía más los niveles de desigualdad.

Desempleo. Es preocupante la cota de desempleo entre nuestros jóvenes, cotas que no se podrán corregir en los próximos años y que generan grandes frustraciones. Como preocupantes son los niveles de desempleo entre los mayores de 50 años que a menudo se ven incapaces de tener acceso a un puesto de trabajo digno.

Sistema educativo. Es preocupante que el sistema educativo actual no sea capaz de frenar el que más del 50% de los jóvenes estén desempleados y que se requiera una formación específica para afrontar un futuro con difícil acceso.

Tecnología. Es muy preocupante que sólo una parte muy pequeña de la sociedad esté preparada para la revolución tecnológica que hoy ya tenemos, y la que se avecina.La tecnología está cambiando los procesos productivos y los estándares de vida de los ciudadanos.

Solución. Nadie tiene una solución clara. Pero lo que si podemos afirmar es que no nos podemos quedar al margen ni como personas, ni como instituciones, ni como empresas.

Solidaridad. Debemos involucrarnos en la búsqueda de soluciones. No queda otra alternativa que la solidaridad i la implicación de todos para paliar ese gran problema social.

Mejorar el sistema educativo. Es necesario mejorar el sistema educativo dirigiéndolo hacia las nuevas tecnología y los nuevos métodos de trabajo. De tal forma que permitan el acceso a los nuevos puestos de trabajo que se crearan como consecuencia de aquella revolución tecnológica.

Modelo de sociedad. Es necesario repensar cómo la sociedad reparte entre sus miembros el trabajo, la riqueza, que se encuentra en el mercado. Hace falta crear nuevos servicios que la tecnología no puede atender (tercera edad, discapacitados, exclusión social, etc.) y que den ocupación a personas que ahora no la tienen.

Si todos ofrecemos nuestra implicación y solidaridad de forma proactiva podremos, por lo menos, desacelerar esa brecha de desigualdad y mejorar la sociedad a la que pertenecemos.”

Fuente: La Vanguardia (14 Feb. 2016). “Cosa de todos” (Enric Crous Millet, Director General de DAMM)

 

 

Unknown

Si me engañas una vez, tuya es la culpa: si me engañas dos, es mía.

-Anaxágoras (Filósofo Griego)-

Leo en la prensa económica, esa prensa amarilla, lo siguiente: “Europa denuncia, según el comisario europeo de servicios financieros (Jonathan Hill), la desprotección del cliente ante la venta cruzada de productos financieros. Los consumidores de la UE están expuestos a un indeseable riesgo de daños“. Y la redactora de turno se abona en el tema. Que si se ha causado un detrimento significativo a los consumidores. Que si se ha minado la confianza del mercado. Que si la venta cruzada es un campo abonado para abusar de los clientes. Y otras perlas similares.

No se que pensaran ustedes, pero a mi me parece claro que para emitir semejantes opiniones no nos hace falta que desperdiciemos nuestro dinero en mantener a esos altos funcionarios ni a sus ejércitos de oficinistas bruselenses (por lo de Bruselas).

La venta cruzada la utiliza hasta el propietario de la charcutería cercana a casa cuando compro algún queso exquisito y me “recomienda” las tostadas adecuadas y el vino oportuno.

Vamos a ver. La solución no está en criminalizar al canal comercial. La solución está en proporcionar mejor formación, mejor cultura financiera al cliente, a fin de que mejore su capacidad crítica y su capacidad de evaluación de lo que más le interesa y conviene en cada momento de su vida.

Fuente: Expansión (2016, Feb. 5)