Archivos para la categoría: Trabajo en equipo

Unknown-1

“Las horas perdidas no tendrían que existir nunca.”

(Montserrat Caballé)

A partir del 12 de Mayo del 2019 las empresas españolas deben registrar cada día las horas de trabajo de sus plantillas. La legislación establece que recae en la empresa la responsabilidad de llevar un registro diario minucioso y guardar durante un periodo de cuatro años esos datos, así como ponerlos a disposición de la plantilla, del comité de empresa si existe y de la Inspección de Trabajo.

Los defensores de la medida argumentan que está en juego la lucha contra el abuso hacia los asalariados que trabajan más allá de la jornada establecida en sus contratos. En cualquier caso, lo que parece claro es que la medida influirá en las relaciones laborales y en las negociaciones colectivas futuras.

El lector me va a perdonar si le revelo mi opinión acerca de tal medida: “Valiente simpleza”.

“El control horario que se plantea es algo viejo, algo de los siglos XVIII y XIX. Es algo asociado a la vieja economía. La empresa del siglo XXI trabaja por proyectos y está orientada a resultados. La empresa del siglo XXI pone al cliente en el centro de sus operaciones. En la empresa del siglo XXI se prima la innovación, el emprendimiento interno, el trabajo en equipo. En la empresa del siglo XXI se tiende a eliminar las jerarquías y se adopta la horizontalidad. La empresa del siglo XXI es escalable, dispone de gente muy buena pero que prefiere trabajar por proyectos o por horas. La empresa del siglo XXI se centra en las personas como entes que aportan valor”.

Cuando una empresa trabaja así, la adopción de controles rigurosos no hace más que poner piedras en su camino. ¿O es que esos controles van a discernir entre el puro presentismo y  las horas realmente productivas? ¿Van a ayudar a aflorar el absentismo encubierto? ¿Van esos controles a aportar luz sobre la contribución de cada uno de los empleados a la cuenta de resultados de la empresa? De hecho de esa aportación depende en gran medida las retribuciones salariales de los empleados.

A la vista de los datos que siguen:

  • En España el paro juvenil entre los menores de 25 años se sitúa en el 33,7% frente al 14,6% de media en la UE.
  • El nivel de productividad en la economía española se sitúa en un -19,2% respecto a la UE.
  • El nivel de desempleo en España es del 14,0% mientras que en la UE28 es del 7,3%.

Definitivamente, a los gobiernos de España más les valdría fomentar medidas que garanticen el incremento de la productividad, la creación de empleo, la responsabilidad del trabajador y su compromiso con los objetivos de la empresa.

P.D. Por cierto ¿será esa medida de control horario también de aplicación a los sectores menos productivos de la economía como las Administraciones locales y públicas?

 

Más información:

https://www.lavanguardia.com/economia/20190511/462179720273/un-sistema-que-arranca-con-muchas-dudas-el-fraude-a-la-baja.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20190512/462150247120/jornada-laboral-horario-horas-control-registro-trabajo-video-seo-lv.html

 

Unknown

AAIA_wDGAAAAAQAAAAAAAAskAAAAJDBmMTdjYTNiLWE1N2UtNDZlYy05MGZmLWRkZTY3YzAzYThiYQ

“The future belongs to those who believe in the beauty of their dreams”

(Eleanor Roosevelt)

No hace mucho tiempo leí una reseña sobre un libro escrito por Alden M. Mills, un ex-navy seal (Fuerzas de élite de la Marina de los USA) sobre técnicas de management. Así que me hice con el libro para averiguar cual era la aportación de un navy seal sobre el tema. Y debo decir que la experiencia ha sido satisfactoria. El libro está escrito en formato storytelling y relata las vivencias de su autor desde que a los doce años de edad le diagnosticaron asma hasta llegar a ser campeón nacional de remo en los USA y luego convertirse en empresario después de pasar siete años (1991-1998) como navy seal en la Marina de los USA.

En la lectura se agradece la técnica del relato así como la concreción de las acciones propuestas para que cada uno, con las herramientas a su alcance, construya su propio camino profesional. He aquí un resumen de las acciones esenciales propuestas:

  1. Entender el porqué. Es decir comprender las razones que nos impulsan a perseguir nuestros objetivos. Interiorizar esas razones nos dará fuerzas ante cualquier obstáculo que encontremos en el camino.
  2. Planificar en tres dimensiones. Mas concretamente, definir nuestro objetivo. Dividir cada acción en pequeños pasos a seguir hasta alcanzar nuestro objetivo. Conseguir una rutina diaria. Tener el hábito de preguntarnos cada día cual es la siguiente acción orientada a nuestro objetivo.
  3. Practicar para llevar a cabo / para ejecutar. Ejercitar diariamente las acciones planificadas.
  4. Reconocer nuestra motivación. Orientémonos hacia aquello en lo que creemos y queremos conseguir.
  5. Revisar nuestros hábitos.  Cuales de ellos no nos son útiles. Centrémonos en las acciones que requieren cambios. Ejerzamos el control de esas acciones.
  6. Improvisar para superar los obstáculos. Cualquier proyecto se encuentra en algún momento con un obstáculo no previsto. Ante ello la improvisación es una herramienta que no todos los competidores conocen y saben usar.
  7. Buscar el asesoramiento de expertos. La premisa es muy simple: aprende de aquellos que lo han hecho antes que tú.
  8. Siempre en equipo ! No importa la importancia de nuestro objetivo, recordemos que nada importante se ha conseguido sin un equipo.

De la lectura se desprenden unos mensajes importantes:

  • “Mi futuro depende siempre de mi”. (Al fin y al cabo somos el fruto de nuestras decisiones).
  • La perseverancia es una cualidad fundamental.
  • Las ocho acciones propuestas son útiles tanto para un Comando de los Navy Seals, como para un empleado, para un Directivo, para un emprendedor o para un empresario.

En definitiva, un buen, interesante e instructivo libro apto para lectores que no tengan prejuicios.

Más información:

“Be Unstoppable: The 8 Essential actions to Succed at Anything”. Alden M. Mills. (2013) Cadent Publishing.