Unknown

Es bueno aprender a manejar la tecnología, lo malo está en aprender a manipularla.

(Albert Einstein)

En mi anterior post comenté lo que parecía ser el principio de una guerra por el predominio tecnológico entre los USA y China. También indiqué que la Unión Europea (UE) no distingue si la propiedad de una empresa que actúa en su jurisdicción es pública o privada, sólo se preocupa de si cumple con las reglas de competencia. Aparece pues un interrogante cuando se sospecha que la empresa pública pudiera ser un instrumento de un gobierno extranjero. Interrogante que en el caso de las empresas tecnológicas está más que fundado.

También comentaba que, en cuanto a inversiones en tecnología, en Europa el diferencial  de inversión con respecto a las dos grandes potencias es grandísimo y hace que se esté quedando peligrosamente rezagada en esa lucha. Otra gran debilidad de Europa es su falta de unidad de acción.

Con todo, dos hechos recientes vienen a corroborar que efectivamente el escenario de “guerra” está servido. Prueba de ello, por un lado, la vemos en el reciente posicionamiento (April/19/2019) de Peter Altmaier (Ministro de Economía alemán) a favor de crear un fondo de inversión estatal que intervendría ante posibles opas extranjeras sobre compañías alemanas que se consideren de importancia estratégica. Posicionamiento que está claramente orientado al endurecimiento de las relaciones con China. Y que nace por el recelo levantado desde que el presidente chino Xi Jinping presentara el plan “Made in China 2025″ destinado a convertir a China en una de las principales potencias tecnológicas del mundo. También por el temor suscitado, después de la venta en 2016 del grupo alemán de robótica Kuka al fabricante chino Midea, de que la tecnología industrial más avanzada de Alemania pudiese caer en manos extranjeras,

Y por otro lado, el diario británico The Times, en su edición de April/20/2019, publicaba que la CIA ha acusado a Huawei de estar siendo financiada por un sector del espionaje del Gobierno chino. En concreto con fondos que provienen del Ejército Popular de Liberación Chino, de la Comisión de Seguridad Nacional china y de la red de Inteligencia Estatal china. Fuentes de la inteligencia de los USA han indicado la sospecha de que el  propio Ministerio Chino de Seguridad Nacional ha aprobado la financiación de Huawei por parte del Gobierno chino.

Si a todo ello le sumamos que, por una parte, China dispone de leyes en materia de inteligencia y seguridad nacional que obligan a las empresas chinas a cooperar con sus agencias de seguridad y a ayudar al ejército chino. Y por otra, (como decíamos en el post anterior) el creciente temor suscitado acerca de las posibles dificultades para gestionar riesgos de seguridad en las redes 5G suministradas por Huawei, entonces el menú de la batalla está servido.

No, no cabe ninguna duda. ¡Es la guerra!

Más información:

https://valoradicional.wordpress.com/2019/04/14/es-la-guerra-tecnologica/

http://www.expansion.com/empresas/2019/04/20/5cbb48b8ca4741e23a8b4635.html

https://www.lavanguardia.com/internacional/20190420/461739362009/cia-alerta-huawei.html

https://www.thetimes.co.uk/article/cia-warning-over-huawei-rz6xc8kzk

https://retina.elpais.com/retina/2019/04/17/tendencias/1555501405_069550.html