Archivos para las entradas con etiqueta: investigación

Unknown-3

“Hacer la cosa correcta es algo más importante que hacer algo correctamente”

(Peter F. Drucker)

Una buen amigo me pregunta ¿Cúales crees que son los mejores negocios? A lo que respondo, pues en mi opinión aquellos que generan ingresos recurrentes. Es decir, aquellos en los que el cliente debe volver a pagar por que ya ha consumido el bien/servicio por el que pagó con anterioridad. Elementos tales como un caramelo de palo, un litro de gasolina, 1 Gb de Internet, minutos de móvil, el peaje de una autopista, una canción o una película en streaming, por poner unos pocos ejemplos. A modo de ampliación de estos ejemplos, un profesional de la compañía Telefónica me comento un día: amigo Javier nuestro negocio son los “pasos de contador” (cuando la utilización de la telefonía fija y el fax era mucho mayor que en la actualidad  y la tecnología de transmisión era el par trenzado de cobre). También el Director de Operaciones de una concesionaria de autopistas me comentaba hace ya unos años: nuestra empresa es una hucha de 500 km de longitud. Por el simil de cuando el peaje se podia pagar en monedas que echavamos en una suerte de cesta situada en el punto de peaje. Es decir, a más conversaciones telefónicas y más kilómetros de autopista recorridos mayores ingresos. Y si alguien duda del acierto de esos negocios sólo necesita echar un vistazo a la cartera de participaciones del holding inversor Criteria (Cellnex, Naturgy, Telefónica, Suez, Saba, entre otras). O a la cartera de Berksire Hathaway de Warren Buffet (Apple, Coca Cola, Bank of America, Kraft Heinz, entre otras).

Detrás de todos esos ejemplos de bienes y servicios hay centenares de puestos de trabajo estable, millones de euros de inversión en producción, mantenimiento, I+D+i. Se trata en definitiva de la economía productiva.

Si eso es así, ¿porqué España se empeña en fomentar el “negocio del ladrillo” que no genera ingresos recurrentes y en el que los únicos que se bebefician son los promotores inmobiliarios y los intermediarios comisionistas? ¿Porqué España abandona al sector industrial? ¿Porqué España se empeña en ser un lugar de servicios de poco valor añadido, servicios supeditados a una industria, la turística, que se encuentra siempre en el va y ven de externalidades que nunca se controlan atrayendo al “turismo basura”? Si me permite el lector la expresión. En lugar de fomentar el turismo de convenciones y congresos, el turismo cultural o el de alto poder adquisitivo. Y, por otra parte, construir un tejido industrial innovador y potente.

Tal vez la respuesta haya que buscarla en las estadísticas. España es el quinto país de la UE que menos invierte en educación. Según el último Ranking de Talento Mundial, elaborado por la escuela suiza IMD, los trabajadores españoles están poco motivados y sus habilidades para los idiomas son muy limitadas. En innovación España se sitúa en un más que modesto puesto 29 del Global Innovation Index 2019 (OMPI). En cuanto a I+D+i, mientras la UE aumenta su presupuesto al pasar del 1,84% al 2,03 del PIB, España baja su presupuesto desde el 1,32% al 1,19% del PIB. Y, ciertamente, estos datos se reflejan en la composición del PIB español. Donde la Industria ha pasado del 34% del PIB en 1970 al 12,6% del PIB en nuestros días (año 2019) y el peso de los Servicios ha pasado el 46% al 74%.

Un país se convierte en un país fuerte y próspero gracias a su nivel de productividad, a su nivel industrial, a su nivel de I+D+i y, por supuesto a su nivel educativo. NO LO DEBEMOS OLVIDAR NUNCA.

Como dice el profesor Xavier Ferràs, el mundo se divide en países i bloques. Los first-mover nations y los laggards. Es decir, las naciones líderes tecnológicamente y los rezagados. Los primeros invierten estratégicamente para crear riqueza a partir de su talento interno. Y los segundos simplemente consumen tecnología de otros, regalan sus datos y se precarizan. Mientras, los que tenemos claro el camino a seguir continuaremos trabajando para dejar a nuestros hijos una sociedad mejor de la que nosotros encontramos.

¿Va bien España?

Más información:

https://www.lavanguardia.com/economia/20191116/471636793858/talento-prosperidad-y-crisis.html

https://www.lavanguardia.com/economia/20191119/471741057039/trabajador-espanol-poco-motivado-debil-idiomas.html

 

ZZZZ-840x600

“La tecnología, como el arte, es un ejercicio altísimo de la imaginación humana.”

(Daniel Bell (1919-2011). Profesor emérito de la Universidad de Harvard).

Cada primavera, miles de tiburones blancos comienzan una misteriosa migración de Norte a Sur de la costa oeste de Estados Unidos. Se dirigen directamente a una zona del océano Pacífico del tamaño del estado de Colorado, situada a mitad de camino entre San Diego y Hawai. Una vez allí, permanecen durante meses en lo que los biólogos marinos llaman el White Shark Cafe, nadando y sumergiéndose hasta profundidades de 500 metros. Durante décadas, poco se ha sabido acerca de las causas y del por qué de dicha migración. Pero hoy la tecnología puede llegar a aportar respuestas a esas preguntas.

Ello se debe gracias al primer dron capaz de navegar en aguas abiertas. El primer “saildrone“. Un ingenio no tripulado capaz de navegar de forma autónoma, aunque también puede ser comandado a distancia mediante un smartphone. Este dron marino es el fruto del diseño y construcción por parte de Richard Jenkins, ingeniero, marino, emprendedor y CEO de Saildrone, Inc., compañía que tiene su sede en Alameda (California). El saildrone tiene 8 metros de eslora y un mástil de 5 metros dotado de una vela rígida diseñada para soportar los vientos más violentos. Todo él está pensado y diseñado para afrontar las condiciones de navegación más adversas. Puede navegar a velocidades de entre 3 y 8 nudos. En periodos de pruebas durante el 2013 un saildrone realizó la travesía de las 2.100 millas náuticas (3.890,00 km) que separan San Francisco de Haway en 37 días, convirtiéndose en la primera nave no tripulada en realizar dicha travesía con la única energía que la procurada por el viento y el Sol. Superando olas de 12 metros en el mar de Bering o las interminables encalmadas ecuatoriales.

Hoy en dia el saildrone es una realidad. Equipado con baterías y sofisticados sistemas de proceso y transmisión de información y localización vía satélite, el saildrone está destinado a ser de gran ayuda en investigaciones oceanográficas, de biología marina, meteorológicas o prospecciones petrolíferas y de gas. Aunque es fácil pensar que el abanico de posibilidades de uso puede ser mucho más amplio.

Como señala el profesor Bell, “la tecnología es un ejercicio altísimo de la imaginación humana”.

Más información:

https://www.saildrone.com

https://www.bloomberg.com/news/features/2018-05-15/this-man-is-building-an-armada-of-saildrones-to-conquer-the-ocean

 

 

 

 

 

Unknown-2

“El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene.”
(Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.)

Estos son los 10 puntos que proponen los estudiantes españoles de Harvard para cambiar de arriba abajo España o, al menos, tener una “visión ilusionante, un proyecto para transformar el país de verdad”:

1. España necesita una apuesta clara y decidida por un cambio de modelo productivo que garantice el crecimiento sostenido y la prosperidad de sus ciudadanos.

2. Para lograr ese cambio se necesita apostar decididamente por la investigación y por la ciencia, motores de la sociedad de conocimiento.

3. España necesita un plan estratégico en investigación y desarrollo donde se marquen las líneas de actuación para los próximos 10-15 años, siendo una de las prioridades estratégicas del país.

4. El plan estratégico debe ser integrador aspirando a desarrollar ecosistemas de investigación y emprendimiento geográficamente repartidos por todas las regiones de España.

5. España debe convertirse en un país atractivo para investigar y atraer talento internacional, así como interconectar los centros de investigación y la comunidad científica con las redes de investigación global.

6. Se necesitan agencias de investigación independientes con suficientes recursos que garanticen la implementación del plan estratégico en investigación y desarrollo.

7. Hay que crear una red de centros de investigación independientes y punteros, con recursos suficientes para poder alcanzar el liderazgo en distintas disciplinas en un plazo de 10-15 años.

8. España tiene que llegar a ser líder en porcentaje de dedicación del PIB en actividades de investigación y desarrollo en un plazo de 10-15 años.

9. Los ecosistemas de investigación tienen que promover y fomentar la incorporación de investigación privada, promoviendo la creación y comercialización de ideas y productos y generando empleo y empresas de alto rendimiento.

10. España necesita modernizar su sistema educativo, adaptando y desarrollando el sistema universitario a las necesidades de conocimiento e investigación y emprendimiento.

¿Quienes de nosotros no suscribe esta declaración de principios? Pero apreciados amigos, nuestros conciudadanos en Harvard tal vez por la lejanía en la que se encuentran, no son conscientes de que ese decálogo de deseos es, hoy por hoy, incompatible por completo con la casta política que calienta asientos en el Congreso de los Diputados y en el Senado españoles. Y si alguien lo duda no tiene más que echar una ojeada a los curriculum vitae de sus Señorías. Nuestros conciudadanos en Harvard no se dan cuenta de que el primer deseo a pedir al genio de la lámpara de Aladino es la regeneración absoluta de esa casta a la que, desde 1978 se ha demostrado, le importa un bledo el progreso real de la sociedad. Tal vez por que en un país ilustrado, industrializado y rico la mayoría de esa casta no tendría ninguna oportunidad de supervivencia.

Más información:

https://rcc.harvard.edu/event/public-presentation-harvard-kennedy-school-spanish-caucus

https://www.hks.harvard.edu