Archivos para las entradas con etiqueta: información

Unknown

“The economy consists in knowing how to spend and the saving in knowing how to save.”

(Orison Swett Marden.)

Foreword:

https://www.linkedin.com/pulse/spanish-public-debt-news-from-god-jose-gefaell/?published=t

Epiloque:

Do they (politicians) tell us the whole truth about the economic and financial situation in Spain?

Answer: Rather not. Or rather nothing.

And then, what to do? Well, be very, very realistic when watching the economy of our family and our company. Since, despite all the hypotheses and precautions that we can take, there are unscrupulous characters (read politicians) who will not hesitate to lie ten, one hundred, a thousand times to try to mask the situation convinced that the average population does not whole that the movie is going.

So we must be critical of the information presented to us and we must contrast that information with sources that we consider reliable. Our progress will depend on it, whether as individuals, families, companies or country.

Good luck !!

Anuncios

Unknown-2

“El proceso mediante el cual los bancos crean dinero, es tan simple, que la mente lo rechaza.

(John Kenneth Galbraith)

Un nuevo concepto: Open Banking, mediante el cual mis, nuestros, datos personales bancarios y financieros van a subasta. No lo duden.

¿Qué es “Open Banking“? Es un sistema que proporciona a un usuario (terceras empresas) acceder a las bases de datos de clientes de las instituciones financieras (bancos y empresas del sector financiero) mediante APIs (Application Programming Interfaces) que proporcionan las propias entidades financieras. Sistema que se basa en un estándar internacional que define la forma en la que los datos de los perfiles de los clientes de un banco se crean, se comparten y se acceden, de tal forma que esas informaciones sean accesibles por terceros.

Sin ninguna duda los datos de los clientes de un banco constituyen un activo importantísimo y son fuente de una clara ventaja competitiva. Y las entidades financieras, y multitud de empresas y start up’s, se están apresurando a entrar en este “nuevo negocio” del mercadeo de “mi perfil bancario y financiero” con la excusa de ofrecerme con rapidez y prontitud productos y servicios basados en el análisis de mi perfil. De hecho un banco español ya ha empezado a comercializar esas APIs (ver más información al final).

Veamos unos ejemplos:

  • Me registro en un hotel mediante mi móvil y mi banco mediante Open Banking le facilita al establecimiento mi número de cuenta bancaria, el de mi tarjeta de crédito o mi DNI digitalizado.
  • Acabo de pagar mediante tarjeta de crédito un billete de avión a Paris e inmediatamente una aseguradora me ofrece un seguro de viaje gracias a la información que mi banco le ha facilitado vía Open Banking.
  • En un concesionario de automóviles solicito información acerca de la compra a crédito un nuevo modelo, y el vendedor comprueba que tengo un préstamo preconcedido con mi banco a un interés preferencial. Información que ha conseguido gracias a que mediante Open Banking ha accedido a mis datos bancarios.
  • Tengo un pequeño negocio y mis proveedores pueden acceder, vía Open Banking, al extracto de mis cuentas bancarias para comprobar si he hecho las transferencias pactadas.

De hecho la idea de Open Banking no es nueva. Empresas como Facebook y Google permiten a los usuarios que den permiso a ciertas compañías para el acceso a sus perfiles.

Pero con todo subyacen unas cuestiones muy importantes: ¿Qué sucede con mi privacidad? ¿Qué sucede con la confidencialidad de tan importantes informaciones personales? ¿Cuál es la cobertura jurídica tanto nacional como internacional acerca de ello?

Y la más importante, “The million dollar question”: ¿yo/nosotros que soy/somos fuente de tan preciada información, qué gano/ganamos con el mercadeo de nuestros datos?

Cuestiones que, mucho me temo, hoy por hoy no tienen una respuesta clara.

Más información:

https://theodi.org/open-banking-standard

https://www.bbvaapimarket.com/products

Unknown

4.3.791510301_LaVanguardia_20170826_CAS_CAT

“Europa se convierte en una colonia del Islam. Parece que en los regímenes democráticos se puede decir todo menos la verdad, porque la verdad atemoriza.”

(Oriana Fallaci)

“Un día millones de hombres abandonarán el hemisferio sur para irrumpir en el hemisferio norte. Y no lo harán precisamente como amigos, pues irrumpirán para conquistarlo. Y lo conquistarán poblándolo con sus hijos. Será el vientre de nuestras mujeres el que nos dé la victoria”. Estas palabras fueron pronunciadas por Houari Boumédiène (también conocido como Houari Bumedian), presidente de Argelia, en la sesión de la Asamblea de la Naciones Unidas en 1974.

El sacerdote y teólogo D. Manuel Guerra en su publicación “Modernizar el Islam o islamizar la modernidad” indica que para imponer el imperio de la ley islámica existen dos modos: uno violento, la yihad de los yihadistas, y uno pacífico, que son las migraciones masivas y la pérdida de la unidad cristiana de Europa.

Dicho en otras palabras, emular lo que los virus, las infecciones, el cáncer, hacen para destruir el organismo humano. Una invasión silenciosa hasta destruir los órganos vitales de aquel cuerpo al que quieren poseer y destruir.

¿Puede un cachorro humano de cinco años recitar el Corán y negar el saludo y el contacto físico a niños de sexo opuesto? ¿Puede un cachorro humano de cinco años manifestar odio frente a otro cachorro y tratarle de “infiel”? ¿Puede un cachorro humano de cinco años instar a otros compañeros musulmanes a no jugar con los “infieles”?

Muchas dudas y sombras planean, queramos o no, sobre nuestra sociedad y por ende sobre nuestras organizaciones y empresas. Si de verdad deseamos conservar ese modelo social y esos valores que tanto nos ha costado construir algunas estrategias deberemos definir y algunas acciones deberemos emprender aunque en alguna ocasión sean dolorosas.

Apreciados lectores, este post sólo pretende invitar a la reflexión personal e individual. Y luego allá cada uno con su conciencia y sus conclusiones.

 

Más información:

“La rabia y el orgullo”. Oriana Fallaci. 2015. Edita Ensayo-La Esfera.

https://gaceta.es/noticias/islamizacion-europa-sera-vientre-mujeres-victoria-26102016-1853/

http://www.lavanguardia.com/internacional/20170824/43766346820/colegio-flandes-radicalizacion-islamista-preescolar.html

http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20170826/43801627080/salafismo-en-el-parvulario.html

https://infovaticana.com/2016/10/20/modernizar-islam-islamizar-la-modernidad/

 

Unknown-1Unknown.png

“Es bueno que la gente no conozca el sistema bancario y monetario, si no habría una revolución mañana por la mañana.”

(Henry Ford)

A pesar de la frase anterior, creo que todos debemos colaborar en la divulgación del conocimiento de los sistemas financiero, monetario y bancario. De esta forma contribuiremos a la salubridad e higiene de dichos sistemas y a la regeneración de las legiones de políticos que desinforman y levantan cortinas de humo para evitar que sus conciudadanos dispongan de criterio fundamentado.

Dicho esto, acabamos de conocer (Marzo del 2017) la intención, por parte de las autoridades económicas españolas, de fusionar Bankia y BMN (mediante la adquisición de la segunda por la primera). Pero ¿quienes son Bankia y BMN?

En julio de 2010, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante (Bancaja), Caja Insular de Ahorros de Canarias, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ávila, Caixa d’Estalvis Laietana, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia y Caja de Ahorros de la Rioja suscribieron un Contrato de Integración para la constitución de un Grupo Contractual configurado como un Sistema Institucional de Protección (SIP). En diciembre de 2010 se creó la Sociedad Central del SIP bajo el nombre de Banco Financiero y de Ahorros, S.A. (BFA), constituyéndose como sociedad cabecera del mencionado SIP y matriz del Grupo Banco Financiero y de Ahorros en el que se integraron las Cajas y el resto de sus entidades filiales. Desde enero de 2011 Bankia, S.A. es una entidad perteneciente al Grupo Banco Financiero y de Ahorros y, a su vez, es la entidad cabecera de un grupo económico (Grupo Bankia).

Por su parte, Banco Mare Nostrum (BMN) es un banco también nacido en 2010, mediante la misma fórmula de SIP, que aunaba el negocio financiero de cuatro cajas de ahorros: Caja Murcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra.

Consideración inmediata: se trata de dos entidades bancarias rescatadas con dinero público.

La primera pregunta que surge ahora es ¿porqué incentivar ahora esa fusión si la intención era la venta de BMN? La respuesta es sencilla: nadie, en sus cabales, puja por una entidad en el estado en que se encuentra BMN y con sus especiales características.

La segunda pregunta que aparece es: ¿si se trata de dos entidades rescatadas, cuanto dinero  deben a los bolsillos de los sufridos ciudadanos? Respuesta: pues la primera entidad, Bankia, nos debe aproximadamente 22.400 millones de euros y la segunda, BMN, nos adeuda 1.600 millones de euros. Es decir que la deuda total con los ciudadanos asciende a 24.000 millones de euros (céntimo más céntimo menos). Cabe decir que durante los siete años transcurridos hasta la fecha de hoy sólo se ha devuelto 1.800 millones. Un 7,5% de la deuda, ¿ridículo no?

Y si para colmo, añadimos a aquella cifra el coste aproximado (60.000 millones de euros) que para nuestros bolsillos están teniendo los muchos episodios de corrupción en España, todo ello me hace reafirmar que es urgente divulgar los conocimientos con el fin de conseguir una ciudadania instruida y con criterio fundamentado.

 

unknown

Una pauta para que enseñanza y escuela puedan responder a las realidades de la sociedad poscapitalista es que tienen que imbuir a los alumnos de todos los niveles y todas las edades la motivación para aprender y la disciplina de una instrucción continuada.

(Peter F. Drucker)

Un buen amigo me remite unos comentarios sobre el impacto en nuestra sociedad de la cuarta revolución industrial. Comentarios que comparto y reproduzco con su permiso:

“Ahora hablamos de industria 4.0 o de la cuarta revolución industrial. Hagamos un pequeño repaso: la primera revolución industrial fue la máquina de vapor; la segunda la de la producción en cadena, simbolizada por la producción del automóvil Ford T; la tercera fue la  de los ordenadores y los robots; y la cuarta es la de la combinación de ciertos artilugios físicos (hardware) con software inteligente y que tiene como algunos de sus componentes la fabricación aditiva, el Cloud, el Big Data, el IoT (Internet of Things), los wereables, la ciberseguridad, la realidad aumentada, la Internet industrial o los robots autónomos.

Según Markus Lorenz (Partner & Managing Director of BGC in Munich) en Alemania se perderán 600.000 puestos de trabajo durante los próximos diez años debido precisamente a la cuarta revolución industrial. Pero ésta, por su parte, generará un millón de nuevos puestos de trabajo. La pregunta que se desprende es ¿si no tenemos las habilidades suficientes para subirnos al carro de esa revolución, tendremos alguna  oportunidad? Y aquí Lorenz es relativamente optimista. De la misma forma que los avances en el software han hecho que hasta un niño pueda manejar un iPad, él cree que las tecnologías harán posible que trabajos muy sofisticados puedan ser llevados a cabo por personal que no disponga de una gran formación. Y pone como ejemplo el poder reparar un helicóptero a kilómetros de distancia gracias a que, con un casco de realidad virtual, un sistema experto (humano o artificial) puede guiar al operario en los pasos precisos a dar.”

Con todo, mi amigo y yo, continuamos pensando que la educación, y su adecuación a estos cambios en la sociedad, será clave si queremos evitar los desequilibrios que esa cuarta revolución industrial va a acarrear. Y, a la vista de los intereses de los responsables de la estrategia educativa en España, no parece que los politicuchos de turno estén por la labor.

Fuente: “Industry 4.0: how intelligent machines will transform everything we know”, Markus Lorenz ( https://www.youtube.com/watch?v=uBZmJOHIN8E&feature=youtu.be ).

Unknown-1Unknown

“La información de hoy es el arma del mañana.”

(Anónimo)

El Partido Comunista Chino ha solicitado a la empresa China Electronics Technology Group, el mayor proveedor de soluciones para la defensa del estado,  el desarrollo de un software que permita cotejar datos de sus ciudadanos (ocupación laboral, hobbies, hábitos de consumo y otros patrones de comportamiento ordinario) con el objetivo de “poder predecir actos terroristas antes de que éstos puedan ocurrir”. Se trata de un proyecto sin precedentes en el que la privacidad de las personas y sus derechos civiles estarían en claro entredicho. Aún más cuando dicho proyecto aprovecha la vasta red de informadores de que dispone el Partido, en los barrios y en los pueblos, para obtener información de sus habitantes acerca de la “planificación familiar” o de conductas “poco ortodoxas”.

Desde la era de Mao, el gobierno chino ha custodiado un archivo secreto, llamado dang’an, sobre los ciudadanos. Ese archivo contiene expedientes escolares y universitarios, información sanitaria, permisos de trabajo, evaluaciones personales y otra mucha información que en otros países serian considerada como privada y confidencial. Es mediante la correlación de esas informaciones que se determina cuando un ciudadano es, por ejemplo, candidato a una promoción o se le puede conceder un permiso de residencia en una ciudad. Es más, se está construyendo una base de datos a nivel nacional con el objetivo de clasificar a los ciudadanos en función de su “integridad personal”.

Y por si fuera poco, la nueva ley antiterrorista china permite a las autoridades acceder a informaciones bancarias, llamadas telefónicas, usos particulares de internet y redes sociales y también a imágenes de las cámaras instaladas en calles, oficinas, centros comerciales. Con lo que es muy fácil construir perfiles de los ciudadanos. Entre las empresas que ya brindan su colaboración en el tema se encuentran Baidu, el buscador lider en China; Tencent, el operador de la popular app de mensajería WeChat; o Sina, el mayor portal chino sobre información y entretenimiento que también posee Weibo el gran portal de microblogging.

No está claro que tal proyecto pueda llegar a predecir la ocurrencia de actos terroristas entre otras cosas porque, por la otra parte, no existe suficiente información acerca de actividades terroristas que permita crear modelos fiables de dichos actos. Pero lo que si está claro es el poder que confiere semejante almacenamiento de información y la cantidad de “subproductos” que, con facilidad, se nos pueden ocurrir.

En cualquier caso el tema ahí está e ilustra que no todo se ha visto y escrito sobre el “high-tech Big Data Brother”.

Fuente: Bloomberg BusinessWeek (March, 13, 2016).