Archivos para la categoría: Comunicación

images-1

“Internet es positivo porque nos une, nos conecta. Incluso a las personas mayores. El estar conectados nos prolonga la vida y no solamente añade años a la vida, sino vida a los años”.

(Luis Rojas Marcos)

En contraposición a esa idea el autor del libro que al final se cita considera que Internet no es una herramienta al servicio de la humanidad. Sino que pone la humanidad a su servicio, nutriéndose de sus anhelos, de sus gustos, de sus costumbres, de sus formas de vida. Tengamos en cuenta que Google, a través de una cuidada combinación de IPs y de cookies, es capaz de conectar elementos de búsqueda para un individuo particular a través del tiempo. A este hecho, Eric Schmidt antiguo presidente de la compañía, lo denomina “vivir en un registro histórico”, razón por la que “deberíamos ser más cautos en nuestras contribuciones en la red y en lo que de nosotros ofrecemos a los demás”. Ciertamente Internet ha pasado de ser una herramienta de consulta con la que el usuario primero se hacía una pregunta y después buscaba la respuesta, a ser un elemento omnipresente en la sociedad. Un elemento en actividad permanente que es el que formula las preguntas impidiendo, a menudo, al individuo generar nuevos marcos de referencia.

Recientemente desayunaba con prisa en la barra de una cafetería cercana a mi domicilio y a ambos lados veía a otros clientes con la cabeza baja ensimismados en las pantallas de sus móviles. Poco después tomé un autobús en el que calculo que las dos terceras partes de los pasajeros estaban absortos concentrados en las pantallas de sus móviles consultando, jugando o enviando-recibiendo mensajes en lugar de disfrutar de una mañana excelente y de la vista a los fantásticos edificios modernistas de mi ciudad. (El tercio restante de los pasajeros, por su edad, tal vez estaban ya de vuelta de las redes sociales). Y me pregunté ¿qué está pasando? Seguro que usted, lector, habrá vivido situaciones semejantes.

Es evidente que no se puede caer en fundamentalismos ni a favor ni en contra de la Red y sus contenidos. A la que, con frecuencia, le dedicamos unos recursos personales muy superiores al retorno que recibimos. En cualquier caso recomiendo la lectura de este libro que invita a la reflexión personal acerca de nuestra actitud frente a la Red y frente al tiempo, valiosísimo tiempo, que le dispensamos.

Más información:

“La gran adicción. Como sobrevivir sin internet y no aislarse del mundo”.

(Enric Puig Punyet; Arpa editores; Septiembre-2016)

Unknown-2

Anuncios

Unknownimages-1

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad. Un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.

Winston Ghurchill

Un estudio llevado a cabo por la Duke University desvela que las personas optimistas trabajan más, reciben mejores salarios, son más valoradas y destacan en los deportes de forma regular. El optimismo influye en las decisiones empresariales. Por su parte, un estudio de la University of California en Irvine acerca del comportamiento de los CEOs con sus stock options demuestra que aquellos que las retuvieron, en lugar de ejercer la opción de venta, son directivos que deciden invertir más en innovación, en I+D y sus empresas generan más patentes y  son referencia en sus  respectivos sectores.

Según un estudio de la Universidad de Siena, no es de extrañar que en el corto plazo el crecimiento económico haga que la población sea más optimista. Pero en el largo plazo, esto es en un periodo de quince años, la felicidad y el optimismo son las fuerzas que empujan el progreso económico, incentivando las posiciones de riesgo, la experimentación y el mayor esfuerzo. De hecho la mayoría de los participantes en dicho estudio afirman que el sentimiento de felicidad y la actitud optimista se puede asociar al rápido crecimiento económico en Europa en el periodo 2004-2008.

Los optimistas infravaloran cuan difícil y costoso es el alcanzar el éxito. Pero es justamente esa infravaloración la que los empuja a asumir mayores riesgos y a invertir en un futuro mejor, mientras que los pesimistas se enrocan en sus propios errores.

Así pues si todos esos estudios son ciertos, que lo son, hagámosles un gran favor a nuestros hijos. En este año que ahora comienza inyectemos grandes dosis de ánimo !! No condenemos a las nuevas generaciones a la penuria con unas actitudes pesimistas a través de la tiranía de unas perspectivas miserables. Mantengamos una actitud optimista !!

Fuente: “The economic power of positive thinking” (Bloomberg Business Week)

Unknown

Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad.
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.
Pues es una aventura en la que hay que tener grandes dotes de prudencia y, sobre todo, mucho escepticismo y espiritu crítico.

En nuestras latitudes, es decir, en la llamada España este tipo de prensa es, en general,  “prensa amarilla” y no precisamente por el color de sus páginas, que en la mayoría son de color salmón.  Pertenece a grupos editoriales que, a su vez, se alinean con grupos políticos de presión. O sea, que en su misión figura el ser y actuar como el cuarto poder agresivo antes que fomentar el análisis crítico, el espíritu imparcial y la información objetiva ante los hechos económicos. Cuando tratan la información económica es jocoso observar la burda manipulación que pueden llegar a hacer de los datos. Por ejemplo, si queremos ver la evolución del gasto en personal de la autonomías en España es claro que no es lo mismo si tomamos el valor comparativo desde el año 2007, cuando el PIB creció un 3.5% respecto al año anterior (era el final de la época de bonanza), que si lo tomamos respecto al año 2009, en el que el PIB descendió un 3,8% respecto al 2008 (empezaban a ir mal dadas). El primer caso es el tomado por el diario Expansión en la edición del 20 de Agosto de 2014 en el que denunciaba el aumento desmesurado del gasto autonómico. De hecho todas la administraciones incrementaron su gasto durante los años de vacas gordas. Sin embargo si hacemos el mismo análisis tomando como base el año 2009 nos encontramos con que el gasto de las administraciones autonómicas disminuyó tres veces más que el gasto de la Administrción General del Estado. Pero es claro que esta perspectiva no servia para el mensaje que el grupo de presión quería lanzar.

Por otra parte, si bien hay que ser prudentes y escépticos ante la información estrictamente económica, lo hay que ser mucho más ante los titulares de cariz político en esa clase de prensa. Ya que siempre subyace aquel rancio argumento de si no estás conmigo estás contra mi y por lo tanto eres el demonio, el sacrílego que no se merece ni agua. Cuando entran en el comentario político sus plumas ya no destilan tinta sino que destilan directamente bilis, desacreditando a toda costa a todo aquello o aquellos que no se encuentren dentro de sus parámetros de opinión. Eso si, sin dar jamás el más mínimo argumento sólido de sus ideas.

En definitiva, si los líderes económicos y políticos se informan solamente a través de esos medios está más que claro lo que se puede esperar de ellos.

Unknown

Todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad.

Julio Verne

Pues la respuesta es afirmativa. Y ¿como? Haciendo simple la sofisticación. Cada tweet revela la identidad de su creador, la localización donde se generó, fecha y hora de lanzamiento y docenas de “pequeñas informaciones” sobre él.

De hecho los 140 caracteres “visibles” de un tweet representan menos de un 10% de su contenido. Valga decir que esa anatomía del tweet está públicamente documentada y disponible mediante la correspondiente API (Application Software Interface).

Algunas de las interioridades de cada tweet son las “coordenadas”, en valor de latitud y longitud geográficas. O el “lugar”, que incluye múltiples coordenadas que delimitan zonas en una ciudad o una región. Con esas informaciones es fácil averiguar, por ejemplo, cuan distante está un emisor de otro. Aquí ya se aprecia el valor que puede tener investigar en las tripas del microblog. Con esas informaciones ya podemos decidir cual es el mejor momento de enviar un nuevo tweet , o en que momento tendremos una mayor audiencia. Hasta tal vez descubramos que un numeroso grupo de personas emite tweets justo antes de salir de sus oficinas, lo que nos puede permitir sugerirles lugares cercanos donde comprar o tomar una copa. Ya se intuye que en las interioridades de cada tweet encontraremos mucha más información: identificación del usuario, número  de veces que el tweet fue reenviado, el número de seguidores y muchas otras más.

Con un único tweet podemos extraer información muy valiosa desde el punto de vista de influencia social: cuan potente es la influencia del emisor, el número de seguidores o el número de personas a las que llega ese tweet. Un tweet es la viva manifestación del deseo humano de comunicarse unos con otros y, a su vez, de ejercer cierta influencia sobre los demás. Y por ello Apple ha anunciado la compra de la empresa Topsy que es una de las cuatro privilegiadas empresas que tienen los derechos para “desmenuzar” los tweets. Es claro que con esta incorporación Apple logrará una ventaja competitiva al poder adelantarse al consumidor y hacerle ofertas personalizadas.

Twitter es más bien un descubrimiento que una invención. Twitter ha simplificado el fenómeno del blogging con su definición de “servicio de microblogs”, algo mucho menos costoso que mantener un blog. Pero tal vez el principal descubrimiento de Twitter ha sido el de que la telefonía móvil es una gran, inmensa, plataforma de difusión. Un simple tweet de hasta 140 caracteres es un medio extraordinario para que una celebridad desde su limusina, un político desde su oficina de campaña electoral, un activista desde cualquier lugar del mundo o un departamento de marketing pueda comunicarse con miles, millones de seguidores e intentar influir en su comportamiento.

Ahí está la esencia de la multimillonaria capitalización bursátil de una compañía no rentable nacida en el año 2006.

Fuente: Bloomberg