Unknown-2

“En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. No sabemos porque no queremos saber.”
(Aldous Huxley (1894-1963) Novelista, ensayista y poeta inglés.)

El Banco de España acaba de publicar (Junio de 2017) un interesante documento (“Informe sobre la crisis financiera y bancaria en España, 2008-2014″) con el objetivo de dar la visión de la entidad acerca de la, tan traída y llevada, crisis financiera.

Uno humildemente repasa el documento ávido de encontrar análisis sinceros de las situaciones ocurridas, de encontrar autocríticas que fundamenten actitudes y actuaciones futuras. Pero sólo se encuentra con unas mínimas evaluaciones de actuaciones realizadas y constata que el propio Banco de España no realiza ninguna autocrítica más allá de reconocer que durante la generación de la burbuja y los graves desequilibrios que acabaron hundiendo a muchas entidades financieras, el propio Banco de España dispuso de unos instrumentos regulatorios que resultaron ser claramente ineficientes.

Y lo peor viene ahora. Según los números del Banco de España los rescates públicos al sector financiero han significado un desembolso de capital de 64.000 millones de euros de los que el propio Banco de España reconoce implícitamente ya se dan por perdidos unos 60.000 millones de euros.

No olvidemos que se habla de dinero público, es decir, a cuenta de nuestros bolsillos y de los servicios públicos (educación, sanidad, pensiones, seguridad) que vamos a dejar de recibir o que vamos a recibir muy mermados de intensidad y calidad.

Antes estos hechos, uno recuerda que en el mes de Marzo de 2017 Islandia dio por cerrada la crisis financiera sufrida y avanzó su regreso a los mercados internaciones de financiación. Todo ello después de recibir, en el año 2008, asistencia económica del FMI. Préstamo que devolvió anticipadamente en el año 2015. Uno recuerda también que los ciudadanos de Islandia obligaron a dimitir a su primer ministro y lo llevaron a los tribunales justo por la crisis financiera. Y uno se sonroja de vergüenza al comparar los dos Estados (Islandia vs Spain), salvando las distancias naturalmente.

Pues eso, españolitos pagad y callad. ¿Alguna objeción?

 

Más información:

http://www.bde.es/f/webbde/Secciones/Publicaciones/OtrasPublicaciones/Fich/InformeCrisis_Completo_web.pdf

 

Anuncios