Unknown

“El celo normativo merma la capacidad de crear valor”

En Junio de 2017 entrará en vigor la nueva regulación del roaming en Europa. Aunque sea una situación esperada por muchos usuarios, es de temer que vaya a acarrear importantes peligros (económicos) para ellos y para las compañías operadoras de telecomunicaciones.

¿Qué puede suceder? Pues que se puedan producir transferencias de rentas de los países más pobres a los países más ricos. ¿Cómo? Por la existencia de un riesgo, no nulo, de que los operadores de aquellos países que sean receptores netos de roamers entren en pérdidas económicas al prestar servicios a los ciudadanos extranjeros que visiten dichos paires a unos precios mayoristas dictados desde la Unión Europea. ¿Y qué puede pasar si eso ocurre? Fácil respuesta: pues que los operadores afectados tengan la tentación de recuperar los ingresos perdidos mediante el incremento de tarifas a sus clientes domésticos.

¿Qué otros peligros pueden darse? Pues que aparezcan prácticas anormales (¿alegales?) dentro de la Unión Europea para usar tarifas de datos de aquellos países con precios muy bajos y que se usen de forma continuada en otros países, como España, que son receptores masivos de ciudadanos extranjeros/turistas. Y también cabe mencionar el riesgo de que los operadores de países como España pierdan dinero al suministrar el servicio a los turistas procedentes de países más ricos y con mayores niveles de renta, lo cual podría producir una transferencia de renta entre países.

A la vista de todo ello deberemos estar atentos a los posibles aumentos de nuestras tarifas domésticas y a la justificación que se nos ofrezca.

Más información: 

http://www.altran.es/formularios/registro/descargue-el-informe-altran-zero-roaming.html#.WN6A28ccgvw