images-3

“No hay camino fácil a la libertad en ningún lugar, y muchos de nosotros tenemos que pasar por el valle de sombras de la muerte, una y otra vez, antes de que alcancemos la cima de nuestros deseos”

(Nelson Mandela)

NOTA PREVIA.- SUGERENCIA PARA EL LECTOR.- Para la lectura de esta nueva colaboración se hace necesario aplicar grandes dosis de objetividad y, sobre todo, no caer en prejuicios banales. El tema tratado es de gran relevancia para la sociedad pero a su vez acarrea grandes problemas que los gobernantes no abordan con la debida transparencia.

La inmigración es un tema que preocupa, y mucho. Sin embargo parece que las economías de ciertos países (España es un ejemplo), donde este flujo es incesante, puede que no podrán soportar los costes derivados de ello.

Para tener referencias sobre el tema migratorio algunos datos sobre EEUU nos pueden dar una perspectiva interesante.

En los años 1970’s la tasa de crecimiento de la fuerza laboral en EEUU era del 2,6% anual. Hoy es sólo del 0,2%. Ello es debido, principalmente, al descenso de la natalidad. La oficina estadounidense de estadísticas prevé que en la década de 2016-2026 se crearán 11,5 millones de puestos de trabajo, pero que la gente en disponibilidad de trabajar será un millón menos. Hoy día los inmigrantes ya representan el 17,1% de los trabajadores en EEUU.

Por otra parte, hay también una fuerte competencia para atraer talento entre países. Partida que, hasta ahora, ha sido ganada los Estados Unidos. Aunque ahora, con las políticas de Donald Trump, esto puede cambiar. Canadá ya está poniendo anuncios en Silicon Valley pidiendo a los inmigrantes, de alta calificación es claro, que tengan problemas con visados ​​que vayan a Canadá.

Tal vez uno de los mayores paradigmas de la gestión de la inmigración, si el lector me permite calificarlo así, ha sido y son los Estados Unidos de América. Que partiendo de la nada en el siglo XVIII fueron capaces de crear (4 de Julio de 1776), no sin dificultades, la nación que se convertiría después en la primera potencia económica, tecnológica e industrial del mundo occidental. Con una población con los más variados orígenes. Y con unas políticas de inserción en la sociedad, de respeto a los valores de esa sociedad, de fomento del compromiso y el esfuerzo en un objetivo común: construir una gran país.

En nuestra latitud y según los datos publicados (ONU) para el 2017, España tenia 5.947.106 inmigrantes lo que supone el 12,75% de la población. Mientras que el año 2000 tenia 1.657.285 inmigrantes que representaban el 4,08% de la población. Es claro que alguien puede alegar que en países como Alemania, Franca, Reino Unido o Estados Unidos, esas cifras son mayores. Pero también lo es su PIB, su nivel de vida, su salario medio, su nivel de industrialización y la diversidad de oportunidades laborales y de inserción ofertadas, por poner unos ejemplos.

En cuanto a la esperanza de vida en países como España, Francia, Italia, Suiza o Reino Unido se sitúa hoy en los 85 años. Como información adicional ese dato se situaba en 77 años en 1990. En la otra cara de la moneda se encuentran las cifras de natalidad que entre los años 1939 y 2016 ha descendido un 25%. Lo que muestra el envejecimiento de la población. En cuanto a la población ocupada laboralmente representa un 41% del total de la población, con una tasa de paro del 15,3%.

Todo ello conduce a pensar en la necesidad de la inmigración para paliar la falta de mano de obra en esas sociedades. Pero el problema en Europa, y en particular en aquello que se llama España, es la “calidad” (habilidades, capacidades, formación) de la inmigración que, lamentablemente, hace que sea muy difícil que ocupen un puesto de trabajo de los requeridos en el siglo XXI y contribuyan así al crecimiento de la sociedad que les acoge.

Creo que el tema es muy importante y que nadie, literalmente nadie, no abre debate serio al respecto.

En los EUA también hay mucha inmigración de bajo nivel que hacen los trabajos que no quieren hacer los estadounidenses. Pero allí la gente se tiene que espabilar porque hay menos protección social. Aquí, en Europa, el estado del bienestar y la posibilidad de una vida subvencionada parecen buenos atractivos que provocan un efecto llamada. Seamos claros en este hecho.

Efectivamente, y eso es lo que hay que evitar. Es necesario gestionar la segmentación  (inmigración económica, buscadores de asilo, refugiados políticos, excombatientes, …)Y eso precisamente es lo que nadie pone sobre la mesa de forma abierta. Es decir, abordar sin trabas la inserción productiva, los derechos y los deberes del recién llegado, su obligación de respetar y contribuir al progreso de la sociedad que le acoge. Es claro que, ante ello, si no se pone manos a la obra se generaran problemas muy difíciles de resolver. Problemas que afectaran directamente al crecimiento de la economía y a la prosperidad de la sociedad de acogida. ¿No es así?

Y esa inserción e integración productiva es posible, como lo demuestra el caso del joven senegalés  Mamadou Saliou Diallo (ver “Más Información”). Quien no tan solo es una persona integrada en nuestra sociedad sino que que ha creado una ONG (Diandé África) para fomentar la escolarización, para que los niños sigan estudiando y encuentren trabajo en su Senegal natal. Otros ejemplos los encontramos en la aceleradora Fledge (ver “Más información“),  o en la página web –Topmantatopmodel– creada por Juliàn Zuazo (ver “Más información“).

En España es flagrante la falta de estrategia de futuro cuando se habla de inmigración. Y ese fracaso tiene grandes peligros sociales. No es tan solo la falta de visión de los políticos, de todos los colores, acerca de lo que se desea que sea España en el 2030, 2040 ó 2050. Sino en cómo y con qué recursos tanto materiales como humanos se espera conseguirlo. Hay que afrontar el problema con valentía y visión de futuro. De ello depende el desarrollo de la economía productiva y del país.

EPÍLOGO: “En opinión de George Soros, un remedio para parte de los problemas que afronta Europa es un PLAN MARSHALL para Africa financiado por la Unión Europea, por importe de unos 30.000 millones de euros anuales, que aliviarían las presiones migratorias que sufre el continente”.

Ahí lo dejo.

Más información:

https://www.lavanguardia.com/vida/20190826/464266086485/del-top-manta-a-la-alfombra.html

https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20181230/453817513397/menor-migrante-senegales-casales-catalanes-fracaso-escolar.html

https://datosmacro.expansion.com/demografia/migracion/inmigracion/espana

http://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-china-promete-60000-millones-dolares-financiacion-africa-20180903135117.html

“Soros avisa de la amenaza de otra crisis financiera global”. (Expansión, 30 de Mayo de 2018).

https://es.euronews.com/2018/12/28/inquietud-en-londres-por-la-ruta-migratoria-del-canal-de-la-mancha

https://es.euronews.com/2018/12/31/a-vida-o-muerte-cruzar-el-canal-de-la-mancha-antes-del-brexit

https://es.euronews.com/2019/01/03/dos-detenidos-por-trafico-ilegal-de-migrantes-en-el-canal-de-la-mancha