Archivos para el mes de: octubre, 2017

images

“Da la mano al tonto y te cogerá hasta el hombro”

(Anónimo)

Hace escasos meses, en Junio de 2017, escribía una contribución sobre la caída del Banco Popular. Una entidad con 91 años de historia en el sistema financiero español.

Hoy, con el tema aún no cerrado perviven las dudas y las sombras sobre la operación Banco Popular y su repercusión para la economía española y también para el Gobierno de España.

Hay quien dice que gracias a que Banco Santander compró el Popular por la irrisoria cantidad de un euro, el Tesoro Público español no tuvo que endeudarse en 36.000 millones de euros para enjuagar la caída del Popular. Ya que una de las primeras cosas que hizo Banco Santander fue transferir 13.000 millones de euros al Popular a fin de garantizar su liquidez y evitar que entrara en liquidación y también que se generara una gran repercusión sobre la economía española.

Así pues hasta ahora parece que el Gobierno de España le ha hecho un buen regalo a Banco Santander. Le permite comprar un banco por un euro y evita tener que poder encima de la mesa 36.000 millones de euros para salvar a Popular. Todo se asemeja a un gran favor. Pero atención, todos los favores se pagan o se devuelven !!!

Con todo ahora afloran algunas preguntas:

  • ¿A quién beneficia más la compra de Popular por Banco Santander. A Mariano Rajoy o a Ana Botín?
  • ¿Es posible que Mariano Rajoy siga siendo presidente del Gobierno gracias a que Banco Santander comprase Banco Popular? O dicho de otra forma más banal ¿Alguien tiene cogido a Rajoy por la entrepierna?

Sean cuales sean las respuestas, no intenten tomarnos a los ciudadanos por tontos de capirote.

 

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2017/06/10/banco-popular-r-i-p/

 

 

IMG_1774IMG_1775

 

“Una persona que nunca cometió un error, nunca intentó algo nuevo”

(Albert Einstein)

Es Viernes por la noche, mi esposa y yo cenamos en un pequeño pueblo de nuestro Empordanet. A los postres ella prefiere una infusión y el amigo dueño del local le ofrece una carta de infusiones. Ahí empieza mi sorpresa al comprobar que esa relación de productos corresponde a una microempresa, ubicada muy cerca de nuestra casa, a cuyo frente se encuentra un pequeño empresario gran conocedor y apasionado de las hiervas de la comarca y de sus extraordinarias cualidades. He aquí un claro ejemplo de alguien que valora cuales son sus fortalezas, cuales son sus habilidades y con una visión clara de qué nicho de mercado puede explotar aunque sea en un mercado maduro como lo es el de las infusiones.

Y con ello me viene a la mente la pregunta: ¿dónde está la diferencia entre los países?

A lo que me respondo: donde es seguro que no lo está es en el “que inventen ellos (Miguel de Unamuno)”. Donde es seguro que no lo está es en alargar la palma de la mano esperando que “caiga” una peonada, una falsa prejubilación o una subvención a fondo perdido.

Y concluyo: Pues la diferencia entre los países, entre sus sociedades, está en la actitud de las personas, moldeada a lo largo de los años por una educación y por una cultura. En el amor por el trabajo, en el esfuerzo por el ahorro y la inversión, en el deseo de superación y en la ambición de construir un país, una sociedad, más prósperos.