Archivos para la categoría: Fiscalidad

Unknownimages

“Sólo hay dos medios de pagar las deudas: por el trabajo y por el ahorro.”
(Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés.)

El “agujero” en el sistema de pensiones español, cerró el ejercicio 2017 con un déficit de 18.800 millones de euros (Trescientos millones más que en 2016). Mientras tanto los componentes del Pacto de Toledo se van pintando las uñas pensando en una “fórmula mágica” que garantice la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo.

De todos es sabido que cuando uno tiene deudas a pagar sólo tiene dos caminos: ahorrar y/o incrementar sus ingresos. En el caso del déficit de las pensiones y ante la disyuntiva de reducir gasto o aumentar los ingresos del sistema, miembros del actual Gobierno español de Pedro Sánchez apuestan claramente por la segunda opción. Lo cual está bien, pero …….

Cuando a una familia o a una empresa, no le alcanzan sus ingresos para hacer frente a sus gastos mes tras mes ¿Qué ha de hacer? Pues eso exactamente, racionalizar y reducir sus gastos, es decir, “apretarse el cinturón” y luchar para mantener sus ingresos. A nadie se le ocurriría ir a ver al dueño de la empresa y pedir que le aumenten el sueldo por que no puede llegar a fin de mes. O decir a los clientes que se incrementa el precio de los productos/servicios pues hay que pagar los impuestos, la electricidad, las nóminas. Es claro que también se puede pensar en el pluriempleo o en el incremento de las ventas. Sin embargo puede que estas opciones no sean demasiado fáciles según la coyuntura ¿No es así?

Como hemos dicho, el Gobierno de turno se inclina por aumentar los ingresos. Pero igual que los gobiernos que le precedieron, sólo contemplan “nuevas figuras impositivas” para poder seguir pagando las pensiones. Que si un impuesto a las tecnológicas, que si un impuesto a los automóviles que más contaminen, que si un impuesto a la banca. Medidas todas ellas que no harían más que encarecer los productos y los servicios o lo que es lo mismo, trasladar la medida a los bolsillos de los ciudadanos. En definitiva: TODO SANDECES.

Ante semejante despilfarro y mala gestión por parte de los políticos de turno no hay, por supuesto, una solución única. Pero por algún sitio se debe empezar. Por ejemplo, España tiene unas administraciones (estatales, regionales, comarcales, municipales, …) y empresas públicas sobredimensionadas en todo tipo de recursos. Por lo tanto hay margen para racionalizar ese sobredimensionamiento y forzar la mejora de la productividad en el sector público y a su vez eliminar el gasto público inútil. Ya que es la productividad la que crea la reserva de riqueza con la que se pagan los sueldos, los salarios y las pensiones.

También fomentar la reindustrialización de la economía e incentivar la competitividad entres las distintas zonas geográficas del Estado. No tiene sentido que en muchas zonas no se luche por la implantación de industrias que generen puestos de trabajo y por lo tanto riqueza, y sólo se administre las cuotas recibidas de papá Estado.

Otra alternativa es fomentar el ahorro finalista. Incentivar ese ahorro por parte de los ciudadanos mientras se encuentren en edad laboral activa -guardar para el futuro-. Y  fomentar los fondos de pensiones de empresa, incentivando a empresa y a trabajador.

Y es que el tema de las pensiones es de suma importancia para un estado en el que su población envejece a mayor ritmo del que se procrea. Para un estado con unas alarmantes cifras de desempleo y de empleo precario. Todo ello afectará al nivel de consumo interno de los próximos años y por ende al crecimiento de la economía real. Dando, además, una pésima imagen al mundo de un estado mal gestionado y dependiente del endeudamiento.

Que nadie se engañe, como a menudo me dice una buena amiga: hay que trabajar y recoger la cosecha para luego poder guardar pues el invierno es muy largo y muy duro.

Recuerde el lector la fábula de la Cigarra y la Hormiga !!

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2017/11/27/pensiones-publicas-en-espana-un-sistema-en-quiebra/

 

Anuncios

images

“No cedas tus datos de forma gratuita. Obtén ganancias = €”

(Lema central de “Wibson”)

En mi anterior post trataba de la novedad del Open Banking y finalizaba con una pregunta: “The million dollar question”: ¿yo/nosotros que soy/somos fuente de tan preciada información, qué gano/ganamos con el mercadeo de nuestros datos? Y hoy ya tenemos una posible respuesta a esa pregunta.

Es claro que alguno podrá decir que la recepción de miles de ofertas no solicitadas a las que nos deberemos enfrentar ya es una ganancia en sí misma. ¿De verdad es así?

De momento Teléfonica ha tomado una participación en Wibson, una firma tecnológica cuyo objetivo es el de crear un mercado estructurado (martket place) y fiable basado en la tecnología blockchain, en la que los particulares (yo/usted/nosotros) puedan vender sus datos privados directamente a compradores profesionales (empresas de marketing que necesiten hacer ofertas comerciales segmentadas, empresas de venta minorista, bancos, compañías de seguros, operadores de viajes, operadores de alojamientos, y otras muchas organizaciones para las que disponer de esos datos les puede permitir arañar cuota de mercado). Compradores que de esta forma pueden acceder a datos garantizados y sin posibilidad de fraude, al ser directamente el propietario quien los vende.
No cabe duda que en la economía actual, los datos son iguales al dinero. Y en la empresa Wibson añaden: “Desafortunadamente, ello puede no significar dinero para ti”. Y como solución aportan que el market place de Wibson proporciona incentivos financieros y de infraestructura para que las personas vendan de forma segura su información privada validada con precisión y sin sacrificar la privacidad personal (?).

Todo ello me recuerda a los inmigrantes mejicanos, o a los estadounidenses más empobrecidos, que venden sus donaciones de sangre por unas decenas de dólares que les permitirán sobrevivir hasta la próxima donación.

Pero volviendo a la venta de nuestros datos personales, continúan existiendo dudas sin resolver: ¿Qué garantíais ofrece esa venta? ¿Existe una garantía contractual? ¿Cómo se controla el uso de los datos? ¿Pueden esos datos caer en manos de organizaciones oscuras o criminales? ¿De qué forma puede retrocederse el acuerdo contractual?  Y si queremos rizar el rizo ¿Cuál será el tratamiento fiscal de tales transacciones? Entre otras muchas cuestiones.

Next sept: wait & see !

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2018/03/31/mis-datos-financieros-ya-no-son-solo-mios/

https://wibson.org

https://elpais.com/tecnologia/2018/02/27/actualidad/1519749269_061405.html

Unknown

“El dinero en el mundo estará siempre mal distribuido, porque nadie piensa en la manera de distribuirlo, sino en la manera de quedárselo.”

(Noel Clarasó Daudí – Escritor)

Durante el segundo semestre del 2017 la economía española recuperó el nivel de PIB previo a la crisis, dando por superados diez años de recesión y de recuperación económica que acarrearon un enorme coste social. No obstante esta recuperación no ha servido para reducir la brecha de la desigualdad que la crisis económica agrandó enormemente y que en los años de crecimiento esa brecha no ha sido atendida. En una sociedad desigual como la española, los beneficios de la recuperación económica se están distribuyendo de forma sumamente injusta. A pesar de ser la española una de las economías de la UE con mayor crecimiento, la mayor parte de los incrementos de renta se están quedando en manos de unos pocos, en detrimento de la mayoría de la población. Hoy España es una sociedad más desigual y más injusta que antes de la crisis. Y la recuperación no está ayudando a revertir esta situación.

El último informe de Oxfam Intermón (“¿Realidad o ficción? La recuperación económica en manos de una minoría”) ayuda a entender esas circunstancias. Con una clase media cada vez más pequeña la fractura social se agranda. Entre los años 2007 y 2016, mientras que el 10% más pobre vio disminuir su participación en la renta nacional en un 17%, el 10% más rico lo ha visto incrementarse un 5%. En el 2016 el 1% de la población más rica capturó el 40% de toda la riqueza creada, mientras que el 50% más pobre apenas capturó el 7%.

Existen otros datos significativos: los beneficios de las compañías en España crecieron en el 2016 un 200% con respecto al ejercicio anterior, mientras que el coste laboral tuvo una variación negativa del -0,1%. La participación de los salarios en la renta disponible bruta ha caído un 0,5% desde 2000 a 2016. En cambio los dividendos han incrementado la participación en un 60%.

En sueldo anual de un trabajador de 26 años es hoy un 33% inferior al del 2008. Algunas voces indican que tal vez esté llegando la hora de premiar el trabajo en lugar del capital.

Y desde el punto de vista fiscal merece la pena tener en cuenta que el 83% de la recaudación fiscal del año 2016 se nutrió del IVA, del IPRF y de otros impuestos pagados por los asalariados bien sea por su renta o por su consumo. Mientras que el Impuesto de Sociedades sólo aportó el 12% del total. Es decir un 10% menos que en el año 2007.

Merece la pena reflexionar sobre todo ello ya que la desigualdad nunca es el camino que lleva al progreso de una sociedad. Y no olvidemos que lo que llamamos “las sociedades occidentales”, y su estado de bienestar, están basadas en sus “clases medias”.

Más información:

https://oxfamintermon.s3.amazonaws.com/sites/default/files/documentos/files/recuperacion-economica-una-minoria.pdf

dsc00539.jpg

Unknown-2

“El dinero siempre está ahí, sólo cambian los bolsillos”

(Gertrude Stein)

Hace ya un año un post de este blog trataba, a propósito de los tipos de interés negativos, de la posibilidad de abolición del papel moneda. Hoy esa posibilidad se ha convertido en realidad en algún comercio minorista.

Browns of Brockley, una cafeteria del sur de Londres ha tomado una decisión drástica: no aceptar pagos en metálico y de esta forma ganar tiempo y evitar riesgos de llevar a diario la recaudación al banco.

Un informe reciente de HSBC (The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation) predice un crecimiento del número de comercios que eliminaran la opción de cobrar en metálico en favor del pago mediante tarjetas o smartphones. Según ese informe los primeros países en desterrar el cash serían Suecia, Islandia y Dinamarca, seguidos por Noruega y Finlandia. De hecho en el Reino Unido el porcentaje de pagos en metálico ha pasado del 58% al 47% en el periodo 2011-2015.

Es claro que este cambio tendrá implicaciones económicas y sociales. En política monetaria será más fácil contener a la baja los tipos de interés. En el terreno fiscal, las administraciones podrán controlar mejor la evasión de impuestos, así como el dinero negro y el blanqueo de capitales. En el terreno de la regulación, se podrán introducir nuevas medidas que faciliten la competencia en los sistemas de pago a fin de abaratar los costes. En el terreno laboral tal vez se mejoren los salarios de los empleados del comercio minorista al desaparecer la “propinas” que tanto se usan como pretexto para unos salarios más bajos. En el terreno empresarial tal vez alguna empresa de custodia, tratamiento y traslado de efectivo deba repensar su modelo de negocio. Y hasta en el ámbito sanitario se podrán encontrar beneficios ya que se calcula que en un billete de papel moneda se pueden encontrara hasta 3.000 virus distintos.

Por el momento la cafeteria Browns of Blockley ha logrado reducir en casi un 50% sus costes contando el tiempo invertido por los empleados para cobrar al cliente, el control y cuadre de la recaudación y el ahorro de comisiones bancarias por el ingreso de efectivo. Y todo ello a pesar del incremento de  las comisiones (ligado al incremento del número de transacciones) de los emisores de tarjetas y datáfonos.

En España todavia estamos lejos de medidas tan drásticas. Dado el envejecimiento de la población y la poca cultura y predisposición a la adopción de las nuevas tecnologías. Prueba de ello es que, hoy por hoy, sólo un 18% del consumo de las familias se paga con tarjetas. Sin embargo ello no quiere decir que la disminución de uso del cash no vaya ganando terreno en nuestra cotidianidad haciendo que nuestras economías sean más eficientes.

Más información:

https://wordpress.com/post/valoradicional.wordpress.com/1750

http://www.courierpaper.com/workshop/browns-brockley-stopped-accepting-cash/

 

 

UnknownUnknown-1.jpeg

“Las personas son sus principios”

(Bárbara Streisand)

 Empresas como Uber o Airbnb se presentan como plataformas tecnológicas que se limitan a poner en contacto a particulares. Sin embargo la realidad va mucho más allá. Lo cierto es que son empresas que buscan aprovechar vacíos legales en los distintos países, y en distintos sectores de la economía (el transporte de pasajeros o la vivienda), para lucrarse. Estas empresas alardean de que su actividad está basada en unas plataformas electrónicas que se limitan a poner en contacto oferta y demanda cobrando una comisión por cada servicio. De esta forma esas empresas convierten a los usuarios en “empleados”, sin realmente serlo, y ofrecen servicios sin un solo euro de inversión en inmovilizado. (Uber no es propietaria de un solo vehículo y Airbnb no tiene ningún inmueble en propiedad). Aún más, Airbnb sostiene que su actividad no es el alquiler de apartamentos o habitaciones para turistas o foráneos, sino poner en contacto a particulares que quieren alquilar unos días toda o una parte de una vivienda a otros particulares.

Así las cosas, ¿dónde está el negocio? Pues está en lograr un volumen de operaciones suficientemente grande que a través de unas comisiones aparentemente pequeñas (del orden del 3%) permitan ingresos relevantes. Y, ¿donde está el truco? Pues está precisamente en lo dicho con anterioridad. Por una parte en buscar vacíos legales de los que aprovecharse y, por otra, en escoger la más antigua y trivial de las opciones de las técnicas de gestión de riesgos, es decir, traspasar el riesgo a un tercero. En este caso traspasar todo el riesgo a sus usuarios.

Una vez más nos encontramos ante una linea muy fina sobre la que se mueve la ética de los negocios. En cualquier caso la sociedad, a través de sus administraciones, debe actuar y actualizar la legislación y las normativas que evidencian esas actividades hasta ahora no contempladas. En definitiva, las administraciones tienen que garantizar el “juego limpio” y la salvaguarda de la sociedad. Es elemental ver que en esos modelos de negocio no se contemplan aspectos tales como la responsabilidad civil, los controles de seguridad, los controles sanitarios y de salud pública, el control de la fiscalizad (p.e.: IVA, IRPF, Impuesto de Sociedades), o el control de las ingentes cantidades de información de índole personal almacenada y utilizada por esas empresas. Responsabilidades que recaen precisamente en los usuarios, bien formen parte de la oferta o de la demanda. Es muy importante recordar que todos esos aspectos son los que forman parte de la salud del sistema, y permiten el equilibrio y el progreso social.

Unknown.jpeg

“Las élites se están dando cuenta de que la desigualdad está convirtiéndose en un hecho políticamente peligroso”

(Guy Standing, University of London (SOAS) & Basic Income Earth Network -BIEN-)

¿Qué está pasando? Pues, por una parte, que la globalización y la robotización amenazan con destruir miles de puestos de trabajo ya sean muy cualificados o poco cualificados. Y, por otra, que la forma desigual en la que se reparten los beneficios de la globalización y de los cambios tecnológicos está angustiando a la sociedad.

Las mismas élites se dan cuenta de que las desigualdades no pueden continuar creciendo. Ya empieza a haber reacciones, no siempre bien encaminadas (los populismos). El sistema actual de protección social genera mucha burocracia y hace que algunas personas en lugar de dedicar su tiempo a actividades generadoras de riqueza lo dediquen a buscar cuantas más ventajas mejor de la red de protección.

Que los cambios tecnológicos afectan al mercado de trabajo es un hecho que ha ocurrido otras veces y, al final, a pesar de las personas que han sufrido durante la transición, el cambio ha sido, en general, positivo. Las máquinas nos han liberado de los trabajos más tediosos y que exigían más esfuerzo físico, la productividad ha aumentado y con ella lo ha hecho el nivel de vida. Ahora, sin embargo, hay expertos que opinan que con el grado de automatización que aporta la inteligencia artificial, el escenario puede ser diferente y se pueden perder muchos puestos de trabajo de forma permanente.

Para intentar paliar esa situación, algunos países están planteando la creación de una renta básica universal, y Finlandia es hoy pionera en ello. Ese país va a hacer una prueba piloto, con horizonte temporal de dos años, con 2000 personas escogidas estadísticamente entre los 25 y los 58 años de edad que ya reciben ayudas públicas no contributivas por su situación de desempleados. Cada una de ellas recibirá una renta básica de 560 €/mes sin condiciones. Es decir no deberán demostrar que buscan un empleo, y podrán trabajar a tiempo parcial como temporeros o como autónomos. Tampoco tendrán la obligación de asistir a cursos de formación o mantener reuniones de control y seguimiento por parte de las oficinas de empleo. Paradójicamente  el primer objetivo de la renta básica a la finlandesa es el de fomentar la ocupación. Lo que ocurre en Finlandia es que los parados tienen una gran protección, pero la pierden si cogen trabajos aunque sea a tiempo parcial. Ahora, por ejemplo, en la ciudad de Oulu, tienen muchos parados profesionalmente muy competentes debido a la crisis de Nokia. Al mismo tiempo, hay empresas start-ups que les podrían dar trabajo, a veces a tiempo parcial, pero las cuentas no salen si el parado puede perder la protección social. Con esta situación salen perdiendo la start-up, el desempleado, el estado finés y la sociedad en general.

Esta nueva situación, en la que las sociedades occidentales se van a ver envueltas, genera muchas dudas y preguntas:

  • Si repartimos una renta básica, ¿habrá más personas que trabajarán o crearán empresas o más personas que dejarán de trabajar y malgastaran el dinero en alcohol o drogas? ¿Habrá gente que dejará trabajos poco interesantes y lo aprovechará para obtener una mejor formación y así poder optar a una mejora profesional?
  • Esa renta básica ¿aumentará la creación de pequeños negocios y se convertirá en un colchón amortiguador que permitirá probar suerte con menos riesgo?
  • Esa renta básica ¿frenará la situación actual en la que los beneficiarios de subsidios esquivan al sistema manteniendo los ingresos justo por debajo del nivel que les permite recibir importantes subsidios (por ejemplo la cobertura del 60% del alquiler de la vivienda en el caso finlandés)?
  • La linea entre la responsabilidad individual y la social ¿se hará más imperceptible? ¿Será más fácil “moverse” dentro del sistema en beneficio propio?
  • ¿Provocará esa renta básica un “efecto llamada”?
  • Esa renta básica ¿es sostenible desde el punto de vista financiero a nivel país? (Unos primeros cálculos estiman que a Finlandia le puede costar el 17% de su PIB. Que extrapolado a España obligaría a elevar la presión fiscal del actual 44% hasta el 65%).
  • Y ¿qué hay de las posibles externalidades? ¿Provocará esa renta básica que una parte de los beneficiarios, al tener unos ingresos garantizados, descarte cualquier forma de ocupación laboral? ¿Fomentará esa renta básica el crecimiento de la economía sumergida?
  • ¿Se perderá la consciencia del trabajo como acto enriquecedor para uno mismo y como un servicio, una colaboración, una contribución, para con la sociedad?

No sólo Finlandia está experimentando con la renta básica universal. Suiza ya se ha manifestado recientemente al respecto mediante un referéndum. El senado francés ha aprobado otro experimento y también los tendrán pronto en Canadá y en Holanda.

En cualquier caso el experimento finlandés merecerá ser tenido en cuenta y estudiados sus resultados. Aunque no debemos olvidar la distancia abismal que, hoy por hoy, existe entre el importantísimo sentido de la responsabilidad colectiva que se tiene en  los países nórdicos y el de los países mediterráneos al norte de África.

Más información en:

 

 

unknown

“Sólo hay una manera de matar al capitalismo: con impuestos, impuestos y más impuestos.”

(Karl Marx)

En Noviembre del 2015 publiqué un post bajo el título: ¿Son las finanzas de Apple un milagro?

https://valoradicional.wordpress.com/2015/11/02/son-las-finanzas-de-apple-un-milagro/

En él intenté humildemente demostrar que no era un milagro. Simplemente la salud financiera de Apple se debía, y se debe, a una buena gestión empresarial. Hoy, en Septiembre de 2016, la Comisión Europea a través de su Comisaria de Competencia (Margarethe Vestager) ha iniciado lo que puede ser la mayor batalla tributaria de la historia al obligar a Apple a abonar a Irlanda hasta 13.000 millones de euros, más intereses, en impuestos supuestamente impagados desde el año 2003. De sobras es sabido que cada estado miembro de la UE tiene sus propias normas tributarias. De hecho cada estado tiene el derecho soberano de definir sus propias leyes impositivas.

A mi juicio la iniciativa de la Comisaria Vestager responde más a una voluntad política y funcionarial, a una pataleta, que a una iniciativa estratégica y de futuro para la UE. Es una iniciativa muy peligrosa que puede generar incertidumbre entre las grandes compañías inversoras y que puede acabar dañando a la economía europea. Por no decir el impacto negativo que puede llegar a tener en la credibilidad de los sistemas tributarios de la UE y en la imagen y la reputación de aquellas compañías.

Atraer empresas de alta tecnologia, innovadoras, marcadoras de tendencias, generadoras de empleo, es muy difícil y no es gratis. Pero engañar a los clientes, ocultar información sobre los productos que se venden, tergiversar los informes oficiales es fácil i económico. ¿No es así, VW?

En definitiva, esos altos -altísimos- funcionarios se deberían preocupar más por crear unas reglas de juego comunes de cara al futuro de la UE y tener menos pataletas si se dan cuenta de que les han colado un gol mientras se hacían una selfie con sus caras bonitas.

Más información en:

https://www.bloomberg.com/view/articles/2016-08-30/the-eu-s-apple-ruling-creates-tax-confusion

http://www.lavanguardia.com/vida/20160901/4147400904/economia–la-excomisaria-kroes-cuestiona-los-fundamentos-de-bruselas-para-multar-a-apple.html