Archivos para la categoría: Modelo productivo

 

images-1

“Nuestra soberanía política dependerá de nuestra soberanía tecnológica”

(Bruno Le Maire, Ministro francés de Economía y Finanzas)

Y el propio Le Maire advierte que Europa no se puede resignar a ser una economía basada en los servicios. El mantenimiento de una industria competitiva es indispensable, pero también para evitar un deterioramiento social que alimente las opciones populistas”.

La historia nos recuerda que las revoluciones tecnológicas tienen consecuencias geopolíticas y hoy la Inteligencia Artificial (IA) está redefiniendo la economía mundial  y sus centros de poder. Ante este panorama es fácil pensar que aquellos que dominen la IA se convertirán en las superpotencias del Siglo XXI.

Europa fue la metrópolis en la revolución industrial. Y hoy se está convirtiendo en una colonia tecnológica digital espectadora de la batalla que libran los USA y China. Batalla en la que Europa debía haber entrado hace ya demasiados años. En lugar de esperar a que los USA fuesen nuestro proveedor tecnológico y velar por convertirnos en una potencia tecnológica, la prioridad de los funcionarios de Bruselas ha sido proteger al consumidor y al libre mercado. Por supuesto que esto es importante pero se han olvidado claramente las prioridades.

En Europa no se ha pensado, como lo hacen Washington y Pekín, no tan solo en proteger al ciudadano sino también en sus propios intereses geoestratégicos. Europa no ha sabido ser proteccionista como lo han sido los USA cuando la situación lo ha requerido.

IBM tiene la cartera de aplicaciones de IA más grande del mundo con más de 8.000 patentes, seguida por Microsoft con 6.000. Patentes que van desde la industria, el transporte, la educación, o la salud. Para China la cuestión forma parte de una estrategia política de Estado, siendo el único país del mundo que tiene un plan de desarrollo específico para convertirse en líder en el campo de la Inteligencia artificial en el 2030. China acapara el 48% del capital mundial destinado a empresas emergentes en el terreno de la IA. He aquí un dato a tener en cuenta: las solicitudes de patentes chinas ha crecido un 20% en los últimos tres años. Kai Fu Lee, fundador del fondo de inversión Sinovation Ventures, apunta  que “en el futuro cada nación necesitará herramientas y aplicaciones de IA para poder mantenerse competitiva tanto desde el punto de vista político como económico. Los países más pequeños y los más pobres se verán obligados a negociar con los USA o China para poder obtener esa tecnología”.

China hace ya tiempo que abandona el modelo de fábrica mundial de bajo coste. China quiere ser lider en innovación y en tecnología. Una prueba de ello es el aterrizaje en Barcelona de la incubadora china Tusstar fundada en 1999 y que ha participado en la creación de 7000 empresas en todo el mundo, de las cuales 35 ya cotizan en bolsa. Esta incubadora, con una inversión hasta la fecha de más de 263 millones de euros ha obtenido un retorno diez veces superior. Sin olvidar que cuatro de las empresas con una valoración de 1.000 millones de euros, y que no cotizan en bolsa, son chinas.

Grandes fondos de inversión asiáticos y chinos, y también de países árabes del Golfo, están invirtiendo cantidades astronómicas de dinero en proyectos de inteligencia artificial. Un ejemplo es Uber, que con unas pérdidas de 4.000 millones anuales, está recibiendo grandes inyecciones dinerarias de esos fondos con objetivo de que sus coches autónomos lleguen a sustituir a los transportes locales en Europa. Como anécdota debemos tener en cuenta que la Unión de los Emiratos Árabes (UEA) creó en Octubre del 2017 un Ministerio para La Inteligencia Artificial. Esos fondos soberanos, con su apuesta millonaria, lo que están haciendo es poner a su servicio el sistema productivo europeo. Por otra parte, recordemos que China  ya perdió en su día el protagonismo en la segunda resolución industrial y no parece que quiera perder su protagonismo en esta cuarta revolución.

Ciertamente parece que a los europeos nos están colonizando tecnológicamente, mientras miramos hacia otro lado. Y si Europa no se quiere convertir en un simple mercado, como en su momento lo fueron China, Asia o África, entonces debe cambiar las reglas del juego con respecto a la IA. Construyendo sus propios organismos y agencias de I+D+i.

Toda tecnología tiene una semilla y un fundamento que es la formación y el aprendizaje. Si nos centramos en la España y parafraseamos al profesor Marina “Si España pierde el tren de la formación y el aprendizaje, se convertirá en el bar de copas de Europa”. ……. Ahí lo deja el profesor Marina.

Más información:

Morózov, Ievgueni. (2011). “The Net Delusion: The Dark Side of Internet Freedom”. Perseus Book Group, Philadelphia..

Morózov, Ievgueni. (2013). “To Save Everything, Click Here: TheFolly of Technological Solutionism”. PublicAffairs.

https://lexpansion.lexpress.fr/actualite-economique/le-maire-notre-souverainete-politique-dependra-de-notre-souverainete-technologique_2064967.html

https://lexpansion.lexpress.fr/high-tech/l-europe-cette-naine-en-matiere-d-intelligence-artificielle_2063598.html

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20181211/453497528481/los-europeos-estamos-siendo-colonizados-tecnologicamente.html

https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20190326/461242978052/huawei-red-5g-ciberseguridad-ue.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20190327/461279745055/tusstar-incubadora-china-barcelona-inversion.html

 

Anuncios

Unknown

“El dinero en el mundo estará siempre mal distribuido, porque nadie piensa en la manera de distribuirlo, sino en la manera de quedárselo.”

(Noel Clarasó Daudí – Escritor)

Durante el segundo semestre del 2017 la economía española recuperó el nivel de PIB previo a la crisis, dando por superados diez años de recesión y de recuperación económica que acarrearon un enorme coste social. No obstante esta recuperación no ha servido para reducir la brecha de la desigualdad que la crisis económica agrandó enormemente y que en los años de crecimiento esa brecha no ha sido atendida. En una sociedad desigual como la española, los beneficios de la recuperación económica se están distribuyendo de forma sumamente injusta. A pesar de ser la española una de las economías de la UE con mayor crecimiento, la mayor parte de los incrementos de renta se están quedando en manos de unos pocos, en detrimento de la mayoría de la población. Hoy España es una sociedad más desigual y más injusta que antes de la crisis. Y la recuperación no está ayudando a revertir esta situación.

El último informe de Oxfam Intermón (“¿Realidad o ficción? La recuperación económica en manos de una minoría”) ayuda a entender esas circunstancias. Con una clase media cada vez más pequeña la fractura social se agranda. Entre los años 2007 y 2016, mientras que el 10% más pobre vio disminuir su participación en la renta nacional en un 17%, el 10% más rico lo ha visto incrementarse un 5%. En el 2016 el 1% de la población más rica capturó el 40% de toda la riqueza creada, mientras que el 50% más pobre apenas capturó el 7%.

Existen otros datos significativos: los beneficios de las compañías en España crecieron en el 2016 un 200% con respecto al ejercicio anterior, mientras que el coste laboral tuvo una variación negativa del -0,1%. La participación de los salarios en la renta disponible bruta ha caído un 0,5% desde 2000 a 2016. En cambio los dividendos han incrementado la participación en un 60%.

En sueldo anual de un trabajador de 26 años es hoy un 33% inferior al del 2008. Algunas voces indican que tal vez esté llegando la hora de premiar el trabajo en lugar del capital.

Y desde el punto de vista fiscal merece la pena tener en cuenta que el 83% de la recaudación fiscal del año 2016 se nutrió del IVA, del IPRF y de otros impuestos pagados por los asalariados bien sea por su renta o por su consumo. Mientras que el Impuesto de Sociedades sólo aportó el 12% del total. Es decir un 10% menos que en el año 2007.

Merece la pena reflexionar sobre todo ello ya que la desigualdad nunca es el camino que lleva al progreso de una sociedad. Y no olvidemos que lo que llamamos “las sociedades occidentales”, y su estado de bienestar, están basadas en sus “clases medias”.

Más información:

https://oxfamintermon.s3.amazonaws.com/sites/default/files/documentos/files/recuperacion-economica-una-minoria.pdf

Unknown

images

“Se recoge lo que se siembra”

(Proverbio popular)

Efectivamente, la ecuación es justo esa: “se recoge lo que se siembra = turismofobia“.  Y ¿porqué? se preguntará alguno. Pues la respuesta es simple. Durante décadas en la llamada España se ha incentivado y se ha alimentado del turismo de “sol+playa+alcohol“. Dicho en otras palabras, el turismo cutre, el turismo de masas de baja calidad que sólo comporta problemas, molestias y gastos a la sociedad. Y ese modelo de turismo choca hoy frontalmente con una sociedad castigada por una crisis económica no superada aún, con altísimos niveles de desempleo, con altos niveles de precariedad laboral, un turismo que provoca subidas artificiales de los precios de la vivienda y la exclusión de ciudadanos de los barrios donde vivían.

La bonanza actual de ese sector va acompañada de la precariedad y bajos salarios para sus trabajadores y del impacto negativo sobre el medio ambiente, sobre la calidad de vida de los residentes y sobre la convivencia ciudadana. Todo ello debido a la más absoluta ausencia de criterio y de planificación estratégica por parte de los gobernantes de turno de todas las Administraciones. Ejemplo de ello son la falta de visión y las desastrosas iniciativas del gobierno municipal de Ada Colau en la ciudad de Barcelona.

El turismo debe ser un sector accesorio para la economía de un país (siempre que se trate de un turismo de calidad) pero nunca debe ser un sector lider sobre el que se apalanque cualquier economía que se precie. Y la razón fundamental es por que se trata de un sector efímero. El turismo puede desaparecer de la noche a la mañana por aspectos socio-políticos, por aspectos climatológicos, por aspectos medioambientales, por aspectos sanitarios o por tantos otros motivos.

Hace ya meses que comento que el boom turístico que sufre la España en 2017 está motivado por que en Oriente próximo y en el norte y centro de África la probabilidad de que tus vacaciones acaben en la morgue son muy elevadas. Pero esa situación cambiará en el mismo momento en el que en esos países se erradique el terror yijadista y sus dirigentes se den cuenta de que han llevado el país a la ruina y deben volver a aceptar fuentes de ingresos provenientes de los turistas. En ese momento la España dejará de ser atractiva para el turismo de masas, básicamente por precio. De hecho hoy, en Agosto de 2017, el gran touroperador TUI ya advierte que el mercado turístico español está saturado (ver La Vanguardia 11-08-2017). Este touroperador prevé recuperar destinos como Túnez, que parece un lugar más calmado en cuanto al terror yijadista.

Otra opinión importante: el mismísimo empresario hotelero Antonio Catalán (ver Eldiario.es) culpa a los viajes organizados a precios de demolición de atraer a la España un tipo de visitantes que provocan “reacciones diversas”. Según el mismo empresario el hecho de que continúen llegando de forma masiva turistas británicos “low cost” es un claro síntoma de la degradación que padece el sector.

El turismo, ese turismo, representa hoy el 11,20% del PIB de la España (datos de Exceltur-2017). Si repasamos la composición del PIB español desde 1970 vemos la enorme degradación del sector industrial y el crecimiento desbocado del sector “servicios”. No olvidemos que es el sector industrial el que ofrece empleo a largo plazo y empleo de calidad. Es este sector el que genera riqueza y distingue las economías líderes en Europa y en el mundo.

Composición y evolución del PIB español (Fuente INE 2017)

Sector Año
2016 1980 1970
Agricultura y Pesca 2,6% 7,0% 11,0%
Industria y Energía 17,8% 28,6% 34,0%
Construcción 5,6% 8,8% 7,9%
Servicios 74,1% 46,2% 56,5%

No se trata de erradicar al turismo como un sector proscrito. Se trata, en primer lugar, de recuperar y construir un sector industrial potente basado en tecnologías de futuro que genere ocupación de calidad a largo plazo. Y, por otra parte, crear una industria turística de alto valor añadido basada en visitantes de poder adquisitivo medio-alto. Poniendo en valor la riqueza cultural, arquitectónica, geográfica, medioambiental, científica, del territorio. Así como su capacidad para organizar importantes congresos y eventos en los que los asistentes puedan valorar los servicios recibidos.

Cualquier otra opción es un error monumental. ¿Oido politicuchos de turno?

ULTIMA HORA: El turismo cutre aviva el ingenio. Utiliza el espacio público en provecho propio.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20170812/43487151598/playas-barceloneta-campamento-turistas.html

img_lteixidor_20170811-110924_imagenes_lv_colaboradores_lteixidor_barceloneta_noche_8106_36-kX6E-U43478975264fyB-992x558@LaVanguardia-Web

Más información:

http://www.lavanguardia.com/opinion/20170812/43486803211/turismo-un-mal-negocio.html

 

 

Unknown-2

“El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene.”
(Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.)

Estos son los 10 puntos que proponen los estudiantes españoles de Harvard para cambiar de arriba abajo España o, al menos, tener una “visión ilusionante, un proyecto para transformar el país de verdad”:

1. España necesita una apuesta clara y decidida por un cambio de modelo productivo que garantice el crecimiento sostenido y la prosperidad de sus ciudadanos.

2. Para lograr ese cambio se necesita apostar decididamente por la investigación y por la ciencia, motores de la sociedad de conocimiento.

3. España necesita un plan estratégico en investigación y desarrollo donde se marquen las líneas de actuación para los próximos 10-15 años, siendo una de las prioridades estratégicas del país.

4. El plan estratégico debe ser integrador aspirando a desarrollar ecosistemas de investigación y emprendimiento geográficamente repartidos por todas las regiones de España.

5. España debe convertirse en un país atractivo para investigar y atraer talento internacional, así como interconectar los centros de investigación y la comunidad científica con las redes de investigación global.

6. Se necesitan agencias de investigación independientes con suficientes recursos que garanticen la implementación del plan estratégico en investigación y desarrollo.

7. Hay que crear una red de centros de investigación independientes y punteros, con recursos suficientes para poder alcanzar el liderazgo en distintas disciplinas en un plazo de 10-15 años.

8. España tiene que llegar a ser líder en porcentaje de dedicación del PIB en actividades de investigación y desarrollo en un plazo de 10-15 años.

9. Los ecosistemas de investigación tienen que promover y fomentar la incorporación de investigación privada, promoviendo la creación y comercialización de ideas y productos y generando empleo y empresas de alto rendimiento.

10. España necesita modernizar su sistema educativo, adaptando y desarrollando el sistema universitario a las necesidades de conocimiento e investigación y emprendimiento.

¿Quienes de nosotros no suscribe esta declaración de principios? Pero apreciados amigos, nuestros conciudadanos en Harvard tal vez por la lejanía en la que se encuentran, no son conscientes de que ese decálogo de deseos es, hoy por hoy, incompatible por completo con la casta política que calienta asientos en el Congreso de los Diputados y en el Senado españoles. Y si alguien lo duda no tiene más que echar una ojeada a los curriculum vitae de sus Señorías. Nuestros conciudadanos en Harvard no se dan cuenta de que el primer deseo a pedir al genio de la lámpara de Aladino es la regeneración absoluta de esa casta a la que, desde 1978 se ha demostrado, le importa un bledo el progreso real de la sociedad. Tal vez por que en un país ilustrado, industrializado y rico la mayoría de esa casta no tendría ninguna oportunidad de supervivencia.

Más información:

https://rcc.harvard.edu/event/public-presentation-harvard-kennedy-school-spanish-caucus

https://www.hks.harvard.edu