Archivos para la categoría: Ciudades

Unknown-1

La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.

(Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán)

Ahora que ya todo es historia, es el momento de reflexionar y de descubrir las falsas verdades. Nos vendían una gran película acerca de la idoneidad de Barcelona y su Torre Agbar (rebautizada como Torre Glories) para albergar la Agencia. Así como el altísimo grado de cumplimiento de los requisitos necesarios para que Barcelona albergara a la EMA. En realidad nos estaban vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. O mejor dicho, sin haber hecho nada de provecho para cazarlo.

Nanosegundos después de conocerse que la EMA iva a ir definitivamente a Amsterdam, la verborrea política española desató su ira y lanzó sus dardos sobre Catalunya, sobre su procés y sobre toda la clase política catalana. ¡Qué memos!

Lo cierto es que Barcelona no pasó ni la primera votación por lo que quedó automáticamente eliminada. Quedando por detrás de Bratislava, Copenhague, Amsterdam y Milán. ¿Y porqué quedó desbancada a la primera de cambio? Pues porque no cumplía con los requisitos fundamentales, o cumplía menos que sus competidoras. Entre esos requisitos estaba la excelencia en conexiones aéreas internacionales, la excelencia en transporte público entre la agencia y el aeropuerto (que hoy es claramente mejorable), las condiciones económicas del alquiler del edificio (público vs privado, Amsterdam ofrecía un edificio nuevo y público con un alquiler competitivo mientras que la Torre Agbar es de capital privado y de mayor costos de alquiler), la demografía y el alto nivel de desempleo (en este caso mayor que en Italia y Holanda), la baja inversión en I+D comparada con Holanda, el panorama universitario y el número de publicaciones e investigaciones científicas, el dominio del inglés, en cuanto al ranking de biotecnología Holanda ocupa el lugar 14º según Scientific American Worldview Scoreboard mientras España ocupa el lugar 29º, en cuanto a inversión público-privada en empresas del sector en Holanda es de 450 Mns€ mientras que en España es de 299 Mns€. Y otros muchos aspectos que se encuentran en el informe de KPMG. Otro contratiempo ha sido el posicionamiento de España en el índice de Transparencia Global Anticorrupción. Tema en el que España está hundida en el ostracismo de la corrupción y con con gobierno líder en esa lacra social.

Lo cierto es que la decisión de ubicar la nueva sede de la EMA fue una decisión política que tomaron los ministros de los 27 países el pasado mes de Octubre. Siempre nos quedará la duda de si los políticos españoles estuvieron a la altura de las circunstancias para gestionar de forma correcta la situación y las negociaciones asociadas.

Cada cual saque su corolario particular.

 

 

Anuncios

Unknown

images

“Se recoge lo que se siembra”

(Proverbio popular)

Efectivamente, la ecuación es justo esa: “se recoge lo que se siembra = turismofobia“.  Y ¿porqué? se preguntará alguno. Pues la respuesta es simple. Durante décadas en la llamada España se ha incentivado y se ha alimentado del turismo de “sol+playa+alcohol“. Dicho en otras palabras, el turismo cutre, el turismo de masas de baja calidad que sólo comporta problemas, molestias y gastos a la sociedad. Y ese modelo de turismo choca hoy frontalmente con una sociedad castigada por una crisis económica no superada aún, con altísimos niveles de desempleo, con altos niveles de precariedad laboral, un turismo que provoca subidas artificiales de los precios de la vivienda y la exclusión de ciudadanos de los barrios donde vivían.

La bonanza actual de ese sector va acompañada de la precariedad y bajos salarios para sus trabajadores y del impacto negativo sobre el medio ambiente, sobre la calidad de vida de los residentes y sobre la convivencia ciudadana. Todo ello debido a la más absoluta ausencia de criterio y de planificación estratégica por parte de los gobernantes de turno de todas las Administraciones. Ejemplo de ello son la falta de visión y las desastrosas iniciativas del gobierno municipal de Ada Colau en la ciudad de Barcelona.

El turismo debe ser un sector accesorio para la economía de un país (siempre que se trate de un turismo de calidad) pero nunca debe ser un sector lider sobre el que se apalanque cualquier economía que se precie. Y la razón fundamental es por que se trata de un sector efímero. El turismo puede desaparecer de la noche a la mañana por aspectos socio-políticos, por aspectos climatológicos, por aspectos medioambientales, por aspectos sanitarios o por tantos otros motivos.

Hace ya meses que comento que el boom turístico que sufre la España en 2017 está motivado por que en Oriente próximo y en el norte y centro de África la probabilidad de que tus vacaciones acaben en la morgue son muy elevadas. Pero esa situación cambiará en el mismo momento en el que en esos países se erradique el terror yijadista y sus dirigentes se den cuenta de que han llevado el país a la ruina y deben volver a aceptar fuentes de ingresos provenientes de los turistas. En ese momento la España dejará de ser atractiva para el turismo de masas, básicamente por precio. De hecho hoy, en Agosto de 2017, el gran touroperador TUI ya advierte que el mercado turístico español está saturado (ver La Vanguardia 11-08-2017). Este touroperador prevé recuperar destinos como Túnez, que parece un lugar más calmado en cuanto al terror yijadista.

Otra opinión importante: el mismísimo empresario hotelero Antonio Catalán (ver Eldiario.es) culpa a los viajes organizados a precios de demolición de atraer a la España un tipo de visitantes que provocan “reacciones diversas”. Según el mismo empresario el hecho de que continúen llegando de forma masiva turistas británicos “low cost” es un claro síntoma de la degradación que padece el sector.

El turismo, ese turismo, representa hoy el 11,20% del PIB de la España (datos de Exceltur-2017). Si repasamos la composición del PIB español desde 1970 vemos la enorme degradación del sector industrial y el crecimiento desbocado del sector “servicios”. No olvidemos que es el sector industrial el que ofrece empleo a largo plazo y empleo de calidad. Es este sector el que genera riqueza y distingue las economías líderes en Europa y en el mundo.

Composición y evolución del PIB español (Fuente INE 2017)

Sector Año
2016 1980 1970
Agricultura y Pesca 2,6% 7,0% 11,0%
Industria y Energía 17,8% 28,6% 34,0%
Construcción 5,6% 8,8% 7,9%
Servicios 74,1% 46,2% 56,5%

No se trata de erradicar al turismo como un sector proscrito. Se trata, en primer lugar, de recuperar y construir un sector industrial potente basado en tecnologías de futuro que genere ocupación de calidad a largo plazo. Y, por otra parte, crear una industria turística de alto valor añadido basada en visitantes de poder adquisitivo medio-alto. Poniendo en valor la riqueza cultural, arquitectónica, geográfica, medioambiental, científica, del territorio. Así como su capacidad para organizar importantes congresos y eventos en los que los asistentes puedan valorar los servicios recibidos.

Cualquier otra opción es un error monumental. ¿Oido politicuchos de turno?

ULTIMA HORA: El turismo cutre aviva el ingenio. Utiliza el espacio público en provecho propio.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20170812/43487151598/playas-barceloneta-campamento-turistas.html

img_lteixidor_20170811-110924_imagenes_lv_colaboradores_lteixidor_barceloneta_noche_8106_36-kX6E-U43478975264fyB-992x558@LaVanguardia-Web

Más información:

http://www.lavanguardia.com/opinion/20170812/43486803211/turismo-un-mal-negocio.html

 

 

Unknown-1images

“Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantiene a la población en vilo.”
(Ezra Pound)

Ser alcalde de una gran ciudad es una tarea difícil y compleja. Y si esa ciudad es Barcelona,  la complejidad y la dificultad aumentan. Se debe tener una visión estratégica que sitúe a la ciudad en la senda del progreso y que beneficie a TODOS los ciudadanos. Quien ejerce esa responsabilidad no se puede dejar llevar por instintos partidistas, nihilistas e involventes.

Y ello nos lleva al proyecto del actual consistorio de Barcelona de unir dos circuitos de tranvía a través de la Avda. Diagonal recientemente renovada. No importa que sea un proyecto innecesario para la ciudad. Se trata de un proyecto que destrozará las obras que en esa emblemática avenida se hicieron para recuperarla de su estado de decadencia y convertirla en un gran bulevar en el que coexisten zonas de paseo peatonal y de circulación y en la que los ciudadanos pueden encontrar la más variada oferta comercial. Un bulevar que junto con el Paseo de Gracia configuran  una de las zonas más atractivas de Barcelona tanto para propios como para visitantes.

La actual alcaldía está decidida a destrozar ese bulevar recuperado por y para los ciudadanos. Y desea hacerlo pura y simplemente para destrozar algo que realizó su predecesor. Lo hace para “dejar su huella”, para “marcar territorio” igual que lo hace gran variedad de fauna en los bosques o en las esquinas de las ciudades.

Hasta la fecha no se ha publicado ningún estudio de viabilidad coste-beneficio que indique la idoneidad del proyecto (el lector puede comprobar en el link adjunto los datos de un proyecto similar en la ciudad de Madrid). De momento el único anuncio ha sido el de destinar TRES MILLONES DE EUROS en la redacción del proyecto. Montante que bien podría dedicarse a generar puestos de trabajo, mejorar la calidad de la enseñanza en las escuelas municipales, dar cobijo a los sin techo, paliar la creciente proliferación de alojamientos turísticos al margen de la legalidad, o a frenar el que centenares de personas indocumentadas vendan de forma ilegal en la vía pública productos falsificados. Por poner unos simples ejemplos.

Lo dicho, no hay estudio que muestre la viabilidad y el beneficio del proyecto. Claro que el argumento podría ser ecológico, al usar energía eléctrica en lugar de combustibles fósiles en un transporte público. Pero aquí también falla pues los autobuses que podrían llevar a cabo aquella conexión gozan de motores eléctricos o de combustión de gas natural.

De hecho en una reciente edición de Tribuna RACC (Reial Automóvil Club de Catalunya) se manifestó la “poca oportunidad” de tal proyecto. Al que sólo defendieron aquellos que “están implicados” en él de una u otra forma.

Con todo, si desde la alcaldía persiste el deseo de “dejar huella” tal vez merezca la pena sugerir que la conexión se realice mediante unas lanzaderas a base de “carretas estilo amish” tiradas por caballos, y aprovechar las equino-boñigas (o si lo prefiere el lector: las equino-heces) que dejen a su paso para que las brigadas de parques y jardines adoben algún que otro parterre de la Casa Consistorial.

Ciertamente, como dijimos una vez, la estupidez humana no tiene límites.

Mas información:

http://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2016-05-07/metro-ligero-madrid-ingresos-gastos-concesionarias_1195956/