images

“Llevo diez años aquí, pensé que podía estar tranquilo. Es absurdo”

(Omar Sy – “Samba Cissé”)

Les salvamos la vida. Nos llenamos la boca loando nuestra acción de ángeles protectores. Pero luego los dejamos abandonados. Los dejamos que malvivan en su ansiada Europa.

thumb_IMG_3887_1024

thumb_IMG_3899_1024

Unknown-2

Eso si, no nos tiembla la mano para recoger medallas y premios, y aparecer en portadas de los medios.

No seamos mezquinos !!! Mirémonos al espejo y preguntémonos si esa es realmente la ayuda que podemos ofrecer. Preguntémonos sinceramente si eso es todo lo que podemos hacer. Preguntémonos si les estamos ofreciendo todas las oportunidades necesarias para que puedan labrarse un futuro en el país de acogida o para que puedan regresar a sus países de origen para mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias.

Y si de esas preguntas aflora nuestra impotencia y nuestro autoengaño, entonces reconozcamos que lo que debemos hacer como sociedad es algo muy distinto a lo que venimos haciendo hasta hoy. Así que, manos a la obra.