Archivos para el mes de: abril, 2019

Unknown

Es bueno aprender a manejar la tecnología, lo malo está en aprender a manipularla.

(Albert Einstein)

En mi anterior post comenté lo que parecía ser el principio de una guerra por el predominio tecnológico entre los USA y China. También indiqué que la Unión Europea (UE) no distingue si la propiedad de una empresa que actúa en su jurisdicción es pública o privada, sólo se preocupa de si cumple con las reglas de competencia. Aparece pues un interrogante cuando se sospecha que la empresa pública pudiera ser un instrumento de un gobierno extranjero. Interrogante que en el caso de las empresas tecnológicas está más que fundado.

También comentaba que, en cuanto a inversiones en tecnología, en Europa el diferencial  de inversión con respecto a las dos grandes potencias es grandísimo y hace que se esté quedando peligrosamente rezagada en esa lucha. Otra gran debilidad de Europa es su falta de unidad de acción.

Con todo, dos hechos recientes vienen a corroborar que efectivamente el escenario de “guerra” está servido. Prueba de ello, por un lado, la vemos en el reciente posicionamiento (April/19/2019) de Peter Altmaier (Ministro de Economía alemán) a favor de crear un fondo de inversión estatal que intervendría ante posibles opas extranjeras sobre compañías alemanas que se consideren de importancia estratégica. Posicionamiento que está claramente orientado al endurecimiento de las relaciones con China. Y que nace por el recelo levantado desde que el presidente chino Xi Jinping presentara el plan “Made in China 2025″ destinado a convertir a China en una de las principales potencias tecnológicas del mundo. También por el temor suscitado, después de la venta en 2016 del grupo alemán de robótica Kuka al fabricante chino Midea, de que la tecnología industrial más avanzada de Alemania pudiese caer en manos extranjeras,

Y por otro lado, el diario británico The Times, en su edición de April/20/2019, publicaba que la CIA ha acusado a Huawei de estar siendo financiada por un sector del espionaje del Gobierno chino. En concreto con fondos que provienen del Ejército Popular de Liberación Chino, de la Comisión de Seguridad Nacional china y de la red de Inteligencia Estatal china. Fuentes de la inteligencia de los USA han indicado la sospecha de que el  propio Ministerio Chino de Seguridad Nacional ha aprobado la financiación de Huawei por parte del Gobierno chino.

Si a todo ello le sumamos que, por una parte, China dispone de leyes en materia de inteligencia y seguridad nacional que obligan a las empresas chinas a cooperar con sus agencias de seguridad y a ayudar al ejército chino. Y por otra, (como decíamos en el post anterior) el creciente temor suscitado acerca de las posibles dificultades para gestionar riesgos de seguridad en las redes 5G suministradas por Huawei, entonces el menú de la batalla está servido.

No, no cabe ninguna duda. ¡Es la guerra!

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2019/04/14/es-la-guerra-tecnologica/

http://www.expansion.com/empresas/2019/04/20/5cbb48b8ca4741e23a8b4635.html

https://www.lavanguardia.com/internacional/20190420/461739362009/cia-alerta-huawei.html

https://www.thetimes.co.uk/article/cia-warning-over-huawei-rz6xc8kzk

https://retina.elpais.com/retina/2019/04/17/tendencias/1555501405_069550.html

 

 

unknownimages

“La guerra no es simplemente un acto político, sino un verdadero instrumento político, una continuación de las relaciones políticas, una gestión de las mismas con otros medios.” 

(Karl von Clausewitz (Militar Prusiano. 1780-1831))

Parece que el arresto en Canada de Meng Wanzhou, hija de Ren Zhengfei fundador de Huawei, marcó el principio de una guerra por el predominio tecnológico. Zhengfei es un ex oficial y técnico militar del Ejercito Popular de Liberación y del Instituto de Investigaciones Militares chino que, en 1988, fundó Huawei. Empresa que hoy es un líder mundial en tecnología digital.

Por otra parte, los USA temen perder en un futuro próximo su liderazgo en semiconductores, robótica e Inteligencia Artificial (IA). Esa preocupación no sólo es económica sino también militar, ya que ese liderazgo en IA puede ser decisivo en una confrontación. Paradójicamente, Microsoft ha estado colaborando con una universidad china dirigida por militares en la realización de trabajos de investigación de inteligencia artificial que podrían emplearse con fines de vigilancia y censura.

En cualquier caso, es un hecho que China ha abusado de las convenciones internacionales de comercio y violado las reglas de propiedad intelectual, favoreciendo a las empresas estatales y discriminando a las extranjeras. Sin olvidar la gran influencia que el Estado Chino ejerce sobre las grandes empresas chinas. Cosa que inquieta a todo el mundo occidental por el riesgo de que “un Caballo de Troya” pueda introducirse en sus economías. De ahí la recomendación a algunos países de que no dejen en manos de Huawei el desplegamiento  de redes 5G o la instalación de paneles solares de esa empresa.

Para la UE la red 5G formará la espina dorsal de una amplia gama de servicios indispensables como la energía, el transporte, la sanidad o el sistema financiero. Por lo que  se hace necesario reforzar la seguridad de las redes 5G tanto desde el punto de vista interno como del de otros posibles países que pudieran aprovechar sus conocimientos y productos para dominar mercados. Hasta el regulador británico ha advertido de los riesgos de seguridad de Huawei.

La influencia de las empresas chinas conectadas al Estado plantea un problema para las economías de mercado regidas por reglas democráticas. La Unión Europea (UE) no distingue si la propiedad de una empresa que actúa en su jurisdicción es pública o privada, sólo se preocupa de si cumple con las reglas de competencia. Aparece pues un interrogante cuando se sospecha que la empresa pública pudiera ser un instrumento de un gobierno extranjero. Interrogante que en el caso de las empresas tecnológicas está más que fundado.

Es claro que China no cederá hasta conseguir una equiparación con el potencial tecnológico de los USA. La inversión en IA por parte de los USA y China es enorme. Como dato: el MIT planea invertir mil millones de dólares en un nuevo College of Computing. Mientras que en Europa el desnivel de inversión en grandísimo y hace que esté quedando peligrosamente rezagada en esa lucha.

La gran debilidad de Europa es su falta de unidad de acción. Ya en un post anterior comparé a Europa con una comunidad de vecinos en la que cada uno barre para su casa. Es claro que la inversión necesaria en tecnología digital es muy grande, pero sólo con una acción coordinada de la UE la podrá colocar en ese mapa tecnológico global.

No cabe duda de que hoy la gran lucha es para ver quien domina el 5G, porque el Internet de las Cosas (IOT), la Inteligencia artificial o la nueva movilidad, están vinculadas a esa tecnología. China es hoy una potencia tecnológica y parece que no queramos aceptar que lleva cierta ventaja.

Pero, como dice el profesor Xavier Vives, la estrategia no debe pasar por intentar bloquear el progreso chino. Sino tratar de integrar a China en las instituciones de gobernanza global y presionar para que cumpla con las reglas de juego limpio en comercio y propiedad intelectual.

Ya sabemos que toda guerra tiene un trasfondo económico. Aunque estamos claramente en una situación de guerra tecnológica, esperemos que la lógica de la guerra que se menciona en el prólogo se quede simplemente en la política.

 

Más información:

https://www.wsj.com/articles/u-s-navy-is-struggling-to-fend-off-chinese-hackers-officials-say-11544783401?mod=rss_Technology

https://www.lavanguardia.com/opinion/20181213/453529424796/es-la-guerra-tecnologica.html

https://www.applesfera.com/iphone/herramienta-espionaje-permitio-a-emiratos-arabes-acceder-a-datos-iphone-remotamente?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+applesfera+%28Applesfera%29

https://elpais.com/tecnologia/2019/01/29/actualidad/1548789659_853177.html#?ref=rss&format=simple&link=link

http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2019/01/18/5c40e936e2704ea6308b45dd.html

https://www.lavanguardia.com/internacional/20190303/46784747078/josep-pique-pugna-mundial-5g-china-entrevista.html

https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20190326/461242978052/huawei-red-5g-ciberseguridad-ue.html

http://www.expansion.com/empresas/tecnologia/2019/03/29/5c9d17e6ca4741f07f8b45ee.html

http://www.expansion.com/empresas/2019/04/10/5cadcdaa268e3e89338b45df.html

 

 

images-1

“Nuestra soberanía política dependerá de nuestra soberanía tecnológica”

(Bruno Le Maire, Ministro francés de Economía y Finanzas)

Y el propio Le Maire advierte que Europa no se puede resignar a ser una economía basada en los servicios. El mantenimiento de una industria competitiva es indispensable, pero también para evitar un deterioramiento social que alimente las opciones populistas”.

La historia nos recuerda que las revoluciones tecnológicas tienen consecuencias geopolíticas y hoy la Inteligencia Artificial (IA) está redefiniendo la economía mundial  y sus centros de poder. Ante este panorama es fácil pensar que aquellos que dominen la IA se convertirán en las superpotencias del Siglo XXI.

Europa fue la metrópolis en la revolución industrial. Y hoy se está convirtiendo en una colonia tecnológica digital espectadora de la batalla que libran los USA y China. Batalla en la que Europa debía haber entrado hace ya demasiados años. En lugar de esperar a que los USA fuesen nuestro proveedor tecnológico y velar por convertirnos en una potencia tecnológica, la prioridad de los funcionarios de Bruselas ha sido proteger al consumidor y al libre mercado. Por supuesto que esto es importante pero se han olvidado claramente las prioridades.

En Europa no se ha pensado, como lo hacen Washington y Pekín, no tan solo en proteger al ciudadano sino también en sus propios intereses geoestratégicos. Europa no ha sabido ser proteccionista como lo han sido los USA cuando la situación lo ha requerido.

IBM tiene la cartera de aplicaciones de IA más grande del mundo con más de 8.000 patentes, seguida por Microsoft con 6.000. Patentes que van desde la industria, el transporte, la educación, o la salud. Para China la cuestión forma parte de una estrategia política de Estado, siendo el único país del mundo que tiene un plan de desarrollo específico para convertirse en líder en el campo de la Inteligencia artificial en el 2030. China acapara el 48% del capital mundial destinado a empresas emergentes en el terreno de la IA. He aquí un dato a tener en cuenta: las solicitudes de patentes chinas ha crecido un 20% en los últimos tres años. Kai Fu Lee, fundador del fondo de inversión Sinovation Ventures, apunta  que “en el futuro cada nación necesitará herramientas y aplicaciones de IA para poder mantenerse competitiva tanto desde el punto de vista político como económico. Los países más pequeños y los más pobres se verán obligados a negociar con los USA o China para poder obtener esa tecnología”.

China hace ya tiempo que abandona el modelo de fábrica mundial de bajo coste. China quiere ser lider en innovación y en tecnología. Una prueba de ello es el aterrizaje en Barcelona de la incubadora china Tusstar fundada en 1999 y que ha participado en la creación de 7000 empresas en todo el mundo, de las cuales 35 ya cotizan en bolsa. Esta incubadora, con una inversión hasta la fecha de más de 263 millones de euros ha obtenido un retorno diez veces superior. Sin olvidar que cuatro de las empresas con una valoración de 1.000 millones de euros, y que no cotizan en bolsa, son chinas.

Grandes fondos de inversión asiáticos y chinos, y también de países árabes del Golfo, están invirtiendo cantidades astronómicas de dinero en proyectos de inteligencia artificial. Un ejemplo es Uber, que con unas pérdidas de 4.000 millones anuales, está recibiendo grandes inyecciones dinerarias de esos fondos con objetivo de que sus coches autónomos lleguen a sustituir a los transportes locales en Europa. Como anécdota debemos tener en cuenta que la Unión de los Emiratos Árabes (UEA) creó en Octubre del 2017 un Ministerio para La Inteligencia Artificial. Esos fondos soberanos, con su apuesta millonaria, lo que están haciendo es poner a su servicio el sistema productivo europeo. Por otra parte, recordemos que China  ya perdió en su día el protagonismo en la segunda resolución industrial y no parece que quiera perder su protagonismo en esta cuarta revolución.

Ciertamente parece que a los europeos nos están colonizando tecnológicamente, mientras miramos hacia otro lado. Y si Europa no se quiere convertir en un simple mercado, como en su momento lo fueron China, Asia o África, entonces debe cambiar las reglas del juego con respecto a la IA. Construyendo sus propios organismos y agencias de I+D+i.

Toda tecnología tiene una semilla y un fundamento que es la formación y el aprendizaje. Si nos centramos en la España y parafraseamos al profesor Marina “Si España pierde el tren de la formación y el aprendizaje, se convertirá en el bar de copas de Europa”. ……. Ahí lo deja el profesor Marina.

Más información:

Morózov, Ievgueni. (2011). “The Net Delusion: The Dark Side of Internet Freedom”. Perseus Book Group, Philadelphia..

Morózov, Ievgueni. (2013). “To Save Everything, Click Here: TheFolly of Technological Solutionism”. PublicAffairs.

https://lexpansion.lexpress.fr/actualite-economique/le-maire-notre-souverainete-politique-dependra-de-notre-souverainete-technologique_2064967.html

https://lexpansion.lexpress.fr/high-tech/l-europe-cette-naine-en-matiere-d-intelligence-artificielle_2063598.html

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20181211/453497528481/los-europeos-estamos-siendo-colonizados-tecnologicamente.html

https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20190326/461242978052/huawei-red-5g-ciberseguridad-ue.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20190327/461279745055/tusstar-incubadora-china-barcelona-inversion.html