Archivos para la categoría: Eurogroup

Unknown

“El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.”

(Alexander Pope / 1688-1744. Poeta Inglés)

La Junta Única de Resolución (JUR) es la nueva autoridad de resolución de la Unión Bancaria Europea. Es un elemento clave de la Unión Bancaria y de su Mecanismo Único de Resolución. Su misión consiste en garantizar la resolución ordenada de bancos en crisis con el menor impacto posible sobre la economía real y las finanzas públicas de los países de la Unión Europea (UE) participantes y terceros.

El pasado mes de Octubre de 2017 las instituciones de la UE implicadas en la resolución del Banco Popular rehusaron entregar a un grupo de bonitas, que perdieron toda su inversión en la operación, los documentos sobre los que basaron su decisión. Ese grupo de inversores -formado por los fondos Algebris, Ronit Capital y Anchorage Capital- pedía en particular acceder al informe de la consultora Deloitte que atribuyó a la entidad un valor negativo de entre 2.000 y 8.200 millones de euros.

Pues bien, en Noviembre de 2017 el Panel de Apelaciones de la JUR ha ordenado que se le entregue el informe Deloitte y el resto de documentos que fueron consultados para resolver el tema de Banco Popular en pasado mes de Junio. Se trata de un nuevo intento de conseguir el mencionado informe Deloitte, que también han denegado a la Comisión del Banco Central Europeo (BCE) alegando que podría dañar la estabilidad de la eurozona y los intereses comerciales de Banco Santander.

Desde luego na hace falta ser un lince ni tampoco un gran experto en asuntos jurídico-económicos para intuir que algo se está escondiendo sobre el affaire Banco Popular. En cualquier caso el hedor empieza a ser insoportable.

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2017/10/26/no-todo-se-ha-dicho-sobre-el-asunto-banco-popular/

Anuncios

images

“Si fuera la patria como una madre cariñosa que da abrigo y sustento a sus hijos, si se les diera tierras y herramientas para sembrar, nadie abandonaría su patria para ir a mendigar el pan a otros países en donde se les desprecia y se les humilla.”
Librado Rivera (Político, periodista y profesor mejicano)

 

Es lamentable pero recientemente muchas sombras se ciernen sobre las ONGs que operan en el mar Mediterráneo a la búsqueda de pateras. Una labor que es apreciada pero que sin embargo levanta ciertas dudas. ¿Están contribuyendo esas organizaciones a un aumento exponencial del éxodo? ¿Están siguiéndoles el juego a los traficantes de personas? ¿Se están convirtiendo en un mero servicio de recogida y entrega a domicilio?

La eficiencia en los rescates ha provocado que se incremente el número de migrantes y varíe la nacionalidad de los que tratan de cruzar el Mediterráneo central debido al efecto llamada. El número y nacionalidad ha variado de forma significativa. Un dato ilustrador: un cambio llamativo es el número de ciudadanos bangladesíes que ha pasado de 585 en el año 2016 a 8.241 en el año 2017.

Existen pruebas que evidencian un trato “demasiado amistoso” entre los tripulantes de un barco de la ONG alemana Jugen Rettet con respecto a los traficantes de personas. Lo que apunta a “presuntas complicidades” y tal vez “turbias fuentes de financiación”.

Frontex en un informe de principios de año 2017 establece una peculiar relación entre el modus operandi de los traficantes y el aumento de rescates por parte de las ONGs que actúan en la zona.

Por otra parte, cualquiera que tenga conocimientos y experiencia de navegación marítima sabe lo difícil que es localizar desde tu barco a otra embarcación en mar abierto. A no ser que “alguien” te facilite su posición. Y en este caso bien pueden ser los traficantes mediante una llamada, o mensaje, por telefonía móvil a la ONG de turno dando las coordenadas de la patera, o los mismos migrantes a los que se les ha facilitado un teléfono vía satélite y el número de la ONG a la que hay que llamar.

Desde el punto de vista económico, los gastos a cubrir en esas operaciones son muy elevados (adquisición, mantenimiento y combustible de los barcos; salarios, ropa, comida de la tripulación; chalecos salvavidas, mantas, medicinas, material médico para los rescates; y otros muchos gastos). Naturalmente debemos pensar que las fuentes que financian todos esos gastos  son recursos de origen “limpio, legal y de procedencia contrastada”. Afortunadamente algunas ONGs, no todas, ofrecen sus datos financieros auditados.

Trabajo encomiable sin ninguna duda el de todas esas ONGs. Sin embargo la pregunta es: ¿no sería mejor dedicar esfuerzos para neutralizar esa delincuencia que trafica con personas? ¿no sería mejor dedicar todos los esfuerzos a que esos miles de personas no tengan que abandonar sus países, sus casas, sus familias, para emprender un viaje lleno de peligros e incertezas. Para que después de pagar importantes sumas de dinero a los traficantes lleguen a un país en el que no encontraran trabajo, malvivirán en campamentos y guetos y difícilmente se adaptaran dada su cultura y su baja formación y cualificación. O, en el peor de los casos, el desengaño y la frustración se apoderará de ellos y tal vez alimenten el resentimiento, los bajos instintos y el odio?

Demasiadas sombras empiezan a planear sobre los rescates. Y es una autentica pena que también planeen sobre esas ONGs. Y lo que es peor, que sus donantes vivan en la más absoluta inopia.

 

Más información:

https://europa.eu/european-union/about-eu/agencies/frontex_es

http://frontex.europa.eu

http://www.lavanguardia.com/…/italia-confisca-barco-ong-jugend-rettet.html

http://www.lavanguardia.com/…/frontex-declara-guerra-ong-rescate-mediterraneo.html

https://elpais.com/internacional/2017/08/11/actualidad/1502447475_992540.html

http://www.lavanguardia.com/…/italia-ong-inmigrantes.html

http://www.lavanguardia.com/…/salvadores-bajo-sospecha.html

http://www.elpuntavui.cat/politica/article/17-politica/1208545-italia-rete-un-vaixell-d-una-ong-que-rescata-immigrants.html

 

 

 

1318482547_047786_1318482599_noticia_normal

“Vota a aquel que prometa menos. Será el que menos te decepcione.”
(Bernard M. Baruch (1870-1965) Financiero y asesor presidencial estadounidense.)

Si, lo han leído bien, 1,9 billones de euros de nuestros bolsillos. Y el que lo niegue miente como un bellaco. Sin duda una cifra escalofriante, más si se tiene en cuenta que no incluye el pago de los intereses de la deuda en que se ha incurrido como consecuencia de las ayudas públicas.

La crisis financiera internacional que comenzó en 2008 ha comprometido desde su inicio un volumen cuantioso de recursos públicos como resultado de los esfuerzos de los Gobiernos de las principales economías avanzadas para estabilizar y reestructurar sus sistemas financieros.

Los países de Europa que más dinero público han destinado a sanear la banca son Alemania (224.000 millones de euros = 7,4% de su PIB), UK (131.400 millones = 5,1% de su PIB), Irlanda (58.300 millones = 22,8% de su PIB), España (51.600 millones = 4,8% de su PIB).

De acuerdo con la información de Eurostat, que difundió en octubre de 2016, el coste fiscal aproximado como el endeudamiento neto de activos asumido por el sector público se situaba, a finales de 2015, en el 1,9 % del PIB para la UEM. Esta cifra asciende al, nada despreciable,  4,2 % del PIB en el caso de España.

Por otra parte, las diferentes intervenciones con las que España rescató a su sector financiero entre 2008 y 2015 elevaron la deuda pública en un porcentaje equivalente al 4,8% de su PIB.

Pero no acaba ahí la cosa. El Banco de España ha advertido que el saneamiento del sector financiero aún no se ha cerrado. Es más, no quedará “completamente identificado” hasta que concluyan los procesos de reestructuración pendientes. Léase los seriales novelescos de Bankia, BMN y otros.

Y para muestra, un botón. En mayo del 2012 el Grupo BFA-Bankia fue nacionalizado. Casi 22.50 millones de euros de mi bolsillo,  y del suyo amable lector, fueron inyectados al banco para evitar su caída. Hoy, mayo del 2017, cinco años después de esa decisión Bankia sólo ha devuelto 1.838 millones de euros (a penas un 8% de la deuda).

Y mientras tanto el Gobierno de turno presenta unos presupuestos menguantes en cuanto a inversiones en educación, sanidad, desarrollo industrial, infraestructuras y, sorpresa-sorpresa, piensa endeudarse con 16.000 millones de euros paga poder hacer frente al pago de las pensiones.

Sin lugar a dudas alguna cosa estamos haciendo mal, muy mal !!! De entrada porque nos estamos dejando engañar continuamente.

Más información: 

http://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/ArticulosAnaliticos/2017/T2/fich/beaa1702-art10.pdf

images

“Europe has its own problems, caused mainly by the fact that the countries joined to create a monetary union without taking appropriate political and institutional measures to allow this union to work, and they will have to pay a high price for that failure. “

Joseph E. Stiglitz (Nobel Prize in Economics 2001)

Brussels, you certainly have a problem. Very little have served your threats and apocalyptic arguments to intimidate a nation.

When a member of a family decides to leave very little use to say “you’re wrong, out there is hell !!” When a member of a family decides to leave it is that he has thought deeply, is because he has its own arguments, because he has made his ratings that have allowed him to freely make a decision.

Now it’s up to the family understand and comprehend these arguments and, above all, to reflect deeply on their long-held attitudes. To reflect on the mistakes made in the governance and management of family togetherness.

This is no time to rend their garments or issue more threats. Now is the moment of truth. It’s time to check if that family has the necessary maturity, if it is able to analyze, assimilate and to correct mistakes. For it is clear that that family has done something very bad for one of its members to leave.

That family need now to act with humility and not under the resentment. Because if she does, because if she insist on threats and contempt for the freedom of others, there is no doubt that the situation can quickly return against she.

That kind of family will be prosperous only, and only if, the are prosperous all its members. That family will stay together only and only if all members are treated equally. If all members are rewarded for their efforts without having to be bowed to the impositions of other members.

images

Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda.
(Martin Luther King)

El 22 de Febrero de 2015 publiqué un post (Grecia otra vez?) en el que pretendía ilustrar el porqué de la difícil situación griega. Hoy creo que esos que se autoproclaman líderes del Eurogrupo (Jeroen Dijsselbloem, Angela Merkel, François Hollande y el resto de la banda) han sobrepasado los límites de obscenidad, que cualquier ciudadano sensato y con un mínimo de cultura es capaz de soportar, respecto a nuestros conciudadanos griegos. Está pudiendo más el ansia de “venganza económica” por parte de Alemania de sus derrotas en 1918 y 1945 que la fidelidad a los principios de la Unión Europea que se definía allá por la década de los 1990’s.

El acoso y derribo a que se está sometiendo a la sociedad griega es deleznable. Una sociedad europea del siglo XXI no puede verse sometida a las penurias a las que se enfenta la sociedad griega. Imaginemos que una situación similar sucediese en España, en Italia, en Portugal, en Francia. ¿Qué cree el lector que sucedería? ¿Cual sería la respuesta del lector? ¿Cómo cree el lector que actuaría? Se trata de un problema de dignidad, de respeto a la dignidad de los pueblos.

Con la actual actitud de esos políticofuncionarios Europa nunca será tal y como nos la quieren vender. Es obvio que nunca existirá una unión fiscal, nunca se hablará un idioma común, nunca existirán políticas sociales comunes, nunca existirá políticas educativas comunes, nunca existirán políticas laborables comunes. De seguir así sólo continuará existiendo una moneda común que permita, como hace ya más de una década, que los sureños compremos los excedentes de producción de los norteños, cuyas sociedades son incapaces de absorber, y nos sintamos estúpidamente felices por ello. Y también que actuemos como tampón de la masiva ola de inmigración que llega desde África y Oriente Medio debida a unas nefastas políticas europeas de ayuda al desarrollo de esas regiones.

No se si esta visión, tal vez algo pesimista, se corresponde con la realidad. Porque de ser así significará, tarde o temprano, el final del proyecto europeo tal como fue concebido. Y entonces cualquiera podrá preguntarse si merece la pena pertenecer a una Europa así.

 UnknownEl capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.

(Mahatma Ghandi)

 

La crisis económica de Grecia llega tras el inicio de la crisis financiera global en el año 2007. Pero antes de ese momento Grecia vivió épocas de abundancia. Sobre todo por la organización de los Juegos Olímpicos del año 2004. Y a esa “prosperidad” contribuyeron a manos llenas los grandes bancos europeos, y muy en particular los grandes bancos alemanes y franceses, sin que los organismos reguladores del momento prestaran demasiada atención a la situación, a la cuantía de los préstamos y a la capacidad de retorno del prestatario. O tal vez miraran hacia otro lado. De hecho el propio Banco Central Europeo (BCE) aceptaba deuda pública griega como garantía y aval. Así pues, esa banca europea llegaba a ser titular del 81% del total de la deuda de Grecia. Pero la cruda realidad era que la economía sumergida del país heleno rondaba el 40%, por lo que los ingresos fiscales se veían rápidamente reducidos mientras la evasión y la fuga de capitales crecía de forma acelerada. Y, por si fuera poco, los gobiernos griegos de la época maquillaban -léase falseaban- la situación real de la enorme deuda que el país arrastraba.

He aquí que en el año 2009 con la llegada de un nuevo gobierno, esta vez socialista/socialdemócrata, se destapa la caja de los truenos y la realidad económica griega aflora. Y llega el pánico! ¿Qué hacer para que la gran banca europea no se viese arrastrada por la posible suspensión de pagos de Grecia? La solución aparece cuando Grecia “se ve obligada” a solicitar el rescate a sus “socios europeos”. Esta situación permitiría, a cambio de “ciertas condiciones impuestas”, que el país recibiera fondos europeos con los que devolver a los bancos alemanes y franceses los 80.000 millones de euros que le habían prestado en los años de vacas gordas. Es definitiva, los “socios europeos”  salvaban a la banca alemana y francesa de una situación más que delicada y los ciudadanos griegos se convertían en víctimas de las malas prácticas de los grandes bancos europeos, del BCE y de los organismos reguladores.

Hoy sólo un pequeño y selecto grupo de seres humanos sabe a ciencia cierta qué ocurrirá con la actual situación griega en el 2015. Así pues, y una vez más, seamos excépticos con lo que nos cuentan. Leamos entre lineas, analicemos toda información que nos suministran, seamos críticos con cualquier noticia. Pues es muy fácil tergiversar las situaciones y lanzar mensajes equivocados destinados a confundir nuestras opiniones.

images

Atención al dato: la decisión del BCE de compra de deuda se tomó por mayoría que no por unanimidad.

Este mes de Enero del 2015 el Euro celebra su decimosexto aniversario con una cotización frente al US$ (1,12) que roza la del inicio en su nacimiento. Y ya hay quien augura la paridad en un periodo muy cercano. Un euro débil puede ser una gran ayuda para las grandes empresas cuyas cuentas de resultados dependen en gran medida de las exportaciones y, a su vez, puede actuar como “barrera de entrada” a importaciones. Sin embargo esas ventajas pueden desvanecerse ya que la mayoría de países de la zona euro comercian entre si. En otras palabras, aproximadamente un 45% de las exportaciones de la zona van a parar a países que usan la misma moneda. Por otra parte los beneficios de los bajos costes, producto de la debilidad de la moneda, se ven contrarrestados por el bajo poder adquisitivo de los consumidores de la euro zona. La depreciación del euro puede ayudar a combatir la tan temida deflación, pero ello no arregla los principales problemas como la diferencia de competitividad entre los países de la unión monetaria o la falta de armonización fiscal entre ellos.

Ante la debilidad de la moneda y la amenaza deflacionista, el Banco Central Europeo -BCE- se ha lanzado a la compra de deuda soberana y privada. Sin que por el momento se sepa con exactitud cual será el reparto en la adquisición de unos y otros activos. En cuanto al riesgo asociado a tal decisión, si se sabe que sólo el 20% del riesgo de los activos que sean adquiridos será asumido por el BCE. Lo que indica que el 80% del riesgo correrá a cargo de cada país donde se realicen las compras. Así pues, los bancos centrales de cada país comprarán la deuda de sus propios estados y serán sus contribuyentes, sus ciudadanos, los que asumirán los posibles riesgos como los de quita o impago. Fenomenal, no?

La cuestión es si estos estímulos llegaran a la economía real, ya que el sistema financiero europeo está todavía muy débil y la banca puede que no traslade con celeridad la expansión monetaria a las empresas y a los consumidores en forma de crédito a tipos de interés más bajos.

En este mar tan revuelto y ante la amenaza de tormentas, ya asoman algunas voces de prestigiosos economistas que se preguntan: ¿estarán Alemania y los países del Norte de Europa preparándose para una posible ruptura del euro?

Apreciados conciudadanos, seamos prudentes al leer y oír lo que nos cuentan. Mantengamos el espíritu crítico, ejerzamos con firmeza nuestra capacidad de abstracción, de análisis, de síntesis y de reflexión, porque en el corto-medio plazo cualquier escenario puede ser posible.

13-rue-del-percebe-por-francisco-ibanez-en-coloro-13-RUE-DEL-PERCEBE-PARODIA-SITUCIN-ESPAA-570

Los políticos son siempre lo mismo. Prometen construir un puente aunque no haya río.

(Nikita Jruschov)

Un intimo amigo me confesaba que desde su humilde posición de ciudadano de la calle (home del carrer, como decimos en mi país) siempre ha dudado de aquello que nos vendían como el Proyecto Europa. Es decir, siempre ha mantenido un escepticismo contenido al respecto. Sus dudas se fundamentaban en la más pura observación empírica de la realidad. Me decía, si miramos un mapa de Europa, de esos que tienen las escuelas ¿qué vemos? Pues un montón de países, vecinos unos con los otros, dentro de un gran edificio que es el continente europeo. Gráficamente se le antojaba como una gran Comunidad de Vecinos-Propietarios. Cada uno en su casa (territorio), con su propio idioma (todos distintos), con su propia cultura (todas diferentes), con sus propios intereses (aquí tal vez alguna coincidencia puntual y temporal, aunque normalmente contrapuestos) e intentando cada uno “barrer hacia su casa” a fin de mantenerla lo más lustrosa y boyante posible.

Y continuaba diciendo, ¿qué nos prometían si nos apuntábamos al EuroClub? Pues por un lado un gran mercado de 500 millones de ciudadanos que dispondrían de un alto nivel de vida, con libertad de movimientos de mercancías, capitales, servicios y personas, con supresión de barreras internas, con un arancel común y con algunas otras políticas comunes. Y por el otro lado, nos prometían un entorno macroeconómico estable, es decir, baja inflación, tipos de cambio relativamente controlados, tipos de interés reducidos, etc. etc.

Ah, que fatal trampa! Los tipos de interés bajaron y el crédito fue abundante, el dinero fluyó alegremente desde los países tradicionalmente ahorradores (norte) hacia los manirrotos (sur). ¿Resultado? Burbujas inmobiliarias, crecimiento de sectores de bajo valor añadido, creación de un espejismo de estado de bienestar insostenible, desvío de fondos hacia inversiones de dudosa rentabilidad, endeudamiento privado a niveles estratosféricos, incremento acelerado de los costes laborales, inmediata pérdida de competitividad, euforia descontrolada. España iba bien !!!!

Hoy, después de más de un lustro de calvario y crisis parece que ese intimo amigo tenía razón pues parece que está más que claro que los que tomaron la decisión  de crear la Unión Económica y Monetaria se equivocaron, porque no tomaron las precauciones para que el proyecto no descarrilase, no mesuraron adecuadamente los riesgos a los que se enfrentaban. Hasta la misma Alemania incumplió, en su momento, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para restringir el déficit público. En algunas zonas se generó una grave crisis de liquidez que se convirtió en una de insolvencia. La posibilidad de una crisis financiera no figuraba en el guión del Proyecto !!! Como tampoco figuraban los mecanismos de prevención de contagio.

¿Y ahora qué? Hoy, Europa no es una unidad cultural. No hay acuerdo sobre el diagnóstico de la situación actual como tampoco lo hay sobre los posibles remedios a aplicar. Y menos sobre el futuro. Europa es, por el momento, un conglomerado de países (¿comunidad de vecinos?) que mantienen sus culturas y un alto grado de autonomía. Los ciudadanos de ese conglomerado no parecemos muy dispuestos a sacrificarnos mucho más por eso que le llaman Europa. Tampoco los políticos tienen proyectos ni líderes capaces de movilizar, motivar, ilusionar a la ciudadanía. Ante este panorama, concluía mi amigo,  tal vez sea prudente barrer para casa y apostar por proyectos nacionales audaces, innovadores. Proyectos de futuro para las generaciones de nuestros hijos. No lo dudemos: la decisión es sólo nuestra.

Texto de referencia: “Europa … ¿a dónde vas?” del Profesor Antonio Argandoña.

Imàgenes: autoria y propiedad de F. Ibañez

Unknown

Un saco vacío se mantiene muy difícilmente en pie.

Benjamin Franklin

El Profesor Robert Mundell de la Columbia University, y Premio Nobel en 1999, acuñó la siguiente teoría acerca de si dos países, o  grupos de países, podian disponer de una moneda común. Según el Profesor Mundell para que ello fuese posible y eficiente se debía dar respuesta positiva a las tres preguntas que siguen:

  1. ¿Tienen esos países sus ciclos económicos sincronizados? Si la respuesta es negativa entonces se debe responder a la pregunta siguiente.
  2. ¿Hay entre esos países una auténtica movilidad de trabajadores? Si la respuesta vuelve a ser negativa, se deberá responder a la tercera y última pregunta.
  3. ¿Disponen esos países de una gobernanza, es decir, de un Gobierno común y único? En caso de una nueva respuesta negativa, el Profesor Mundell concluye que aquel grupo de países no puede tener una moneda común.

Ante esta teoría el lector puede reflexionar y sacar sus propias conclusiones.

Fuente: “La Vanguardia/E-Konomia/Prof. Xavier Sala i Martín/14MAY2013”

Unknown

Los deseos deben obedecer a la razón
(Cicerón)

La introducción del Euro en 1999 perseguia “dinamizar la economia de los países que lo adoptaran, la profundización del mercado financiero de la Eurozona, la convergencia de tasas de crecimiento y competitividad de los países del Euro“. En definitiva, se perseguía crear prosperidad facilitando el libre flujo de comercio y capitales en Europa.

Ahora la pregunta es: ¿se ha cumplido el objetivo? Y mi respuesta es: claramente NO!!! En la actualidad el comercio y las inversiones entre los países de la zona Euro ha disminuido considerablemente lo cual se puede considerar como un indicador de la pérdida de razón de ser de la propia zona Euro. Durante los últimos años Alemania ha sido el gran motor comercial. En 2007 el volumen sus exportaciones hacia Italia, España, Grecia, Irlanda y Portugal fue un 27% superior a sus exportaciones a China. Mientras que en 2012 el volumen de exportaciones alemanas hacia esos cinco países fue un 35% inferior a sus exportaciones a China. Una lectura clara es que, fundamentalmente, durante mucho tiempo los países del sur de Europa han sido los consumidores natos de los excedentes de producción de las grandes economías como la alemana y la francesa. Eso si, un consumo incentivado por los préstamos provenientes de la banca europea. Pero con la crisis financiera, y con la bajada de la marea dineraria, se ha descubierto que algunos nadaban desnudos y el consumo ha hechado el freno de mano.

Aún en los años de bonanza, el comercio entre los países de la zona Euro no era del todo eficiente en el sentido de que aquella gran economía en lugar de incrementar sus importaciones desde sus países socios, utilizaba las ganancias de sus exportaciones a esos países para comprarles deuda o concederles prestamos con jugosos rendimientos. Pero con la crisis financiera esa gran economía ha perdido el interés por esas inversiones dada la caída de poder adquisitivo y de consumo de los ciudadanos de esos países.

¿Y ahora qué? Pues que, por una parte, la gran locomotora europea ha girado su atención hacia nuevos mercados y economías emergentes como Rusia o China, que disponen de millones de consumidores potenciales y a su vez de grandes cantidades de materias primas y recursos naturales. Y por la otra que aquellos países receptores de dinero tratan ahora de encontrar financiación en sus mercados domésticos mediante la venta de deuda pública a sus propios ciudadanos y bancos. Y esto es particularmente perverso si pensamos en el incremento de la dependencia de los bancos internos en relación a la deuda pública de sus gobiernos. De hecho ésta puede ser una de las causas de que el crédito no fluya hacia la economía real.

La crisis financiera ha mutado hacia una crisis de deuda soberana y una crisis del sistema bancario. Y es este sistema el que será necesario reflotar para que el dinero vuelva a los mercados y las empresas.

Pero no seamos pesimistas. En cualquier caso, de ésta y de cualquier otra crisis vamos a salir con nuestro esfuerzo. Así pues políticos abstenerse o bien facilitarnos la tarea !!