Archivos para el mes de: diciembre, 2019

Unknown-3

“Hacer la cosa correcta es algo más importante que hacer algo correctamente”

(Peter F. Drucker)

Una buen amigo me pregunta ¿Cúales crees que son los mejores negocios? A lo que respondo, pues en mi opinión aquellos que generan ingresos recurrentes. Es decir, aquellos en los que el cliente debe volver a pagar por que ya ha consumido el bien/servicio por el que pagó con anterioridad. Elementos tales como un caramelo de palo, un litro de gasolina, 1 Gb de Internet, minutos de móvil, el peaje de una autopista, una canción o una película en streaming, por poner unos pocos ejemplos. A modo de ampliación de estos ejemplos, un profesional de la compañía Telefónica me comento un día: amigo Javier nuestro negocio son los “pasos de contador” (cuando la utilización de la telefonía fija y el fax era mucho mayor que en la actualidad  y la tecnología de transmisión era el par trenzado de cobre). También el Director de Operaciones de una concesionaria de autopistas me comentaba hace ya unos años: nuestra empresa es una hucha de 500 km de longitud. Por el simil de cuando el peaje se podia pagar en monedas que echavamos en una suerte de cesta situada en el punto de peaje. Es decir, a más conversaciones telefónicas y más kilómetros de autopista recorridos mayores ingresos. Y si alguien duda del acierto de esos negocios sólo necesita echar un vistazo a la cartera de participaciones del holding inversor Criteria (Cellnex, Naturgy, Telefónica, Suez, Saba, entre otras). O a la cartera de Berksire Hathaway de Warren Buffet (Apple, Coca Cola, Bank of America, Kraft Heinz, entre otras).

Detrás de todos esos ejemplos de bienes y servicios hay centenares de puestos de trabajo estable, millones de euros de inversión en producción, mantenimiento, I+D+i. Se trata en definitiva de la economía productiva.

Si eso es así, ¿porqué España se empeña en fomentar el “negocio del ladrillo” que no genera ingresos recurrentes y en el que los únicos que se bebefician son los promotores inmobiliarios y los intermediarios comisionistas? ¿Porqué España abandona al sector industrial? ¿Porqué España se empeña en ser un lugar de servicios de poco valor añadido, servicios supeditados a una industria, la turística, que se encuentra siempre en el va y ven de externalidades que nunca se controlan atrayendo al “turismo basura”? Si me permite el lector la expresión. En lugar de fomentar el turismo de convenciones y congresos, el turismo cultural o el de alto poder adquisitivo. Y, por otra parte, construir un tejido industrial innovador y potente.

Tal vez la respuesta haya que buscarla en las estadísticas. España es el quinto país de la UE que menos invierte en educación. Según el último Ranking de Talento Mundial, elaborado por la escuela suiza IMD, los trabajadores españoles están poco motivados y sus habilidades para los idiomas son muy limitadas. En innovación España se sitúa en un más que modesto puesto 29 del Global Innovation Index 2019 (OMPI). En cuanto a I+D+i, mientras la UE aumenta su presupuesto al pasar del 1,84% al 2,03 del PIB, España baja su presupuesto desde el 1,32% al 1,19% del PIB. Y, ciertamente, estos datos se reflejan en la composición del PIB español. Donde la Industria ha pasado del 34% del PIB en 1970 al 12,6% del PIB en nuestros días (año 2019) y el peso de los Servicios ha pasado el 46% al 74%.

Un país se convierte en un país fuerte y próspero gracias a su nivel de productividad, a su nivel industrial, a su nivel de I+D+i y, por supuesto a su nivel educativo. NO LO DEBEMOS OLVIDAR NUNCA.

Como dice el profesor Xavier Ferràs, el mundo se divide en países i bloques. Los first-mover nations y los laggards. Es decir, las naciones líderes tecnológicamente y los rezagados. Los primeros invierten estratégicamente para crear riqueza a partir de su talento interno. Y los segundos simplemente consumen tecnología de otros, regalan sus datos y se precarizan. Mientras, los que tenemos claro el camino a seguir continuaremos trabajando para dejar a nuestros hijos una sociedad mejor de la que nosotros encontramos.

¿Va bien España?

Más información:

https://www.lavanguardia.com/economia/20191116/471636793858/talento-prosperidad-y-crisis.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20191119/471741057039/trabajador-espanol-poco-motivado-debil-idiomas.html

 

Unknown-1

“Un hombre es pobre no ya cuando carece de todo, sino cuando no trabaja.”

(Charles Louis de Secondat “Montesquieu”. Jurista, historiador, filósofo y político francés. 1689-1755)

Permitaseme en esta contribución exponer los argumentos de una excelente columna del profesor Josep Oliver Alonso, con base en la última encuesta sobre población activa (EPA 3r Trimestre 2019) publicada en España.

De dicha encuesta se desprende la reducción en la creación de empleo, pero también destaca el envejecimiento de los ocupados y la “nueva inmigración”. De los 2,9 millones de empleos generados en el periodo 2014-2019 sólo un 24% tiene menos de 45 años. Es más, en el periodo 2010-2019 el grupo de empleados de 45 años o más ha pasado del 39% al 46% del total. Tendencia que parece que seguirá en el futuro.

Otro aspecto interesante es la nueva ola migratoria, especialmente visible en la construcción, la hostelería, el transporte y en oficios de todo tipo. De aquellos 2,9 millones de nuevos empleos los inmigrantes han copado 1,2 millones. lo que supone un 38% del total frente al 14% que tenían en el 2014. Entre 2017 y 2019 la ocupación de los inmigrantes ha crecido un 17% frente al 1,9% de los nacidos en España. Una formación poco adecuada a la demanda (poca formación profesional) es un factor que explica la nueva inmigración.

¿Qué conclusiones se pueden sacar? La primera de ellas es la persistente falta de políticas de ayuda a la familia que les permita tener los hijos que estimen oportunos. En segundo lugar la inmigración está aquí porque ha llegado debido a la ausencia de políticas destinadas a minorar la brecha entre demanda y oferta de trabajo. El tercer corolario, ya antes mencionado, es la flagrante inadecuación de la oferta educativa versus las necesidades de las empresas (básicamente formación profesional). Por último, el envejecimiento de la población y el peso creciente de la inmigración son aspectos que llegaran a tener efectos adversos, como ya ha sucedido en algunos países de Europa. De hecho, en Noviembre del 2019 el presidente francés Emmanuel Macron anuncia un severo plan para controlar la inmigración con el argumento de luchar contra el fraude y los abusos. Desde el punto de vista económico el cambio tecnológico debería pivotar sobre las generaciones más jóvenes que son justamente las más exiguas. Desde el punto de vista social los conflictos en las áreas de “guetización”, donde se concentra la inmigración, acabaran por llegar tarde o temprano.

En definitiva, la ausencia de política, aún siendo una política en si misma, es un peligro y un elemento seguro para la generación de futuros problemas. Pues a pesar de lo que se pueda creer, las fuerzas del mercado laboral y de la demografía no se paran. Y como dice el profesor Oliver, aunque no lo percibamos ni le prestemos atención la tierra de está moviendo bajo nuestros pies.

Profesionales de la política, es vuestro turno de hacer algo de provecho !!

Más información:

https://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epa0319.pdf

https://www.lavanguardia.com/economia/20191101/471308668607/movimientos-de-fondo.html