Archivos para la categoría: Política de empresa

Unknown-1desayuno-kh2D--620x349@abc

“El futuro puede ser tanto una gran amenaza como una gran oportunidad, según sea la actitud y la preparación de nuestra sociedad”

(Ángel Bonet Codina)

Desde el 12 de Mayo de 2019 ha entrado en vigor, en España, la nueva legislación sobre el control horario y ya se está convirtiendo en una de las mayores chapuzas que un gobierno puede permitirse. De la noche a la mañana esa España se ha convertido en el país más estricto de Europa en cuanto a control horario presencial de los empleados de las empresas.

Los sindicatos se quejan de que no se respetan las limitaciones sobre la jornada de trabajo ni las garantías del tiempo de descanso. Su gran objetivo es el del control de las horas extraordinarias. Control que, por supuesto, es de gran importancia para evitar posibles abusos. Pero omiten tener en cuenta, por ejemplo, la productividad, el control de las “horas perdidas” o de las “ausencias laborables de difícil justificación” que de forma sutil se producen en las empresas.

Mientras tanto la señora Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo en funciones del Gobierno de España, amenaza con que “la Inspección de Trabajo va a actuar contra las empresas que no cumplan el registro de la jornada. Hay que cumplir con las jornadas laborales, hay que cumplir con la legislación vigente”.

Unos y otra no se dan cuenta que esa legislación es algo de la “vieja economía” en la que el cliente pasa a un segundo plano tras el producto. En la que la aversión al riesgo está presente cada día. En la que la jerarquía, los departamentos y el control son los pilares fundamentales. En la que la innovación no forma parte del léxico cotidiano. ¿Donde están el sentido de responsabilidad y el compromiso personal con la actividad y los objetivos de la organización/empresa? ¿Qué deberán hacer médicos, enfermeras/os, consultores, abogados, agentes de inversiones, bomberos (por poner unos ejemplos)? ¿Deberán abandonar a sus pacientes, a sus clientes, a los ciudadanos, cuando se sobrepase la “jornada según convenio”?

Muchas cosas han de cambiar si esa España quiere convertirse en un país competitivo, en un país del siglo XXI. Por cierto la imagen del inicio se corresponde al Ayuntamiento de un pequeño pueblo de la región de Murcia.

Más información:

http://www.expansion.com/economia/2019/05/11/5cd5e907e5fdea3a2d8b45a5.html

https://elpais.com/economia/2019/05/13/actualidad/1557747353_597860.html

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/05/11/midinero/1557571104_590395.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20190514/462240145406/tjue-registro-horario-horas-extra-registro-jornada.html

https://www.elespanol.com/economia/empresas/20190513/valerio-nadie-tomado-serio-registro-jornada-laboral/398210705_0.html

https://www.abc.es/sociedad/abci-ayuntamiento-murcia-cierra-media-hora-desayuno-funcionarios-201809261344_noticia.html

http://www.expansion.com/economia/2019/05/17/5cddc57b468aebe5798b45bf.html

http://www.expansion.com/economia/2019/05/17/5cddc616468aeb25038b45a7.html

http://www.expansion.com/economia/2019/05/17/5cdea26522601dcd1a8b45a1.html

 

Anuncios

Unknown-1

“Las horas perdidas no tendrían que existir nunca.”

(Montserrat Caballé)

A partir del 12 de Mayo del 2019 las empresas españolas deben registrar cada día las horas de trabajo de sus plantillas. La legislación establece que recae en la empresa la responsabilidad de llevar un registro diario minucioso y guardar durante un periodo de cuatro años esos datos, así como ponerlos a disposición de la plantilla, del comité de empresa si existe y de la Inspección de Trabajo.

Los defensores de la medida argumentan que está en juego la lucha contra el abuso hacia los asalariados que trabajan más allá de la jornada establecida en sus contratos. En cualquier caso, lo que parece claro es que la medida influirá en las relaciones laborales y en las negociaciones colectivas futuras.

El lector me va a perdonar si le revelo mi opinión acerca de tal medida: “Valiente simpleza”.

“El control horario que se plantea es algo viejo, algo de los siglos XVIII y XIX. Es algo asociado a la vieja economía. La empresa del siglo XXI trabaja por proyectos y está orientada a resultados. La empresa del siglo XXI pone al cliente en el centro de sus operaciones. En la empresa del siglo XXI se prima la innovación, el emprendimiento interno, el trabajo en equipo. En la empresa del siglo XXI se tiende a eliminar las jerarquías y se adopta la horizontalidad. La empresa del siglo XXI es escalable, dispone de gente muy buena pero que prefiere trabajar por proyectos o por horas. La empresa del siglo XXI se centra en las personas como entes que aportan valor”.

Cuando una empresa trabaja así, la adopción de controles rigurosos no hace más que poner piedras en su camino. ¿O es que esos controles van a discernir entre el puro presentismo y  las horas realmente productivas? ¿Van a ayudar a aflorar el absentismo encubierto? ¿Van esos controles a aportar luz sobre la contribución de cada uno de los empleados a la cuenta de resultados de la empresa? De hecho de esa aportación depende en gran medida las retribuciones salariales de los empleados.

A la vista de los datos que siguen:

  • En España el paro juvenil entre los menores de 25 años se sitúa en el 33,7% frente al 14,6% de media en la UE.
  • El nivel de productividad en la economía española se sitúa en un -19,2% respecto a la UE.
  • El nivel de desempleo en España es del 14,0% mientras que en la UE28 es del 7,3%.

Definitivamente, a los gobiernos de España más les valdría fomentar medidas que garanticen el incremento de la productividad, la creación de empleo, la responsabilidad del trabajador y su compromiso con los objetivos de la empresa.

P.D. Por cierto ¿será esa medida de control horario también de aplicación a los sectores menos productivos de la economía como las Administraciones locales y públicas?

 

Más información:

https://www.lavanguardia.com/economia/20190511/462179720273/un-sistema-que-arranca-con-muchas-dudas-el-fraude-a-la-baja.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20190512/462150247120/jornada-laboral-horario-horas-control-registro-trabajo-video-seo-lv.html

 

images

“La prensa libre puede ser buena o mala, pero si no es libre, sólo puede ser mala.”

(Albert Camus)

En el 2016 la palabra “post-truth (posverdad)” fue elegida por los editores de los Diccionarios de Oxford como la palabra del año. Término que el mismo diccionario define como “actitud de resistencia emocional ante hechos y pruebas objetivas”. O creerse lo que uno quiere al margen de lo demostrado con hechos. La posverdad es una palabra aplicable no tan solo a la política sino también a otras realidades como el mundo empresarial.

Según Jaume Giró (Director General de la Fundación Bancaria “la Caixa”), “La posverdad no consiste en dar forma a la opinión pública mediante emociones, sino en emplear emociones para configurar una opinión pública alejada de la verdad”. Él mismo explica la estrategia aplicada por la industria tabaquera durante décadas desde la aparición de las primeras informaciones acerca de una posible relación entre el fumar y el cáncer de pulmón.

En 1953, los principales directivos del sector tabaquero se reunieron en Nueva York con John Hill, director de la agencia de comunicación hoy conocida como Hill+Knowlton Strategies. En esa reunión se sentaron las bases sobre la reacción que habría que dar en adelante ante la publicación de noticias que pudieran perjudicar a las tabaqueras:

  1. Mostrarse sensible cuando aparece un problema de reputación y compartir las preocupaciones con el público.
  2. Sembrar dudas y trasladar que no toda la culpa corresponde a las empresas o al conjunto del sector.
  3. Contraatacar, cuestionar las informaciones y equiparar estudios rigurosos con aquellos que no lo son.

Ante tal estrategia parece obvio que debería incorporarse una dimensión ética con el objetivo de evitar falsos mensajes. Se debe tener claro que la reputación no pertenece a las empresas. La reputación se tiene porque otros se la otorgan. La reputación empresarial no es un activo propio. Al contrario, la reputación es una señal explícita y sobrevenida de que la empresa está haciendo las cosas que realmente importan al cliente, a la sociedad.

Es mucho más fácil trabajar en la reputación de una empresa cuando ésta se concentra en lo verdaderamente importante. Es decir, cuidar a los clientes y ofrecerles productos de calidad, contar con los mejores colaboradores y la mejor plantilla, innovar de forma continuada y competir en el mercado dentro de un marco ético de responsabilidad.

 

Más información:

https://verne.elpais.com/verne/2016/11/16/articulo/1479308638_931299.html

https://www.elmundo.es/cultura/cine/2017/11/03/59fc80f4468aebd1508b46a0.html

http://www.hkstrategies.com/global/

“La reputación en tiempos de la posverdad”. Expansión (8 de Abril de 2017).

Unknown

“El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.”
(J.P. Sergent)

La República de Estonia (en estonio: Eesti Vabariik) es una república báltica del norte de Europa. En 1990, una vez caído the Wall en Berlín, una convención de representantes estonios aprobó la Declaración de Independencia. Aunque fue en 1991 cuando finalmente fue reconocida por la Comunidad Europea y los Estados Unidos. En la actualidad la República de Estonia forma parte de la Unión Europea y de la OTAN y su moneda es el euro. Con una superficie de 45.000 km2 (es mayor que Dinamarca o Suiza y equivalente a los Países Bajos). Estonia tiene una población de 1,3 millones de habitantes.

Desde 1996 el gobierno apostó decididamente por las tecnologías de la información, lanzando el proyecto Tiigrihüpe (hoy conocido como Hitsa) para informatizar las escuelas, formar a los docentes y mejorar el acceso de la población a la tecnología. Hoy en día Estonia está a la cabeza de Europa en penetración de Internet y telefonía móvil, y el sector de las TIC y las NNTT tiene una gran relevancia en el PIB del país.

Estonia es hoy un país hiperconectado. Gracias a una tarjeta inteligente o a su teléfono móvil, cualquiera de sus ciudadanos puede llevar a cabo, a través de los portales gubernamentales, cualquier gestión que precise. Desde votar en unas elecciones, liquidar sus impuestos, firmar digitalmente un contrato de trabajo o renovar las recetas de su médico de familia. En cuanto a la iniciativa privada cabe decir que Estonia ha apostado por la liberalización de la economía, estimulando la inversión extranjera y fomentando la colaboración con sus países vecinos, especialmente con Finlandia. Estonia cuenta hoy con el mayor número de stars-up’s por habitante de Europa. Número que se sitúa una start-up por cada 3.700 personas.

En este contexto, el primer gran éxito de país fue Skype, que en 2005 fue vendida a eBay por 2.400 millones de euros. Pero sus fundadores reinvirtieron gran parte de esa suma en otras start-up como por ejemplo TransferWise, que emplea a 600 personas, o Startship Technologies que acaba de “levantar” 16,4 millones de euros con objetivo de comercializar sus robots de distribución y entrega. Otra interesante start-up estonia es Taxify, empresa de alquiler de coches con conductor presente en 40 ciudades del muno, que está valorada en 1.000 millones de dólares (864 millones de euros) y que ha dado entrada en su capital a la alemana Daimler.

Sin embargo el país se encuentra ante una “debilidad” derivada de su estrategia hacia las nuevas tecnologías pero con una población reducida. Lo que le impide formar con rapidez la gran cantidad de ingenieros y profesionales altamente cualificados que su economía requiere. Pero para resolver ese problema el gobierno estonio lanzó en el 2014  el proyecto “e-residence“, a través del cual un extranjero puede registrar una empresa en Estonia con la única condición de que se abra una cuenta bancaria. Eso si, la identidad de los e-ciudadanos es verificada de forma escrupulosa. Mediante esta estrategia Estonia tiene además la oportunidad de incentivar la transferencia tecnológica, de dar a conocer la bondad de sus e-servicios administrativos y legales más allá de sus fronteras y de esta forma generar posibilidades futuras de negocio.

Así pues, nos encontramos ante un pequeño país que en tal solo una veintena de años ha pasado de ser un miembro pobre del bloque soviético a declarar su independencia y convertirse en líder en el sector de la economía digital. El sector de las nuevas tecnologías representa hoy el 7% de su PIB. (El PIB estonio ha pasado de los 112 millones de euros en 1991 a los 23.000 millones de euros en el 2017).

Como decía en mi anterior post: Un país pequeño puede ahora unirse a una región económica y conseguir lo mejor de dos mundos: independencia cultural y política e integración económica.

En nuestras latitudes deberíamos tomar buena nota !!! El progreso de la sociedad depende de la ilusión, la firmeza, el trabajo, la constancia, de sus miembros.

Más información:

https://www.hitsa.ee

https://e-resident.gov.ee

https://taxify.eu

https://transferwise.com/about/our-story

https://www.starship.xyz/company/

 

 

 

 

Unknown 18.59.39

“En todas las cosas parece existir como ley un círculo.”
Tácito (55-115) Historiador romano.

El RGPD (también conocido por sus siglas en inglés GDPR –General Data Protection Regulation-) busca devolver el control de los datos a sus propietarios, enfatizando en el consentimiento, derecho de borrado y medidas de seguridad para proteger los datos.

El RGPD aplica a todas las empresas que gestionan datos de ciudadanos de la UE. Entrará en vigor y será de obligado cumplimiento a partir del 25 de Mayo de 2018 y derogará la vigente LOPD (Ley Orgánica 15/1999).

El RGPD es un marco de actuación, que puede ser adaptado y ampliado por los países de la UE, siempre que no entren en contradicción, lo cual implica que cada país puede hacer modificaciones que generalmente serán más restrictivas que lo especificado en el RGPD. En este sentido, es importante resaltar que el Consejo de Ministros español está revisando la LOPD para adaptarla al RGPD.

Sin embargo, dado que, muy presumiblemente, dicha adaptación no estará finalizada y aprobada antes de la fecha de entrada en vigor del RGPD, será éste el que deberá aplicarse, hasta que la nueva LOPD sea aprobada y sea efectiva.

Las principales novedades que el RGPD incluye respecto a la LOPD vigente (Ley Orgánica 15/1999) son: El principio de “Responsabilidad Proactiva”. Este principio implica la necesidad de que el responsable del tratamiento de la información aplique medidas técnicas y organizativas apropiadas, a fin de garantizar y poder demostrar que el tratamiento es conforme al Reglamento. Y el principio de “Enfoque al riesgo” por lo que las medidas dirigidas a garantizar el cumplimiento han de tener en cuenta la naturaleza, ámbito, contexto y finalidades del tratamiento de los datos, así como los riesgos para los derechos y libertades de las personas.

En Income Projects creemos que las micro, pequeñas y medianas empresas tienen las mismas necesidades y problemas que las grandes corporaciones. La diferencia está en la escala y en los recursos disponibles para hacerles frente. Por ello nos centramos en la realización de proyectos para PYMEs y microempresas con el objetivo de ayudar, acompañar y aportar valor al cliente. Un equipo pluridisciplinar experimentado proporciona a cada cliente un servicio flexible y personalizado, adaptado a sus necesidades específicas. Características de nuestros servicios son la Confidencialidad y compromiso, la alta calidad y profesionalidad y la orientación a la obtención de resultados.

http://www.ip-incomeprojects.com

info@ip-incomeprojects.com

Unknown-2

“El proceso mediante el cual los bancos crean dinero, es tan simple, que la mente lo rechaza.

(John Kenneth Galbraith)

Un nuevo concepto: Open Banking, mediante el cual mis, nuestros, datos personales bancarios y financieros van a subasta. No lo duden.

¿Qué es “Open Banking“? Es un sistema que proporciona a un usuario (terceras empresas) acceder a las bases de datos de clientes de las instituciones financieras (bancos y empresas del sector financiero) mediante APIs (Application Programming Interfaces) que proporcionan las propias entidades financieras. Sistema que se basa en un estándar internacional que define la forma en la que los datos de los perfiles de los clientes de un banco se crean, se comparten y se acceden, de tal forma que esas informaciones sean accesibles por terceros.

Sin ninguna duda los datos de los clientes de un banco constituyen un activo importantísimo y son fuente de una clara ventaja competitiva. Y las entidades financieras, y multitud de empresas y start up’s, se están apresurando a entrar en este “nuevo negocio” del mercadeo de “mi perfil bancario y financiero” con la excusa de ofrecerme con rapidez y prontitud productos y servicios basados en el análisis de mi perfil. De hecho un banco español ya ha empezado a comercializar esas APIs (ver más información al final).

Veamos unos ejemplos:

  • Me registro en un hotel mediante mi móvil y mi banco mediante Open Banking le facilita al establecimiento mi número de cuenta bancaria, el de mi tarjeta de crédito o mi DNI digitalizado.
  • Acabo de pagar mediante tarjeta de crédito un billete de avión a Paris e inmediatamente una aseguradora me ofrece un seguro de viaje gracias a la información que mi banco le ha facilitado vía Open Banking.
  • En un concesionario de automóviles solicito información acerca de la compra a crédito un nuevo modelo, y el vendedor comprueba que tengo un préstamo preconcedido con mi banco a un interés preferencial. Información que ha conseguido gracias a que mediante Open Banking ha accedido a mis datos bancarios.
  • Tengo un pequeño negocio y mis proveedores pueden acceder, vía Open Banking, al extracto de mis cuentas bancarias para comprobar si he hecho las transferencias pactadas.

De hecho la idea de Open Banking no es nueva. Empresas como Facebook y Google permiten a los usuarios que den permiso a ciertas compañías para el acceso a sus perfiles.

Pero con todo subyacen unas cuestiones muy importantes: ¿Qué sucede con mi privacidad? ¿Qué sucede con la confidencialidad de tan importantes informaciones personales? ¿Cuál es la cobertura jurídica tanto nacional como internacional acerca de ello?

Y la más importante, “The million dollar question”: ¿yo/nosotros que soy/somos fuente de tan preciada información, qué gano/ganamos con el mercadeo de nuestros datos?

Cuestiones que, mucho me temo, hoy por hoy no tienen una respuesta clara.

Más información:

https://theodi.org/open-banking-standard

https://www.bbvaapimarket.com/products

Unknown

“El celo normativo merma la capacidad de crear valor”

En Junio de 2017 entrará en vigor la nueva regulación del roaming en Europa. Aunque sea una situación esperada por muchos usuarios, es de temer que vaya a acarrear importantes peligros (económicos) para ellos y para las compañías operadoras de telecomunicaciones.

¿Qué puede suceder? Pues que se puedan producir transferencias de rentas de los países más pobres a los países más ricos. ¿Cómo? Por la existencia de un riesgo, no nulo, de que los operadores de aquellos países que sean receptores netos de roamers entren en pérdidas económicas al prestar servicios a los ciudadanos extranjeros que visiten dichos paires a unos precios mayoristas dictados desde la Unión Europea. ¿Y qué puede pasar si eso ocurre? Fácil respuesta: pues que los operadores afectados tengan la tentación de recuperar los ingresos perdidos mediante el incremento de tarifas a sus clientes domésticos.

¿Qué otros peligros pueden darse? Pues que aparezcan prácticas anormales (¿alegales?) dentro de la Unión Europea para usar tarifas de datos de aquellos países con precios muy bajos y que se usen de forma continuada en otros países, como España, que son receptores masivos de ciudadanos extranjeros/turistas. Y también cabe mencionar el riesgo de que los operadores de países como España pierdan dinero al suministrar el servicio a los turistas procedentes de países más ricos y con mayores niveles de renta, lo cual podría producir una transferencia de renta entre países.

A la vista de todo ello deberemos estar atentos a los posibles aumentos de nuestras tarifas domésticas y a la justificación que se nos ofrezca.

Más información: 

http://www.altran.es/formularios/registro/descargue-el-informe-altran-zero-roaming.html#.WN6A28ccgvw

 

imagesimages-1

“Los consumidores todavía no comprenden el poder de una máquina que es capaz de  reconocer a un ser humano y lo que ese poder podría hacer a la humanidad si cae en las manos equivocadas.”

(Joseph Atick. -Executive Chairman, ID4Africa & Identity Counsel-)

“Es mágico, un instate histórico!” Esta fue la exclamación de Joseph Atick cuando en 1994, junto con sus colegas de la Rockefeller University, comprobó que el ordenador en el que habían estado trabajando era capaz de reconocer sus caras (“I see Joseph … I see Paul … I see Norman …”). Más de dos décadas después, comprobamos que un humanoide reconoce al cliente que entra en el centro comercial, le saluda por su nombre y le sugiere que chaqueta es más acorde con los pantalones y la camisa que compró la semana pasada, y donde puede encontrarla.

Efectivamente, la utilización de técnicas de reconocimiento facial y otras tecnologías hasta ahora aplicadas a la vigilancia y a la seguridad están en el punto de mira del comercio minorista, de los grandes almacenes, de los centros comerciales, de los casinos o de los parques temáticos. Prueba de ello ha sido la numerosa presencia de empresas creadoras de esas soluciones en el encuentro anual de la National Retail Federation en New York, y en el CES (Consumer Electronics Show) en Las Vegas. Una de esas empresas, NEC, está adaptando su solución NeoFace para usos en el comercio minorista. Otra, la stratup EyeQ presentó una solución capaz de reconocer los rasgos físicos de una persona, diferenciando entre hombre o mujer, y sugiriendo compras en función del género.

Y es que el comercio minorista intenta hacer frente a la creciente competencia del comercio on-line y busca métodos para incrementar su relación con el cliente y el conocimiento de éste. De hecho firmas como Walmart Stores, Giorgio Armani o Macy’s en los USA, Benetton Group en Europa, o Baidu y Alibaba Group en Asia, están desarrollando proyectos piloto con ese tipo de tecnologías. Sin olvidar también el proyecto de Amazon en cuanto al pago de sus compras mediante reconocimiento facial del cliente a través de una selfi. O la facilidad Caras, de identificación facial, que está disponible en la aplicación Fotos de Apple. Estamos hablando de un negocio en el que la agencia MarketsandMarkets calcula en 6.200 millones de dólares la cifra de ventas de las tecnologías de reconocimiento facial para el año 2020.

Pero no todo es color de rosa. ¿Qué sucede ante la gran cantidad de nueva información biométrica que se obtiene de los clientes? ¿Cuál será la actitud de nosotros, los clientes, ante ese cúmulo de información personal nuestra que se almacena? ¿Qué hay de la preservación y el respeto a la privacidad del individuo? En estos momentos Facebook está haciendo frente a una demanda colectiva que le acusa de haber estado construyendo en secreto la mayor base de datos biométricos de sus usuarios.

En cualquier caso la tecnología ya está ahí y va a depender de nosotros (ciudadanos, administraciones, clientes, proveedores) que la utilicemos de forma inteligente para construir una sociedad más eficiente y más prospera. 

Unknown

Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.

(José Ortega y Gasset)

En este mes de Octubre del 2015 leemos en la prensa que la tercera firma en el mundo de producción de derivados del plasma, es decir, la firma catalana Grifols ha hecho una inversión de 88 millones de euros en una nueva sede en Irlanda. En ésta se centralizaran la toma de decisiones sobre política comercial y sobre I+D+i. La nueva sede también albergará la gestión mundial de tesorería del grupo.

No es ni mucho menos una buena noticia para el panorama industrial de España que una empresa líder en su sector abandone el territorio. Una empresa generadora de valor que presenta una rentabilidad del 250% en los últimos cinco años. Una empresa que ha entrado con fuerza en el siempre dificilísimo mercado norteamericano. Y ante todo ello me pregunto ¿cuál es la política, la estrategia industrial española? Alguien pensará en los menores impuestos como motivo del cambio. Pero, a mi juicio, esa es una visión simplista de la situación. Es claro que un impuesto de sociedades del 12,5% (Irlanda) respecto al 30% (tipo general en España) en una buena razón. Pero se me antoja que hay más poderosas razones. Tal vez Irlanda busca atraer empresas de alto valor añadido. Tal vez ese pequeño país ofrece un marco regulatorio estable y mayores facilidades operativas.

Parece que en Km.0 de la llamada España se han olvidado de que estamos en un mercado global en el que los países, los estados, también compiten por su supervivencia y por la supervivencia y progreso de sus ciudadanos. Y me vuelvo a preguntar ¿donde está la política industrial española?

Unknown

Coge el día presente y fíate lo menos posible del mañana

(Horacio)

Hay que ser observador e ir leyendo entre lineas las noticias del mundo económico. Parece que se avecinan nubarrones por el horizonte del panorama económico y empresarial. Diversos sectores productivos se repliegan y buscan arrejuntameintos -léase fusiones- que permitan aflorar sinergias para sobrevivir. En los océanos globales empresariales y económicos hay mucho depredador desaprensivo siempre ávido de saciar su apetito y de incrementar su masa corporal. Mientras otros necesitan engordar a fin de lograr ser un bocado lo suficientemente grande como para ser difícil de digerir.

En este mes de Octubre del 2015 Repsol nos anuncia que explora una integración con Gas Natural. El precio del barril por los suelos, las grandes inversiones en perforaciones poco rentabilizadas y el negocio del gas en alza, parecen motivos suficientes.

Por otro lado tenemos el sector financiero. Con una rentabilidad en mínimos y con grandes vulnerabilidades. Esto es, una presión regulatoria que exige más capital, de más calidad y activos con capacidad de asumir pérdidas. La persistencia de tipos de interés tendientes a cero. La gran magnitud de los activos improductivos, es decir, préstamos de dudoso cobro y la gran cantidad de inmuebles adjudicados. Y por último el elevado nivel de endeudamiento del sector privado. Por no mencionar la banca en la sombra o las fin tech. Todo ello junto a la presión incesante para el recorte de los costes, empujan al regulador (Banco de España) a demandar  una nueva ronda de fusiones en la banca española.

Y por si fuera poco uno lee en la prensa norteamericana que el Citibank ha anunciado que cerrará todas sus sucursales en el estado de Massachusetts (USA). No olvidemos que este estado es muy avanzado en conocimiento. No en vano alberga a universidades como la de Harvard, el MIT o la Universidad de Boston.

Así pues, ¿que se otea en el horizonte? Pues movimientos concentradores,  menos actores en el mercado y cambios importantes en las estrategias. Lo que conllevará peligros de situaciones monopolísticas. Ello nos obliga a estar ojo avizor. Ya que las decisiones y los movimientos de las grandes empresas acaban por afectarnos a todos.