Archivos para las entradas con etiqueta: elección

Unknown

“La democracia es el proceso que garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos.”
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

No cabe la menor duda de que es bueno que un estado disponga de la estabilidad política necesaria que le permita planificar y llevar a cabo las acciones que desemboquen en el crecimiento y desarrollo futuro de la sociedad así como en el bienestar de sus ciudadanos.

Ahora bien, en el caso del estado español y ante el resultado de las últimas elecciones celebradas el 26 de Junio de 2016, se produce una situación especial. Los dos partidos políticos más corruptos de la historia reciente de España (PP y PSOE) han logrado los dos primeros puestos de los resultados electorales, aunque cada uno de ellos sin la mayoría necesaria para gobernar. Sorprendente ¿no? Y sorprendente también el hecho de que en ninguno de sus mitines ni en sus programas electorales se ha hecho la más mínima referencia a los casos de corrupción que les afectan. Y mucho menos a cualquier intención de atajarlos.

¿Nos debería alarmar esa situación? ¿Han valorado los electores el impacto que ese sin fin de casos de corrupción tiene en la sociedad tanto desde el punto de vista ético como del económico? ¿Indican esos resultados electorales que la sociedad española se siente cómoda con la corrupción? ¿Forma parte la corrupción del ADN de la sociedad española?

Como ciudadano  me asusta pensar en algunas de las posibles respuestas a esas preguntas. La aceptación implícita de la corrupción como un hecho con el que hay que convivir no es bueno para nadie. Una sociedad que se precie y aspire a construir un futuro mejor para sus componentes no puede caer en la trampa de amparar y consentir la lacra de la corrupción. A esa lacra cancerígena hay que administrarle la quimioterapia más agresiva a fin de erradicarla por completo. En otro caso la sociedad entera enfermará y acabará muriendo.

Información adicional en: https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupción_en_España

Unknown

Freedom is not worth if does not include the freedom to make a mistake.

(Malala Yousafzai)

If I were a citizen of UK, I would vote YES to the exit of the European Union.

Why?

For first of all because the EU is already broken, because it is a greedy organization dominated by a state, Germany, increasingly expansionist. Because it is a wasteful organization, besieging their own weakest members (Portugal, Ireland, Greece, Spain -PIGS-). Because is an incompetent organization, as demonstrated in the recent developments of immigration from the Middle East. Because while some countries increasingly impoverish (Greece on the brink of broken and Spain, Italy and Ireland with a tough countries debts difficult to support), others maintain their wealth and even increase it. Impoverished countries that it has become “buffers” against immigration on one hand. And simple consumption sources of overproduction of others on the other hand. Obviously by providing hefty loans (Deutsche Bank & ECB) to consume.

And, secondly, because the only arguments to remain are based on fear. An immense amount of arguments over future diabolic conditions for which no quantification is given.

You can not build a truly united Europe without a common culture, without a common language, without a common economic, fiscal, tax, educational, health, social, policies. And none of that interests the “dominant” countries.

The UK in a community of 65 million citizens, with a 2678 US$ billions of GDP, with a strong currency and with a long economic, financial and industrial tradition. Definitely something to which the “world money” never give back. Do not forget that “Money Makes The World Go Round”!!

Europe is far from the solidarity product of the Treaty of Rome of 1957.

Outside the European Union one can be richer by controlling their proper policies and resources. Be safer controlling and managing their own security. And especially to have the opportunity to forge his own destiny.

Now is the time of dignity and courage.


Diapositiva1

Los mayores progresos de la civilización se experimentan inicialmente como sus peores amenazas.
Alfred North Whitehead (1861-1947) Filósofo y matemático

No contentos con incitar a militares, políticos y empresarios a proferir amenazas contra la ciudadania de Catalunya, ahora es la banca la que cae en la trampa tendida por la clase política española más reaccionaria, más retrógrada y más antidemocrática. Las asociaciones bancarias españolas (AEB y CECA) amenazan a todo aquel que vive y trabaja en Catalunya con dejar el territorio, con cerrar sus oficinas, con cerrar el acceso al crédito, con la pérdida de garantía de sus depósitos ! He aquí un hecho diferencial de la ¿democracia? española para gozo y deleite del mundo mundial.

Veamos, en Catalunya hay unas 4.800 oficinas bancarias (números redondos). Que, a una media de 4 empleados por oficina resultan unos 19.200 empleados (y sus familias, es claro). A ello le podemos sumar otros 2000 empleados si contamos con los que trabajan en servicios centrales o de soporte a oficinas. Luego ya tenemos 21.200 empleados y sus familias. Pensemos ahora en los volúmenes de negocio que gestionan esas oficinas. Es decir, volumen de depósitos y de inversiones (préstamos) de sus clientes. Siendo conservadores pensemos en que el volumen medio de negocio de aquellas cuatro mil ochocientas oficinas sea de 95 millones de euros, de los cuales 45 millones correspondan a depósitos y 50 millones a inversión. Lo cual arroja un importe de 456.000 millones de euros gestionados (216.00 millones de depósitos y 240.000 de inversiones, según la proporción anterior).

Por otra parte, el principal negocio de la banca consiste en el margen de intermediación. Esto es, captar dineros de sus clientes, remunerarlos a un tipo de interés y luego prestar esos mismos dineros a otros clientes a un tipo de interés más alto. Volvamos a ser hiperprudentes y pensemos en un margen de beneficio del 0,01% sobre los recursos gestionados. Ello nos daría un resultado de 4.560 millones de euros que obtendría la banca por sus operaciones en Catalunya.

Llegados aquí es interesante que nos preguntemos: ¿Sería esa banca capaz de cerrar aquellas 4.800 oficinas y dejar en ascuas a 19.200 empleados y sus familias? ¿Sería capaz esa banca de dejar perder un volumen de gestión de 456.000 millones de euros, a los que aspirarían toda la banca europea y hasta la china? No olvidemos que existe una normativa europea que permite la libre circulación´n de capitales, por lo que cualquiera de nosotros podríamos confiar nuestro patrimonio a una entidad foránea. ¿Sería esa banca capaz de dejar pasar frente a sus narices un beneficio potencial de 4.560 millones de euros? Por no hablar de la pérdida de imagen y de reputación corporativa que conllevaría cualquier decisión de ese estilo, no tan solo en el mercado doméstico sino en el mercado global.

Vamos a ver, ¿nos toman por necios e ignorantes? Una vez leí en una entrevista a una ciudadana canadiense lo siguiente: “nunca apuntes con un arma a alguien sino estás dispuesto a disparar”. Otra lectura que podemos hacer de la frase es: “nunca emitas una amenaza que no estés dispuesto a llevar hasta sus últimas consecuencias”. Así pues, que la Banca no vaya de farol y si lo hace que se atenga a las consecuencias.

 

 

 

 

images

Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir.
(Françoise Sagan)

Allá por el mes de Octubre del 2012 escribí un humilde post acerca de si el empresario debe airear sus opiniones políticas (https://valoradicional.wordpress.com/2012/10/). Contribución que hoy está de plena actualidad.

Sin ninguna duda me reafirmo en mis tesis. El empresario no debe formar parte de la farándula de la política. No debe caer en la trampa de divulgar medias mentiras o falsas verdades, no debe infundir el temor sobre la sociedad acerca de la venida de un hipotético cataclismo, comparable con el fin del mundo, que se cernirá sobre los ciudadanos si estos optan por una u otra opción antes las urnas. No deben alardear de los gravísimos riesgos que podrían producirse sin comentar también los grandes beneficios que se podrían obtener. Y si, esos ilustres empresarios, sólo optan por la propagación del miedo lo que demuestran es que no son tan listos como aparentan y que en realidad están profundamente escorados a estribor con el único objetivo de mantener el status quo sin pensar en cambiar de rumbo hacia una singladura que lleve a la sociedad a mejores y más prósperos destinos.

En lugar de ello, el empresario debería preocuparse por que las infraestructuras ferroviarias de cercanías dejen de ser penosas y esten a la altura del siglo XXI y de las necesidades de los usuarios, entre los que se encuentran muchos de sus empleados o clientes. Preocuparse por que el eje ferroviario mediterráneo de alta velocidad sea ya una realidad para facilitar el tránsito de mercaderías desde el sur hacia el norte de Europa, y viceversa, en lugar de que sea el medio de transporte para ir a ver a los abuelos, que también por supuesto. Preocuparse por que las carreteras N2 y N340 se conviertan en autovías y dejen de ser el hazme reír del mundo entero. Recordemos que fue gracias a la iniciativa privada, y a la gran visión de futuro del mundo empresarial, que se construyó la AP7 que nos une con Europa, ya que de lo contrario todavía haríamos el trayecto atravesando un sin fin de pueblos y ciudades. El empresario debe preocuparse por su empresa y por el beneficio común. Debe preocuparse por que el nivel de educación de la sociedad se convierta en un valor competitivo, por que los niveles de atención social satisfagan las necesidades de los ciudadanos. Debe preocuparse por que exista plena seguridad jurídica para empresas  y particulares en lugar de la incerteza y mediatización actuales. Y felicitarse por que grandes organizaciones transnacionales decidan invertir en nuestro territorio. ¿O es que creen que cuando SEAT, NISSAN, HP y otras muchas empresas, deciden invertir en nuestro territorio no contraponen los grandes beneficios y oportunidades que éste les ofrece frente a los riesgos potenciales? Riesgos que, en definitiva, no son más que riesgos temporales y perecederos. Lo que si perdura es el espíritu y la cultura de trabajo de una sociedad, son los niveles de formación y calificación profesional que la sociedad ofrece. Lo que perdura es la apertura de miras y las esperanzas hacia la construcción del futuro. Esto es lo que el empresario debe analizar y no sembrar temores infundados.

 

 

LlibExpressió

En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.
(Federico García Lorca)

La libertad de expresión es un derecho fundamental recogido en el artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. El derecho a la libertad de expresión es definido como un medio para la libre difusión de las ideas. Para filósofos como Montesquieu, Voltaire o Rousseau la posibilidad del disenso fomenta el avance de las artes, de las ciencias y el progreso social. La libertad de expresión, el respeto a las opiniones y creencias de los demás,  son características que identifican a las sociedades avanzadas, libres y democráticas. También en el ámbito de la empresa representa un hecho diferencial. En la empresa la libertad de expresión, la libertad de opinión y de participación, abren el camino hacia la innovación.

Es claro que, como cualquier derecho, debe ejercerse con responsabilidad y conlleva ciertas obligaciones. Las opiniones expresadas deben respetar el honor y la dignidad, y no pueden vulnerar la intimidad ajena. Como tampoco pueden vulnerar el secreto profesional ni el secreto empresarial. Por contra, es cierto que hay muchas formas sibilinas de intentar vetar la libertad de opinión, de expresión o la diversidad cultural e identitaria, sin necesidad del uso de la fuerza bruta represiva. El descrédito sistemático, el insulto y la amenaza constante, el intento de imposición del pensamiento único (la imposición del “opinas lo mismo que yo y estás conmigo, o estás contra mi“), son medios que el insensato utilizará para intentar silenciar a aquellos que aspiran a construir un entorno mejor. Son en definitiva diversas formas de añoranza del totalitarismo ideológico, del fundamentalismo de otros tiempos que, lamentablemente, no son tan lejanos.

En la diversidad de opiniones, en el diálogo, en el debate sensato, se encuentra la grandeza del progreso.

Diapositiva1

Nunca digas “nunca jamás”.

(Dicho popular)

C: Escuche podría …..?

E: NO

C: Pero es que …

E: Que NO!

C: Me gustaría opinar sobre ….

E: Ni Hablar !

C: Tal vez participar en la decisión  de …..

E: NO! NUNCA!

C: Pero ……

E: NO, NO y que NO !

C: (Estúpido, tu morirás pero la voluntad colectiva siempre te sobrevivirá!)

Unknown

Libertad es la oportunidad de elegir.

Si esto es así en todas las facetas de nuestras vidas: como personas, como ciudadanos, como consumidores, como clientes, como proveedores, como empleados, como empleadores, etc.

Entonces ¿porqué algunos le tienen tanta fobia, la temen, la censuran y hasta la niegan?