img_randres_20181231-092113_imagenes_lv_propias_randres_img_20181229_152753-kbI-U4538386082740zB-992x558@LaVanguardia-Web

“Europa es como un jefe que nunca se pone al teléfono.”

(José Luís Sampedro (1917-2013). Escritor, humanista, economista)

En el mes de Noviembre de 2016 el Parlamento Europeo aprobó un acuerdo con Sudáfrica por el que se iniciaba la liberalización de importaciones de cítricos provenientes de aquél país. De tal forma que el arancel del 16% soportado se iría reduciendo de forma paulatina hasta que en el 2026 Sudáfrica no pagará nada por exportar sus cítricos a Europa. Datos a tener en cuenta: i) Sudáfrica es el segundo país del mundo en exportación de cítricos sólo por detrás de España. ii) En la votación del Parlamento Europeo 8 diputados del PP español votaron a favor y 9 diputados del PSOE se abstuvieron, es decir, unos y otros asintieron al acuerdo.

¿Cuál ha sido la consecuencia de tal acuerdo parlamentario? Pues de entrada que para las 151.240 hectáreas de la Comunidad Valenciana que hoy producen cítricos, habrá que buscarles otra utilización. Otra consecuencia es que se van a tener que retirar 50.000 toneladas de cítricos que, en el mejor de los casos, serán convertidos en zumos aunque la rentabilidad, de existir ésta, para el productor va a ser irrisoria. Y en el peor de los casos todas esas naranjas y mandarinas se pudrirán en el suelo.

Pero hay otras consecuencias mucho más relevantes. Se trata del peligro sanitario por la posible entrada de plagas como la black spot (mancha negra), de la que ya se han dado casos, o el cáncer bacteriano de los cítricos. Se debe tener en cuenta que Sudáfrica no se caracteriza precisamente por sus controles sanitarios sobre los productos que exportan. Ello ha llevado a que los agricultores soliciten que las importaciones lleguen directamente a puertos españoles pues puertos como Rotterdam o Marsella son mucho más “laxos” en control sanitario.

Este caso sobre los cítricos me recuerda al ocurrido hace ya unos años con las “obligadas” importaciones de leche vacuna procedente de otros países de Europa. Situación que llevó a muchos ganaderos a la ruina o ha tener que reconvertir sus granjas al porcino. Caso, el de la leche, que pude conocer de primera mano a través de unos amigos ganaderos que lucharon con fervor para mantener sus pequeñas explotaciones. Esfuerzo que con trabajo y con espíritu emprendedor les llevaron a crear, junto con otros ganaderos, una cooperativa que hoy ocupa un no despreciable nicho de merado en Catalunya.

Dos casos, cítricos y leche, que me llevan a reflexionar si realmente nos favorece la pertenencia a la UE, más allá de la moneda única o la circulación transfronteras. Y también me lleva a preguntarme si los distintos gobiernos de España han hecho y hacen todo lo necesario para defender los intereses de Estado y los de los  ciudadanos.

Sinceramente, tengo mis dudas.

Más información:

https://www.lavanguardia.com/economia/20181231/453832274387/naranja-valenciana-en-jaque.html

https://www.lavanguardia.com/local/valencia/20190102/453838608274/naranjas-valencianas-sin-recoger-perdidas-caida-precios-acuerdo-sudafrica.html

https://www.lavanguardia.com/local/valencia/20161128/412071130987/acuerdo-ue-sudafrica-amenaza-naranjas-valencianas.html